Rainey rodó por segunda vez tras el accidente de Misano en 1993

Wayne Rainey, Kenny Roberts, Eddie Lawson y Takuma Aoki rodaron en Suzuka durante el festival "Sound of Engine 2019" que se celebró en el trazado nipón.


La última edición del clásico Suzuka Sound of Engine nos ha dejado varias imágenes para el recuerdo. Esta reunión anual que se celebra en el trazado japonés ha tenido en la edición de 2019 una de las más especiales que se recuerdan.

Pilotos y expilotos de motociclismo y F1 suelen reunirse en este evento para deleitar al público japonés al volver a rodar con auténticas joyas históricas de las dos y las cuatro ruedas. En lo referente a las motos, este año había preparada una gran sorpresa, la de reunir a leyendas como Eddie Lawson, Kenny Roberts, Wayne Rainey y Takuma Aoki para que volvieran a rodar juntos en pista.

En el caso de Rainey y Aoki, esta reunión en Suzuka tienen aún un aroma más especial, ya que ambos quedaron gravemente lesionados tras sendos accidentes en 1993 y 1998, respectivamente. Rainey quedo parapléjico tras una caída durante la carrera de 500cc en Misano '93, mientras que cinco años después Aoki también se quedó paralítico de cintura para abajo tras un accidente en el circuito de Tochigi.

Para ambos, el 2019 ha sido el año de volver a rodar con una moto por primera vez tras dichos accidentes. Aoki lo hizo en Suzuka el pasado mes de julio, mientras que el legendario Rainey volvió a pilotar recientemente en Estados Unidos, más de 26 años después de la caída de Misano.

Aquel emotivo momento tuvo continuidad el pasado fin de semana en el Suzuka Sound of Engine, en el que se reunieron con dos enormes campeones como Eddie Lawson (cuatro veces campeón de 500cc en 1984, 1986, 1988 y 1989), y con Kenny Roberts (tres veces campeón de 500cc en 1978, 1979 y 1980). Rainey y Roberts se subieron a sendas Yamaha YZF-R1, mientras que Lawson pilotó una Honda CBR1000 y Aoki un prototipo de MotoGP adaptado a sus condiciones físicas.

Las imágenes de los cuatro juntos son auténtico caviar: