Te explicamos qué son los cartuchos de horquilla y en qué mejoran las suspensiones de tu moto

Hace poco escribimos un artículo sobre la precarga y el hidráulico de las suspensiones de tu moto. Ahora nos centramos en los cartuchos de la horquilla, los grandes olvidados. Son uno de los elementos más importantes de tus suspensiones, que además suponen una mejora muy notable y muy barata para tu moto.


A continuación vamos a hablar de los cartuchos de horquilla, qué son, y lo más importante, qué mejoras pueden ofrecer. Los cartuchos de horquilla son los grandes olvidados, poca gente los conoce, y por lo general suelen ser una modificación que pasa desapercibida a la hora de mejorar el comportamiento de nuestra suspensión, y por tanto, de la moto.

Los cartuchos de horquilla son el corazón y el motor principal del sistema de amortiguación de una barra de suspensión. Se trata de un sistema de valvulado que permite y regla el paso de aceite de una cámara a otra para retener la energía liberada por el muelle (tras sus compresiones y sus extensiones). Este sistema es el que alberga la hidráulica del amortiguador, y todo ello es extraíble en un "cartucho", propiamente dicho, ya sea para modificarlo, repararlo, cambiarlo, etc.

Las fábricas de motos equipan suspensiones con cartuchos relativamente sencillos, que ofrecen un rendimiento aceptable mientras las fuerzas aplicadas en la conducción no sean muy elevadas, o hasta cierto kilometraje/tiempo de uso. El motivo no es otro que el de abaratar costes de producción, un tópico muy recurrido en la fabricación de productos a gran escala. Es por ello que la mayoría de cartuchos de horquilla que encontramos en motos de producción no cubren todas las necesidades de los usuarios, incluso limitan en cierto modo las capacidades dinámicas. Para ello muchas veces recurrimos a mejorar nuestra moto con unos muelles más duros, un aceite más denso... pero nos olvidamos de lo más importante, y no por ello tan caro, los cartuchos de suspensión.

La gracia de un cartucho de horquilla aftermarket reside en la mejora que ofrece por el precio que cuesta. Prácticamente estamos renovando y mejorando el motor que amortigua nuestra suspensión, (incluso en muchos casos nos brinda la posibilidad de realizar reglajes, cuando de serie nuestra horquilla no lo ofrece) sin sustituir la propia barra/horquilla original de la moto. Sería, hasta cierto punto, como si cambiásemos la suspensión delantera, pero por un precio claramente inferior de lo que cuestan unas barras nuevas. Esto es extrapolable a todas las categorías. Un cartucho de horquilla aftermarket es un elemento fabricado a conciencia con tolerancias más ajustadas, que busca el rendimiento y calidad por encima del coste de fabricación. No solo buscamos mejorar el comportamiento dinámico de nuestra moto en un ámbito puramente deportivo, sino también en un sentido más confortable y preciso. Para ello debemos saber qué tipo de cartuchos son los más indicados para nosotros/nuestra moto.

Tipos de cartuchos de horquilla


Los cartuchos de horquilla que podemos encontrar en el mercado para mejorar nuestra moto se dividen en dos tipos:

  • Cartuchos de horquilla no presurizados: la gran mayoría de cartuchos que encontramos en las motos de calle y el más indicado para usuarios que realicen una conducción 80% normal, 20% deportiva. Este es el caso de muchas motos naked y gran mayoría de las motos touring, trail y custom. La mayoría de estas motos vienen con un buen setup de suspensión, pero lejos de la calidad y por tanto rendimiento que puede ofrecer un cartucho aftermarket, que ha sido fabricado expresamente para mejorar su funcionamiento hidráulico. Un usuario de moto naked, o incuso de moto trail puede beneficiarse de una sustancial mejora en el comportamiento de su moto con solo mejorar estos elementos de su suspensión, sin necesidad de instalar amortiguadores o suspensiones de alto rendimiento. Incluso en muchos casos tal y como hemos mencionado anteriormente, obtener la posibilidad de realizar ajustes en el reglaje de tu suspensión, ya que muchos de los cartuchos de horquilla de motos naked/trail y custom no ofrecen esta posibilidad.
  • Cartuchos de horquilla presurizados: estos cartuchos son, a priori, superiores técnicamente hablando al cartucho no presurizado, pero no por ello son siempre los más indicados. El cartucho de horquilla presurizado requiere una conducción diferente. Esto es debido porque el cartucho presurizado te asegura siempre un comportamiento del hidráulico mucho más estable en todo tipo de condiciones. Esto significa que en determinadas situaciones, las fuerzas o el peso aplicado sobre la suspensión ya sea a través del freno o de la posición de conducción (cargando el tren delantero) no es suficiente, por lo que sufriríamos un exceso de resistencia por parte de estos cartuchos de horquilla. Esto resultaría en una conducción menos eficiente e incómoda. Por ese mismo motivo se recomiendan cartuchos de horquilla presurizados para usuarios que vayan a realizar una conducción 80% deportiva, 20% normal (o 100% deportiva), ya que requieren una conducción más agresiva sobre los frenos, con una conducción más radical, etc.

En motos off-road cambia ligeramente el abanico de opciones. Digamos que únicamente se recomiendan cartuchos presurizados debido a los recorridos de horquilla, más largos que en una moto de carretera, y el uso que demanda este usuario (saltos y constantes irregularidades en el terreno).