Los pilotos se salvan; sin influencia en la clasificación de MotoGP 2020

Yamaha ha sido sancionada por irregularidades en sus motores. Perderá puntos en el Mundial de Constructores y con sus dos estructuras en el Mundial de Equipos, todas ellas correspondientes a la primera carrera de Jerez. Los pilotos se salvan de la sanción.


El Panel de Comisarios de la FIM no ha tardado en emitir su veredicto sobre la sanción a Yamaha sobre las irregularidades en los motores que utilizaron sus cuatro pilotos. Los motores 1 y 2 han sido los propulsores de la discordia y han acabado acarreando con sanciones para Yamaha y para sus dos equipos tanto en el Mundial de Constructores como en el de Equipos, pero no ha habido ninguna penalización para los pilotos de la marca de los diapasones. Por tanto, el 'caso Yamaha' no va a tener ninguna incidencia en la lucha por el título de MotoGP 2020.

Yamaha arrancó la temporada con problemas de motor en las dos carreras de Jerez, lo que acabó con la rotura de Rossi en la primera carrera, la de Morbidelli en la segunda y con un motor desechado por parte de Maverick Viñales.

Como los motores quedan sellados al inicio de temporada, Yamaha pidió a la MSMA (Asociación de Fabricantes y Equipos) poder abrir los propulsores por motivos de seguridad, con tal de subsanar un problema que venía por un defecto en las válvulas. Para dar luz verde a esa modificación, la MSMA tiene que hacerlo por unanimidad y no fue el caso. A Yamaha se le pidió una carta del suministrador de dichas válvulas en las que se confirmase ese defecto de fabricación en las mismas, pero no la hicieron llegar a la MSMA y acabaron retirando su petición.

Sin embargo, se ha descubierto que Yamaha se saltó este protocolo técnico sin tener la aprobación y manipuló los motores estando sellados, por lo que han sido sancionados antes de este GP de Europa. Según el comunicado emitido por Dorna este mismo jueves, «Yamaha Motor Company no respetó el protocolo que se les exige para obtener una aprobación unánime de la MSMA para hacer cambios técnicos».

Los motores 1 y 2 fueron los que generaron la controversia y con ellos Fabio Quartararo, Maverick Viñales y Franco Morbidelli disputaron la primera carrera de Jerez. Quartararo logró 25 puntos (1º), Viñales 20 (2º) y Morbidelli 11 (5º), unos resultados que van a seguir teniendo validez en la clasificación de pilotos, pero no en la de Constructores y Equipos. Habrá sanciones para la marca y sus dos estructuras, pero no para los pilotos. 

El Panel de Comisarios de la FIM ha decidido imponer 50 puntos de sanción a Yamaha en el Mundial de Constructores (el doble de lo que consiguieron en Jerez 1) y también le ha quitado 20 puntos al Monster Energy Yamaha y 37 al Petronas Yamaha en la clasificación de equipos. Por suerte para la marca, el mal es menor y la clasificación de pilotos sigue tal y como estaba, por lo que podrán luchar por el título con Quartararo (2º a 14 puntos), Viñales (3º a 19 puntos) y Morbidelli (4º a 25 puntos).

En el Mundial de Constructores, Ducati pasará a la primera posición y Yamaha descenderá a la tercera, mientras que en el de Equipos el Team Suzuki ECSTAR reforzará su liderato y el Petronas Yamaha SRT perderá bastantes opciones de lograr ese título, quedándose ahora a 44 puntos.

Deja una respuesta

Volver a la home