Claves a la hora de contratar tu primer seguro de moto

El seguro de moto es una de las cosas que más preocupan a los conductores novatos. Te contamos algunas de las claves a la hora de elegir una u otra póliza y los criterios que pueden afectar al precio final.


Si eres un motorista novato, hay muchos interrogantes que te planteas sobre equipamiento, carnet de conducir necesario, tipo de moto más adecuada para mi uso... Muchos de vosotros creéis que empezar contratando un seguro de moto es lo prioritario. Y así es, pero antes de nada, debes tener ciertas consideraciones para elegir bien y obtener no sólo las mejores coberturas y al mejor precio sino las que mejor se adecuan a tu uso.

Vamos a ver las claves y unas cuantas consideraciones que debes tener en cuenta a la hora de contar con la contratación de un seguro de moto:

Edad y antigüedad de carnet


Uno de los criterios que más prevalecen a la hora de establecer el coste de una póliza de seguro de moto es la edad del conductor. Normalmente, cuanto más joven es el conductor, el precio tiende a ser más alto. Ocurre lo mismo con la antigüedad del carnet de conducir. Por eso la fecha de obtención del permiso de conducir es una de las primeras cosas que se te pregunta antes de darte el precio.

Dicho de otra forma, se supone que cuanto más mayor seas, tienes la cabeza 'mejor amueblada' y cuantos más años de carnet tengas, mayor experiencia en la conducción tendrás. Como bien supondrás, no siempre se cumple esta presunción, pero es el criterio habitual utilizado.

El falso 'truco' de poner el seguro a nombre de otra persona


Cada vez ocurre menos, pero sigue habiendo compañías de seguros que directamente no atienden a los conductores menores de una determinada edad. Estos conductores tienen la mala estadística de estar en el grupo con mayor riesgo de tener un accidente, por lo que no se arriesgan a cubrir a un conductor menor de 'X' años.

Algunos creen que poniendo en la póliza como conductor a una persona mayor (padres, hermanos y amigos de mayor edad), podemos regatear esta discriminación. ¡Mucho ojo! Las compañías aseguradoras suelen establecer estos límites de manera clara y explícita, por lo que podrías quedar descubierto en caso de accidente y adquirir toda la responsabilidad civil de los daños provocados.

Existe la posibilidad de que, aunque seas menor de ese límite, puedas estar como segundo conductor, aunque suele encarecer notablemente el precio de la póliza.

Esto nos lleva a aclarar una duda habitual: diferenciar al tomador y al conductor. Pueden ser la misma persona, pero a veces ocurre que el tomador es alguien que firma, paga y es el titular de la póliza del seguro, mientras que la persona cubierta es el conductor descrito claramente en el documento correspondiente. Tampoco hay que confundirlo con el dueño de la moto o el scooter, que puede ser uno de ellos u otra tercera persona.

Cilindrada y potencia


«Cuanto más mejor». A priori, podemos pensar que cuanta mayor cilindrada y potencia, mejor. Sin embargo, debemos pensar que esto conllevará seguramente mayores gastos en consumo, impuestos y, también, en la póliza del seguro. Contemos con este sobrecoste previamente, algo que a lo mejor se convierte en clave para elegir una u otra moto.

En el caso de los conductores noveles con carnet AM de ciclomotor (50 cc), carnet A1 (125 cc) o carnet A2 (35 Kw de potencia), tienen establecidos los límites muy claramente. Pero a lo mejor alguien con el carnet A 'completo' puede optar por una cilindrada más baja para reducir esos gastos, una decisión muy inteligente.

Lugar de residencia


Dentro de las estadísticas que manejan las empresas de seguros de motos está el domicilio del asegurado. Dependiendo de la zona aportada, los seguros tienen datos de accidentes, robos y otras incidencias que pueden afectar para bien o para mal al precio de tu póliza.

¿Qué cobertura necesito?: Terceros, asistencia en carretera, robo, todo riesgo...


Además de la cobertura básica de responsabilidad civil obligatoria para poder circular, los seguros incluyen diferentes coberturas ampliadas. Un motorista novato tiene que tener en cuenta algunas cosas como la asistencia en viaje, algo que creemos muy útil, ya que facilita mucho las cosas en caso de quedarte tirado en carretera en caso de avería. También es interesante valorar la inclusión de los daños personales propios, de pasajero si llevamos habitualmente, o los producidos en la propia moto, o lo que se suele conocer como un 'todo riesgo'. Dependiendo de la moto y del contexto del asegurado, es interesante valorar también la cláusula de robo o la asistencia jurídica en caso de multas y otros conflictos. Las coberturas posibles son infinitas, ya que a veces puedes incluir seguro por incendio, vehículo de sustitución, equipamiento, repatriación...

Con o sin franquicia


¿Qué es la franquicia? Se trata de un concepto que se suele aplicar a los seguros a todo riesgo y se reduce a una cantidad de gasto máximo a la que el conductor debe enfrentarse tras un siniestro. Esto permite que el coste de la póliza sea más barato, pero hay que estudiar las circunstancias en las que tienes que aportar el dinero en caso de accidente y las cantidades para ver si sale a cuenta.

¡Esperamos que tengas más claras algunas de las claves a la hora de elegir un seguro de moto!

Deja un comentario

Volver a la home