El Silence S01 es un scooter eléctrico específico para particulares

El fabricante español abre su primera tienda oficial para particulares en Bareclona donde presenta su scooter eléctrico Silence S01 y un innovador armario intercambiador de baterías que pretende revolucionar la movilidad urbana.


Silence es una marca un tanto desconocida para el usuario final. La empresa con sede en Barcelona ha inaugurado hoy su primera tienda oficial en la ciudad condal. Fabricante de motos eléctricas y baterías, ahora tiene también un espacio dedicado a su nuevo modelo, el Silence S01, el primero dedicado en exclusiva a particulares y con el que espera alcanzar 7000 unidades producidas y 30 millones de euros de facturación al término de 2019.

Silence, dirigida por el fundador Carlos Sotelo, «terminar con las barreras de los puntos de carga». Por este motivo, el departamento de I+D ha diseñado un armario intercambiador de baterías con el objetivo de ofrecer al usuario una batería cargada cuando la necesite. De esta manera, se intenta contentar a los que estamos acostumbrados a la inmediatez de rellenar nuestro depósito de gasolina.

Todas las motos que salen de la planta de producción de Silence en Molins de Rei cuentan con posibilidades de conectividad a través de una app. Esto permite al usuario no necesitar llave para arrancarlo, saber la ubicación, el estado de la batería, la cantidad de CO2 que ha ahorrado gracias a conducir un vehículo eléctrico y en qué punto de la ciudad se encuentra la batería cargada más cercana.

Gracias a la alianza de Silence con Repsol, la marca barcelonesa tiene el objetivo de instalar otros armarios intercambiadores de baterías en algunas gasolineras de la ciudad. Este servicio podrá ser utilizado por flotas (B2B) y particulares de Barcelona. Arranca así un proyecto piloto en el que el cliente compra la moto y hace un renting de la batería. El usuario puede disponer del vehículo a un precio más asequible y, por otro lado, contar siempre con una batería cargada y en buenas condiciones localizables a través de la app.

La compañía ya ha registrado 500 pre-reservas del Silence S01 con unas condiciones de mantenimiento y garantía especiales. Después de conseguir el 60% de cuota de mercado en el segmento B2B, la marca da el salto al B2C con la Silence S01, un vehículo con prestaciones equivalentes a un scooter 125, conectado e inteligente. En este caso, su principal diferenciación está en la batería extraíble de 6 kWh que permite al usuario transportarla y cargarla de forma muy sencilla en cualquier enchufe y saltarse así las barreras del punto de recarga. Silence es el único fabricante español y el segundo europeo que fabrica sus propias baterías. Por otro lado, el usuario puede contar con un árbol solar para cargar la batería de forma sostenible y gratuita y, un inverter de desarrollo propio, un adaptador que, conectado a la batería, permite transformar la energía acumulada y aplicarla para otros fines, como conectar otro dispositivo o salir de fin de semana en caravana sin consumir otra energía que la de la batería.