De récord: Ducati Monster S4RS x 2

Mark Bjorklund es el artífice y el piloto que ha ideado esta máquina de récords de velocidad que se basa en dos motores de Ducati Monster S4RS de 2007 sin preparar, pero que han servido para hacer récord y entrar en el club de las 200 millas por hora.



Hay un virus llamado ‘velocidad’, fácil de contraer en el lago salado de Bonneville. Desde hace cinco años, Mark Bjorklund ha ido ‘agravando’ su estado. Primero consiguió un un récord de velocidad en una máquina de 1000 cc (267,73 km/h), basada en motor de Ducati Monster S4RS. Pero cuando ya pensaba en hacer una nueva moto, pensó «¿y si pongo dos motores Ducati juntos?». El objetivo sería así conseguir el récord de la categoría 2000 cc A-AG. Mark construyó una base sobre la que acoplar los dos motores bicilíndricos en V de 128 cv con nuevos soportes y nuevos refuerzos soldados por toda la estructura y valoró una distancia entre ejes de 3,35 m.

Tras algunas pruebas, consiguió llegar a los 329 km/h, ingresando así en el exclusivo ‘club de las 200 millas por hora’ (más de 321 km/h). Ya son raros de ver los motores Ducati en el lago salado, pero más extraño es ver dos… ¡y juntos! Dos Ducati Monster S4RS de 2007 son las donantes de sus bicilíndricos en V desmodrómicos para hacer capaz al humilde Mark Bjorklund de romper récords. Después de mucho trabajo y muchas horas de probar y pensar ingeniosas soluciones para hacer una máquina ganadora.

Todo surge en 2006 cuando él y su hermano se enamoraron de la Ducati Monster S4RS y decidieron comprarse una cada uno. Pasados los años surgió la idea de alcanzar y superar las 200 millas por hora y si sería posible con los dos motores. A su hermano le pareció una idea excelente, así que arrancaron el proyecto. Había que dedicar mucho tiempo a la parte estructural y contar con número doble de componentes.

En 2014 llegaron al terreno de Bonneville sin haber probado la nueva bala, sólo en unos 30 metros donde comprobaron que no se cayó al suelo antes de enviarla en un trailer al lago salado. El récord en ese momento estaba en 255,88 km/h en la categoría. Una vez en el desierto, Mark lo primero que quiso fue hacer una prueba, aunque fuera a poca velocidad. Todo parecía ir bien y al volver, le marcaron que ya había superado el récord alcanzando 271 km/h, sólo en su primera pasada. Durante los cinco días sucesivos fueron haciendo intentos y acabaron por dejar el record en 307 y 317 km/h, lo que se quedó en una media de 310 km/h. Contento por romper el récord pero no al todavía quedarse por debajo de las 200 mph (321 km/h)…

En 2015 lo quisieron volver a intentar, pero las condiciones meteorológicas no les permitieron intentarlo. Sin embargo, en 2016 sí que pudo cumplir su sueño alcanzando por fin la cifra de 329 km/h. Para poner la cifra en perspectiva, podemos valorar que el récord oficial de un motor cuatro cilindros de 2000 cc está en 338 km/h (Suzuki Hayabusa en 2012) mientras que con motor bicilíndrico está en 284 km/h (Harley-Davidson VRSCR V-Rod en 2013). Sin embargo, Bjorklund no cuenta con licencia y el récord no es oficial.

Mark asegura que ambos motores Ducati están tal y como salieron de fábrica sin ningún tipo de preparación… ¡Impresionante!