Sete Gibernau regresa a la competición

Sete Gibernau volverá a competir. El piloto catalán, subcampeón del mundo de MotoGP en las temporadas 2003 y 2004, ha sido confirmado como uno de los 18 pilotos que formarán parte de la primera parrilla de la historia de la Copa del Mundo de MotoE.


Gibernau, que cumplirá 46 años el próximo 15 de diciembre, será piloto del Pons Racing en la primera temporada de la categoría de eléctricas, un certamen que el año que viene contará con cinco carreras. No será la primera toma de contacto de Sete con el equipo que capitanea Sito Pons, ya que corrió con ellos en 1995 en la categoría de 250cc.

El barcelonés regresará a la competición en 2019, 10 años después de que se retirase por segunda vez. La primera vez que aparcó su actividad en el Campeonato del Mundo fue en 2006 tras su paso por Ducati, y volvió en 2009 con el equipo de Francisco Hernando “El Pocero”, proyecto que llegó a su fin a mitad de temporada.

La última relación que tuvo Gibernau en el paddock de MotoGP fue dentro del entorno de Dani Pedrosa, al que acompañó en los Grandes Premios durante un año y medio entre las temporadas 2017 y 2018.

Sete Gibernau, nuevo piloto del Pons Racing en MotoE: «Desde luego, nunca pensé que volvería a participar en un campeonato de motos desde que me retiré definitivamente. Pero la vida siempre te guarda sorpresas, después de 10 años retirado y sin competir, aquí estoy. Agradezco a Sito la oportunidad que me ha dado al haber insistido tanto hasta convencerme y hacer de este nuevo reto en mi vida una nueva ilusión, trabajaré duro para estar a la altura de la llamada de alguien como Sito. Especialmente me hace una gran ilusión vivir y pilotar esta nueva generación de motos eléctricas y poner mi granito de arena a su desarrollo además de poder decir que habré pilotado las tres generaciones de motos que han pasado por el Campeonato del Mundo de motociclismo. El pasado de los dos tiempos, el presente de las cuatro tiempos y el futuro de las eléctricas».

Sito Pons, jefe de equipo del Pons Racing: «Cuando apareció el nuevo Campeonato del Mundo de MotoE teníamos claro que queríamos estar presentes. Sin duda alguna, las motos eléctricas están destinadas a ser el futuro del motociclismo y poder formar parte desde el inicio nos enorgullece y apasiona. Al ser una categoría completamente nueva teníamos claro que debíamos contar con un piloto experimentado y no veo mejor opción que la de Sete Gibernau para unirse a este proyecto. Se de su capacidad, de su orgullo y de su pundonor. Desde el momento que Sete aceptó el compromiso de participar en el campeonato de MotoE tuve la certeza de que está preparado y dará lo mejor de sí, como ha hecho siempre en su carrera deportiva para luchar por las primeras posiciones. Su experiencia y su capacidad es lo que hace ser la referencia en la categoría. Estoy muy contento por contar con él y con ganas de empezar a trabajar juntos en este nuevo reto»