Rossi y Viñales apuntan a Márquez como el hombre a batir

Más allá del gran tiempo con el que Marc Márquez ha liderado el inicio de los entrenamientos de pretemporada en Phillip Island, el vuelta a vuelta del de Cervera es lo que más preocupa a la dupla del Movistar Yamaha, que aseguran que han de seguir trabajando para estar a su nivel.




Pese a los problemas de Honda, el rendimiento de Marc Márquez sigue siendo excelente y es una fuerte amenaza para sus rivales. Bien es cierto que en lo que va de pretemporada sólo este miércoles el piloto del Repsol Honda ha liderado la tabla de tiempos, pero en cuanto a ritmo el de Cervera ha estado un paso por delante del resto. Ha sido el que más vueltas ha girado en 1:29 y además ha marcado seis 1:30.0. En Valencia completó una gran secuencia de vueltas, en Sepang realizó un magnífico simulacro de carrera y ha empezado con esta misma dinámica en Phillip Island, donde además ha sido el más rápido.

Aún a vueltas con la electrónica de la Honda RC213V para ajustarla al nuevo motor de 2017, Márquez sigue dando pinceladas de su talento para poner lo que le falta a la moto y esto no pasa desapercibido entre dos de sus rivales más directos, Rossi y Viñales, que destacan el gran ritmo de Marc por encima de la vuelta rápida. Valentino Rossi era muy claro a la hora de hablar de la consistencia del vigente campeón de la categoría reina: «Márquez ha sido claramente el más rápido en términos de ritmo en todos los test; en Valencia, Sepang y ahora aquí. Tenemos que trabajar si queremos estar a su nivel, creo que es el hombre a batir y la referencia. Márquez y Honda están en cabeza en cuanto a ritmo ahora mismo», afirmaba el italiano.

La vuelta rápida de Márquez no preocupa tanto en el seno de Yamaha, ya que Rossi se ha quedado a sólo una décima y Viñales no ha montado un neumático nuevo para rebajar el tiempo. No obstante, el gerundense coincidía con su compañero de equipo a la hora de apuntar a la gran virtud que Márquez está demostrando en esta pretemporada: «En Malasia, Marc hizo un simulacro de carrera espectacular, así que tenemos que mejorar si queremos competir con él. En cuanto a la vuelta, con gomas nuevas y pocos litros haces un vueltón, pero lo importante es el ritmo. Márquez está muy fuerte en cuanto a ritmo, como en Malasia, y tenemos que mejorar. No estoy lejos, pero todavía no estoy del todo contento», decía Maverick.

Los dos últimos días en Phillip Island servirán para ver auténticos simulacros de carrera, en los que quedará más patente el ritmo de los diferentes pilotos. Por el momento, Márquez lleva la voz cantante en este aspecto sin estar del todo cómodo con la nueva RC213V, y sus rivales están alerta para intentar igualar al piloto del Repsol Honda.