Nueva forma para las rotondas

En Francia han estrenado una rotonda-cacahuete. Te contamos el porqué de su peculiar diseño y cómo afecta a la soluciona unas intersecciones imperfectas y peligrosas además de mejorar la fluidez del tráfico.


Cuando piensas en una rotonda, se te viene una única figura: una circunferencia. Será de mayor o menor diámetro e incluso contendrá diversos carriles direccionales (como las turbo-rotondas), pero siempre dibuja una trayectoria circular o al menos oval que da poco lugar a la imaginación. Hasta ahora. En la localidad francesa de Nozay han desvelado una rotonda muy peculiar, ya que su diseño tiene forma de cacahuete.

Los autores de esta rotonda-cacahuete razonan que se pueden así conectar carreteras que no están alineadas de la manera más óptima para unirlas por una rotonda circular. Además, indican que su forma invita a los conductores a reducir la velocidad. Tras varios meses en funcionamiento, el ayuntamiento de la ciudad afirma que el resultado de su implantación es muy positiva.

Las carreteras no llegaban a un punto exacto, por lo que la solución a una serie de intersecciones peligrosas era crear esta rotonda alargada con la que además se promueve la fluidez del tráfico.

¿Conoces alguna rotonda peculiar por su forma? ¿Crees que es una buena idea?