Suter puede “robarle” tres equipos a Kalex

Después de un año en el dique seco, el fabricante suizo regresa al Mundial de Moto2 con una apuesta firme con la que quiere frenar el constante dominio de Kalex en la categoría intermedia.



La vuelta de Suter al Mundial de Moto2 es un hecho. La nueva MMX2 que ha desarrollado el fabricante suizo ha generado buenas impresiones y ha provocado que varios equipos confíen en este chasis de cara a la próxima temporada.

Tras renunciar a Moto2 a finales del año pasado, Suter sólo ha tenido presencia en 2016 durante la primera parte de temporada junto al JPMoto Malaysia -equipo que se fue del campeonato tras las seis primeras carreras- y con un wild card que hizo Anthony West en Brno con una moto de 2013, consiguiendo la décima posición bajo la lluvia y logrando los únicos puntos que Suter tiene esta temporada en Moto2.

Pero salvo estas esporádicas apariciones sin apoyo de la marca, el bagaje de Suter en Moto2 2016 es nulo, aunque desde la retaguardia han estado trabajando para regresar. La firma suiza volverá a implicarse en el Mundial de Moto2 en 2017 y lo hará con aspiraciones serias. Suter no quiere ser una mera comparsa en una categoría que Kalex domina con mano de hierro y ha conseguido “robarle” dos equipos a los alemanes, con posibilidades de conseguir un tercer cliente, a los que dotarán con la nueva MMX2.

Moto2 - Motorbike Magazine

Hace dos semanas se hizo oficial que el Dynavolt Intact -Sandro Cortese y Marcel Schrotter como pilotos- era el primer equipo que confiaba en Suter para 2017 y este miércoles se ha confirmado que el Leopard Racing -Danny Kent y Dominique Aegerter- también equipará este chasis. Entre medias de ambos anuncios, Jonas Folger probó en Valencia la Suter MMX2 y extrajo buenas conclusiones de su toma de contacto con esta moto.

Por si fuera poco, se espera que el equipo Italtrans sea el próximo en dar el paso y deje atrás su relación con Kalex para dar una Suter MMX2 a Andrea Locatelli y Mattia Pasini, sus pilotos a partir del próximo año. Esto reduciría en ocho motos el monopolio de Kalex, ya que a toda esta lista hay que sumar las dos WP-KTM que llevarán Brad Binder y Miguel Oliveira en el equipo Ajo Motorsport y que darán pie al debut de la firma de Mattighofen en Moto2.

Así las cosas, se abre un panorama diferente en Moto2 para 2017, con una mayor presencia de marcas y un regreso potente de Suter, el fabricante de chasis que se llevó el título en 2012 junto a Marc Márquez.