Suter protagoniza la retirada más fugaz de la historia

Sólo cinco días después de que se anunciase que Suter no seguiría en el Mundial de Moto2 en 2018 por escasa demanda de equipos, se ha conocido que la firma suiza sí estará finalmente el año próximo. Lo hará junto al Forward Racing, en un movimiento que servirá también para preparar la llegada de Triumph como suministrador de motores en 2019.



El pasado viernes os contábamos que, por segunda vez en tres años, Suter decidía retirarse del Mundial de Moto2. La firma suiza exponía que la escasa demanda de equipos que tenían para la próxima temporada no era interesante desde el punto estratégico, y que por ello decidían aparcar su actividad en un campeonato en el que poseen tres títulos de constructores y uno de pilotos junto a Marc Márquez.

El único equipo que iba a correr con Suter en 2018 era el Dynavolt Intact, que horas después de conocerse la marcha de Suter, anunciaba su alianza con Kalex de cara al año que viene. Así las cosas, no iba a quedar rastro del fabricante helvético en Moto2 en 2018, pero sólo cinco días después la situación ha dado un gran giro: Suter sí que estará el año que viene en la categoría intermedia y lo hará con un único equipo, el Forward Racing.

Este miércoles se ha anunciado la unión entre ambas partes, una vinculación que esconde cierto romanticismo, ya que Suter fue la primera marca que llevó el Forward Racing en Moto2, e incluso dieron el salto con ellos a MotoGP en el proyecto que iniciaron en 2012 con las CRT.

Según la nota de prensa del equipo, esta decisión llega porque sus dos nuevos pilotos compararon la Kalex y la Suter en Jerez, y los resultados con el chasis suizo fueron muy satisfactorios. Citamos textualmente: «El ambicioso proyecto comenzó con un primer test muy positivo en Jerez, donde Eric Granado y Stefano Manzi tuvieron la oportunidad de comparar la Kalex 2017 y la Suter MMX2 usada durante el pasado campeonato. Ambos pilotos fueron capaces de marcar tiempos competitivos de inmediato y reconocieron el alto potencial de la moto suiza, lo que llevó a la decisión de correr con Suter la próxima temporada», dice el comunicado, que destaca que el equipo «espera impacientemente la llegada de las nuevas motos de 2018 para empezar a preparar de la mejor forma posible la próxima temporada».

Después de cuatro temporadas junto a Kalex y de que el futuro fue algo incierto para el equipo italiano en lo referente al apartado técnico, la estructura que capitanea Giovanni Cuzari ha decidido volver a sus orígenes para estar de nuevo con Suter en algo que se antoja más bien como un movimiento estratégico de cara a 2019, año en el que cambiará el suministrador único de motores de Moto2, que pasará a ser Triumph. De hecho, en el propio comunicado del Forward Racing se especifica que no sólo se trata de una colaboración para que Suter suministre material al equipo en 2018, sino que se realizará un interesante programa de pruebas para empezar a preparar el 2019.

Así las cosas, finalmente Suter se queda en el Mundial y tendrá la oportunidad de trabajar estrechamente con un equipo con mucha experiencia en la categoría para empezar a preparar el desarrollo del chasis de cara a 2019, puesto que el desembarco de Triumph promete ser una auténtica revolución en Moto2.