Sete Gibernau, nuevo componente del grupo de trabajo de Dani Pedrosa

El entorno de Dani Pedrosa en las carreras cambia totalmente para 2017. Tras anunciar que será representado por la agencia Wasserman Group, el piloto del Repsol Honda también ha desvelado que Sete Gibernau trabajará junto a él este año.




La estrecha relación entre Dani Pedrosa y Sete Gibernau ha propiciado que el expiloto catalán regrese al paddock del Mundial de MotoGP en 2017 para convertirse en una figura importante dentro del equipo de trabajo de Dani. Sete, que estos días está presente en Sepang para asesorar al piloto del Repsol Honda, se mantendrá dentro del staff de Pedrosa, que se renueva para esta temporada.

Dani firmó un contrato con la agencia Wasserman Group, que desde este año se encargará de representarle. Rhys Edwards, quien fuera jefe de prensa de HRC, será ahora quien lidere la representación de Pedrosa a la hora de gestionar patrocinios, intereses comerciales y peticiones de los medios de comunicación.

Además, Pedrosa también se rodeará de Edu Villodre, un hombre con experiencia en el paddock que ya ha trabajado anteriormente con otros pilotos como el caso de Álex Rins. En lo que respecta a Sete Gibernau, el doble subcampeón del mundo de MotoGP -2003 y 2004- será una pieza más en el engranaje del grupo que acompañe a Dani en los Grandes Premios, un entorno que ha variado sobremanera en los últimos años tras el fin a su relación profesional con Alberto Puig.

Según reza el comunicado emitido este lunes por Wasserman, Gibernau espera acompañar a Pedrosa durante varias carreras y test a lo largo del año, siempre y cuando su calendario se lo permita. Presumiblemente, la labor del expiloto catalán será la de asesor de pistacoach– del #26, tratando de aportar su valiosa experiencia para ayudar al de Castellar del Vallés. Esto no hace más que reafirmar la importancia que está cobrando la figura del coach dentro de MotoGP, con otros casos destacados como el de Luca Cadalora con Valentino Rossi o lo que hasta el pasado año hacía Wilco Zeelenberg con Jorge Lorenzo.