Toma nota de estos consejos

¡No se lo pongas fácil! Te proponemos una serie de rutinas o consejos para evitar el robo de tu moto e incluso una forma de recuperarla en caso de que los ladrones se hayan salido con la suya.


Distinguished Gentleman's Ride 2015 Spain_BarcelonaNo tenemos datos del año 2020. Seguramente, la falta de movilidad, el confinamiento y la incidencia de la pandemia ha hecho que las aseguradoras y otras entidades no hayan realizado estudios sobre las motos que más han llamado la atención a los 'cacos' el año pasado. Sí que podemos saber las motos más robadas en España en 2019, periodo anterior sin Covid-19. En cualquier caso, los robos de motos siguen ocurriendo y con las aperturas de movilidad o el fin del estado de alarma, parece que pueden volver a los niveles a los que, desgraciadamente, estamos acostumbrados.

Como suele ser habitual, el robo de motos afecta a todo tipo de motocicletas y scooter y de todas las cilindradas, pero lógicamente, son las que más se venden las que también se roban más. Los ladrones pueden revenderlas más fácilmente o para comercializar sus piezas por separado de manera totalmente ilegal.

En esta ocasión, vamos a recoger una serie de consejos para evitar el robo de motos y así no llevarte un gran susto:

Antirrobos de moto


Aparques tu moto en la calle, en un garaje comunitario o incluso en uno privado, es casi obligatorio que cuentes con un sistema antirrobo de moto. Los hay de diferentes tipos: de disco, de horquilla, de cadena y articulados, de manillar o anclajes al suelo. Ninguno de ellos es completamente infalible, pero sin duda es una primera barrera que se lo va a poner más difícil al ladrón y va a retrasarle en su execrable labor.

 

Paradas de corta duración


La clave es no confiarte. No importa que vaya a ser una parada corta, 'va a ser sólo un momentito' o en un lugar que sueles transitar. Un breve descuido puede ser suficiente para que el ladrón que está al acecho pueda aprovechar que has bajado la guardia y pueda birlarte tu montura. En estos casos, vale la pena no sólo bloquear la dirección con el clásico sistema propio de la moto sino también perder unos segundos en montar el antirrobo. Si además no pierdes de vista la moto, mucho mejor.

Mejor garaje que la calle


Además de estar más protegida de los ladrones, también se protege mucho más bajo techo de las inclemencias del tiempo o de otras incidencias que pueden ocurrir en plena calle. Además, muchos garajes suelen contar con vigilante o vídeo-vigilancia. Sin embargo, tampoco cabe confiarse y siempre debes utilizar sistemas antirrobo, ya que a veces la privacidad de un garaje puede servir para que los cacos hagan sus fechorías sin la amenaza de que sean descubiertos por absolutamente nadie.

 

 

En la calle, lugares concurridos


En los momentos que aparcamos nuestra moto en la calle, conviene dejarla en un lugar concurrido, donde los ladrones no pueden actuar sin que pasen inadvertidos. Además, es recomendable que lo hagas cerca de una farola o una zona bien iluminada por el mismo motivo, para que cualquiera que pase puede sorprender a los delincuentes en horas nocturnas.

 

 

 

Anclajes a objetos fijos o entre motos


Ya sea bajo techo o en la calle (sobre todo en la calle), es muy útil buscar el anclaje con una cadena o 'pitón' articulada a un objeto fijo al suelo, lo cual entorpece enormemente el objetivo del ladrón. Si vas en grupo, puedes hacer lo mismo enganchando las motos entre sí para dificultar la tarea.

Sin objetos de valor en el baúl o bajo el asiento


Si el delincuente es testigo de que estás dejando algo de valor bajo el asiento o en el baúl, puedes estar llamando la atención de manera inoportuna. Como norma general, no dejes nada de valor dentro del vehículo. Si es inevitable, es una buena práctica guardarlos en una bolsa para no llamar la atención en esos momentos de sacarlos o meterlos en el baúl.

 

 

 

Dispositivos de localización y alarmas. Ejemplo: KOMOBI


A veces, es inevitable y los ladrones acaban por 'llevarse el gato al agua'... ¿Qué puedes hacer? Si has sido precavido, puede ser mucho más fácil recuperar tu moto.

Los sistemas de alarma son habituales desde hace varios años, pero ahora también hay cada vez más propuestas en el mercado de dispositivos para geolocalizar tu moto y saber dónde se encuentra. Uno de los ejemplos más interesantes es KOMOBI, un dispositivo que puedes instalar tú mismo en 5 minutos y que incluye ambas funcionalidades, entre otras.

Esta empresa española ofrece un sistema que combina varias funcionalidades para perseguir el robo de motos. En primer lugar, tiene una doble función de alarma. Puedes elegir la alarma de movimiento, generando la alerta si la moto recibe cualquier golpe o desplazamiento. La segunda es una alarma de área que consiste en que cuando aparcas en exteriores, se crea un perímetro de seguridad, generando una alerta si la moto sale de esta zona. En ambas funciones, la alarma se dispara en tu teléfono móvil gracias a la app instalada. Además, para olvidarte de tener que activar o desactivar estas alarmas, cuentas con un llavero inteligente que desactiva la alarma cuando estás cerca de tu moto.

Por supuesto, si desgraciadamente los cacos se han podido llevar la moto, podrás localizar desde la app dónde se encuentra, incluso en zonas sin cobertura de GPS.

KOMOBI City tiene algunas ventajas como que cuenta con una batería propia, por lo que no es estrictamente necesario que consuma batería de la moto. Esto le permite tener una autonomía de hasta 30 días. Es compatible con cualquier motocicleta y funciona en toda Europa y África.

Aparte, tenemos la opción KOMOBI PRO, con otros servicios que puedes añadir como el registro de datos de competición (ángulos de inclinación, aceleraciones, frenadas, velocidad máxima, tiempo de trayecto, distancias, revivir ruta).

Por si no es suficiente, también se incluye la funcionalidad KOMOBI PHONE, un nuevo servicio que, además de la notificación, realizara tres llamadas al teléfono móvil del usuario, con un margen de un minuto entre cada una de ellas, con el objetivo de avisar al motero de una forma más llamativa, y advertir así de la situación de emergencia que está viviendo su motocicleta.

Deja una respuesta

Volver a la home