Los retos están para cumplirlos y, cuanto más difíciles, mejor. El periodista Valerio Boni completó 615 vueltas al antiguo Autódromo de Sitges-Terramar en Cataluña conduciendo una Vespa 50 Special de 1979 (restaurada en 2015) de 3 CV. Así, el nuevo récord queda fijado es de 766.19 millas (1.233,075 km), 189.5 más que la marca anterior establecida por el australiano Mark Brown (2005).

Para eliminar las obligatorias paradas, los repostajes se realizaron en marcha desde otra Vespa. La velocidad máxima de la Vespa se fijó en 55 km/h, 10 km/h más que el límite máximo legal europeo para un ciclomotor.

El logro tuvo lugar el pasado jueves 7 de marzo, y Valerio alcanzó su sexto récord mundial en los últimos tres años. En 1979 ya cubrió 940 km con la misma Vespa y también ostenta récords de mayor distancia en minimoto: "Vi la pista de Terramar por primera vez en 2018 y quedé fascinado. Las losas de hormigón del fondo son muy irregulares, pero dada la velocidad reducida, pensé en correr el riesgo. Debo decir que una parte importante de la elección se debió a los números ‘redondos’: con un scooter de 45 años, una pista que acaba de celebrar un siglo de vida, 55 años desde la primera Vespa 50 Special, 100 años de la planta de Pontedera -donde se construye la Vespa- y mis 65 años".

Cabe recordar que el Autódromo de Terramar es el primer circuito permanente construido en España (tercer oval europeo tras Brooklands y Monza). Inaugurado en octubre de 1923, dejó de usarse en 1955. Está situado en el término municipal de San Pedro de Ribas (Barcelona, España), tiene 2 km de longitud e incluye peraltes de más de 60º de inclinación.