Fernández, Pérez y Sáez debutaron en Valencia

El GP de la Comunidad Valenciana, última cita del Mundial, contó con la presencia de tres jóvenes pilotos españoles que debutaban en la máxima competición dentro de la categoría de Moto3: Raúl Fernández, Vicente Pérez y Dani Sáez, quienes una semana después demostraron todo lo aprendido en el cierre de la temporada del FIM CEV. Te contamos cómo fue la experiencia de los tres en Valencia en una intensa semana llena de contrastes.



Raúl Fernández


El piloto madrileño tuvo la ocasión de debutar en el Mundial para suplir la baja de María Herrera en Valencia, después de que la toledana se fracturase la clavícula derecha tras una caída en Sepang. Raúl Fernández tenía que subirse a la KTM del equipo MH6 en un trazado que ya conocía con creces, un punto a favor para el de San Martín de la Vega. Sin embargo, Raúl sorprendió a propios y extraños con un debut por encima de las expectativas, ya que durante todo el fin de semana se mostró competitivo y en carrera fue un paso más allá, ocupando el top 10 durante un buen número de vueltas y acabando la carrera en 11ª posición.

Consiguió cinco puntos muy valiosos en su estreno mundialista, por lo que su balance al término de la carrera era muy positivo: «No conocía ni la moto ni al equipo, pero me he adaptado muy bien y he estado realmente cómodo. No pensaba que podíamos luchar por posiciones delantera, pero al final hemos terminado, hemos aprendido y no hemos cometido errores, que es lo importante y es con lo que me quedo. He aprendido muchísimas cosas, sobre todo salir a darlo todo desde el primer entrenamiento», nos comentaba tras la carrera.

Esta toma de contacto en el Mundial le hizo llegar en plenas facultades a la última cita del FIM CEV, donde realizó una gran actuación, sobre todo el domingo, consiguiendo la segunda posición en la primera manga y haciéndose con la victoria en la última carrera de la temporada. Se despidió de la temporada de la mejor forma posible, poniendo fin a su etapa en el Team LaGlisse con el tercer puesto en la clasificación general del Mundial Júnior. El gran estado de forma que ha mostrado a final de 2016 le hace afrontar 2017 junto al Team Aspar como el rival a batir en el FIM CEV.

 

Vicente Pérez


El caso de Vicente Pérez fue el más inesperado de los tres, puesto que su debut en el Mundial se gestó con una gran celeridad. La baja de John McPhee hizo que el Peugeot MC SaxoPrint buscase un sustituto y Vicente, un piloto que ha dado sus primeros pasos en el Circuit de Valencia, era el apropiado para esta cubrir esta ausencia: «No me lo esperaba ni yo, ni nadie de mi familia. Al final tuvimos esta grata oportunidad que te la ofrece la vida, en la que pude disfrutar en casa y me lo pasé bastante bien», nos comentaba el de Cullera.

Vicente, acostumbrado en los últimos años a correr en el Campeonato de España y el FIM CEV, encontró bastante cambio a la hora de desembarcar en el Mundial: «Es muy diferente, tanto el ambiente como el nivel. Siempre digo que hay que aprender de todo y quedarse con lo bueno. La carrera tampoco fue un éxito, pero acabé contento. Me esperaba estar más atrás durante el fin de semana, pero estuvimos fuertes. Con lo que me quedo es con que acabé la carrera y aprendí. Las gradas llenas, el pit-lane, la profesionalidad del equipo… todo impresiona», nos aseguraba el piloto Scorpion, marca de cascos con la que trabaja desde hace varias temporadas. Acabó en 23ª posición, por delante incluso de su compañero Albert Arenas, completando un buen estreno.

Después de una temporada con muchos problemas, el paso por el Mundial le dio al joven piloto valenciano un plus de cara a la última cita del FIM CEV, en la que consiguió sus dos mejores resultados del año -7º y 8º- con el Procercasa 42Motorsport.

 

Dani Sáez


La primera aventura mundialista de Dani Sáez fue la primera que se confirmó. El talaverano, que con total determinación hizo las maletas en 2015 para competir en el British Superbike dentro de la categoría de Moto3. El español compaginó el BSB con algunas participaciones en el FIM CEV y le llegó la oportunidad de competir por primera vez en el Mundial, una experiencia muy productiva: «Luchamos contra los mejores del mundo, así que sobre todo tocaba aprender de ellos y mejorar. Al ser la última carrera del campeonato y yo no haber hecho ningún wild-card antes, ellos tenían todo en su sitio y desde el primer minuto van siempre a tope, pero así es como se aprende».

Dani es otro de los pilotos apoyados por el fabricante de cascos Scorpion, una marca que ya ha lucido en alguna ocasión desde lo más alto del podio del BSB. A base de pelear por sus objetivos, se le abrieron las puertas para este wild-card: «Gracias a irme a Inglaterra a competir en estos dos últimos años he tenido la oportunidad de subirme por fin a una moto competitiva como es la KTM y correr una carrera del Mundial, que era uno de mis sueños», nos afirmaba. Acabó 29º y acumuló experiencia de cara a su presencia en la última cita del FIM CEV, también en Valencia, donde sumó su primer punto de la temporada.

Aún no sabe cuál será el siguiente paso en su carrera deportiva, pero a buen seguro seguirá peleando por el objetivo de llegar en el futuro al Mundial como piloto permanente.