Shark pondrá a la venta el próximo 15 de febrero una edición limitada de la réplica del casco usado por Jorge Lorenzo en el pasado Gran Premio de Austria, con una agresiva imagen inspirada en un demonio


Las decoraciones especiales de los pilotos en sus cascos suelen destacar por su originalidad, y para los fans suele ser complicado obtenerlas, ya que en muchos casos no se llegan a comercializar. El pasado año, Shark puso a la venta la réplica usada en 2016 en el Gran Premio de Motorland Aragón por Jorge Lorenzo que simulaba un tiburón blanco, con un gran éxito, y ahora anuncia que el próximo 15 de febrero estará en las tiendas la réplica del usado en el Gran Premio de Austria 2017.

El diseño, con un agresivo color rojo y ojos de demonio, se inspira en el cambio de “look” experimentado por Jorge Lorenzo tras su fichaje por Ducati, en el que modificó los logotipos de su dorsal a un doble 9 con cuernos de diablo y añadió a su nombre en el mono el emoji del demonio sonriente. Además, el tono mate del casco refuerza aún más la espectacularidad del diseño.

Para añadir un extra a esta edición limitada, viene con un equipamiento “premium” que incluye una funda de casco de diseño exclusivo, una pantalla extra ahumada “dark smoke”, un pack de gafas Skull Rider “JL99” y pegatinas de los patrocinadores para completar la réplica y dejar el casco lo más fiel al original usado por Lorenzo en Austria. Su precio recomendado será de 749,99 €.

El Shark Race-R Pro es un integral de gama alta que está fabricado en fibra de carbono y aramida, por lo que tiene un peso muy contenido, de tan sólo 1.250 gramos, además de estar diseñado en el túnel del viento para mejorar la aerodinámica y la estabilidad a alta velocidad. En cuanto al confort, su interior es completamente desmontable y lavable y cuenta con pantalla con cierre de seguridad y cierre de la yugular de doble anilla.