Pierer: «Siempre están tratando de hacer trampas»

El máximo responsable de KTM fue muy contundente en la presentación del proyecto 2017 de KTM y lanzó un par de pullas a Honda a tenor de lo sucedido en el Dakar 2017 con el repostaje ilegal de varios de los pilotos de la marca del ala dorada.



Stefan Pierer no suele dejar indiferente a nadie en sus declaraciones. Hace unos meses ya saltó a la palestra al cuestionar el fichaje de Jorge Lorenzo por Ducati tras los malos resultados que estaba obteniendo el balear en carreras en mojado, y el pasado lunes atizó con fuerza a Honda durante la presentación del nuevo proyecto de KTM en competición para 2017.

Además de mostrar el orgullo que supone para la marca austriaca llegar a MotoGP y estar presentes en las tres categorías, el líder de la firma naranja no tuvo reparos a la hora de hablar de Honda y de su «odio» hacia ellos cuando se le preguntó por el hecho de estar obligados a llevar motores de la marca nipona en Moto2: «Los motores del Mundial de Moto2 provienen de mi marca más odiada, que es Honda, pero no tenemos ningún problema en llevarlos. Por lo que he oído, Triumph los suministrará después de 2018. El sonido de tres cilindros se podría escuchar bastante bien…», decía, para añadir justo después que para KTM estar en Moto2 «es un paso intermedio entre el de Moto3 y MotoGP» con el que se convierten en una fantástica plataforma de formación con presencia en todas las categorías.

Pierer ahondó más en esa percepción que tiene de Honda, una marca que según el ‘capo’ de KTM «siempre está tratando de hacer trampas». Las últimas rencillas en el Dakar 2017, surgidas por un repostaje ilegal de Honda, han alimentado más una guerra entre fabricantes que ya viene de años atrás con los duelos en Moto3 y la polémica con el límite de revoluciones por minuto -13.500- que según KTM, Honda no cumplió en 2015. «No sé por qué lo hacen, pero al parecer ese es su estilo. Y es por eso por lo que queremos batir a Honda», concluyó Pierer ante una atronadora ovación de muchos de los trabajadores de KTM que se encontraban en la presentación.