Romano Fenati llega a un acuerdo con la FMI

Tras la audiencia del Tribunal Federal de la FMI que ha tenido lugar este lunes, se ha decidido recortar en un tercio la suspensión de la licencia de Romano Fenati.


Este lunes ha tenido lugar en Roma la audiencia en el Tribunal Federal de la FMI referente a la suspensión de Romano Fenati, que había sido sancionado por la Federación Italiana con la retirada de su licencia durante ocho meses tras el incidente que protagonizó con Stefano Manzi, una maniobra antideportiva que dio la vuelta al mundo.

La Federación Internacional de Motociclismo ya le había retirado la licencia al piloto italiano para el resto de la temporada 2018, pero aún quedaba por definir qué pasaba en lo referente a la sanción que la había impuesto la FMI -Federación Italiana de Motociclismo-, ya que ésta le dejaría sin competir hasta mayo del próximo año.

Fenati ha acudido junto a sus abogados a la audiencia que se ha celebrado en el Tribunal Federal de la FMI. En ella, dada la buena actitud que ha mostrado Fenati, su arrepentimiento y la admisión de lo sucedido, se ha llegado a un acuerdo para reducir la sanción en un tercio. Es decir, se pasa de 8 meses a sólo 5 meses y 10 días, tal y como ha corroborado el Fiscal Federal.

El periodo se aplica desde la jornada en la que se decidió la suspensión cautelar, que fue el 11 de septiembre de 2018, dos días después del incidente en Misano. Así las cosas, la suspensión terminará el 21 de febrero de 2019, momento en el cual Fenati podría volver a la competición.

El piloto italiano está totalmente alejado de lo que tiene que ver con la competición. De hecho, según recoge La Gazzetta dello Sport, Fenati ha confirmado que está «trabajando duro en la ferretería, ni siquiera estoy siguiendo las carreras por televisión, ni mucho menos sé cómo fueron en Australia… ahora pensaré con calma una solución para el año que viene», zanjaba el subcampeón del mundo de Moto3 en 2017.