«Tengo curiosidad por MotoE, y ahora con Gibernau aún más», dice Rossi

Dani Pedrosa y Valentino Rossi han dado su punto de vista sobre la vuelta a las carreras de Sete Gibernau, que correrá con el Pons Racing en MotoE el próximo año.


El anuncio de la vuelta a la competición de Sete Gibernau, que será piloto de MotoE el próximo año, ha sido una de las grandes noticias de las últimas semanas. El barcelonés regresará a los 46 años y una década después de la que fue su última temporada en activo. La noticia fue una auténtica sorpresa.

Este sábado han sido preguntados por esta vuelta de Sete dos pilotos que le conocen a la perfección: Dani Pedrosa y Valentino Rossi. El primero por haber trabajado estrechamente con Gibernau durante un año y medio y hasta hace sólo unos meses. El segundo, porque fue el gran rival de Sete durante su etapa en MotoGP y sobre todo en las temporadas 2003 y 2004, en las que el español acabó como subcampeón del mundo de la categoría reina.

Preguntado por la vuelta de Sete, Pedrosa ha respondido lo siguiente: «El año que viene le veremos correr, aunque está claro que es un campeonato muy diferente a correr en moto. MotoE es nuevo, no son muchas vueltas y veremos cómo es el primer año. También volverá a ponerse en una parrilla y a ver qué tal le va…», respondía Dani sobre la participación de Gibernau en el certamen de las eléctricas.

Valentino Rossi también ha dado su punto de vista sobre la vuelta de Gibernau: «Sinceramente no me lo esperaba, porque hace mucho que Sete no corre. Pero será interesante, también porque es el comienzo de MotoE y eso también resultará interesante. Hay muchos pilotos italianos jóvenes, como Savadori o Ferrari. También estará María Herrera, estará Sete… Al final será bonito ver aquello. Tengo mucha curiosidad, y ahora con Gibernau todavía más».

Una vez acabada la comparecencia del italiano ante la prensa escrita presente en Valencia, le hemos recordado a Valentino que Sete volverá a competir justo a los 46 años, comentario que ha encajado con una sonrisa y con sentido del humor: «¡Hostia! Bonito número», ha dicho Rossi. Pese a su rivalidad en pista, que llegó a sus cotas más altas a finales de 2004 y en Jerez 2005, tanto Valentino como Gibernau han mantenido después una relación cordial.