Declarado 'no apto' al no tener fuerza en la mano derecha

El rookie Raúl Fernández será baja este fin de semana en el GP de España, en Jerez. El de San Martín de la Vega sufrió un edema óseo en la mano derecha durante la última cita en Portimao. No pudo recuperarse a tiempo y fue declarado 'no apto'.


El estreno de Raúl Fernández en MotoGP está resultando más difícil de lo previsto para el vigente subcampeón de Moto2. El piloto del Red Bull KTM Tech3 causó baja en la carrera de Portimao tras irse al suelo durante la Q1, celebrada en condiciones mixtas, en una «caída estúpida» como el propio Raúl reconocía, y tampoco podrá correr este fin de semana en Jerez.

El de San Martín de la Vega sufrió un edema óseo en la mano derecha el pasado sábado en Portimao y no ha tenido tiempo para recuperarse durante estos últimos seis días.

Ayer pasó revisión médica, en la cual fue declarado 'no apto' ya que no tuvo ni siquiera fuerza en la mano para poder hacer las pruebas que le pidieron los galenos. El piloto madrileño pidió esperar al viernes para ver si se encontraba en mejores condiciones y podía incluso probarse en el FP2, pero no ha sido posible, ya que la lesión no ha progresado lo suficiente.

«He ido al médico y no tenía ni fuerza para hacer las pruebas»


«He ido al médico y, siendo honesto, no tenía ni fuerza para hacer las pruebas. Me han dicho que descartase la opción de correr, pero les he pedido si había alguna posibilidad de probarme mañana (por hoy) para tomar la decisión conjuntamente», expresaba Raúl.

«No tengo nada roto en la mano, pero la tengo muy tocada a nivel de ligamentos y de derrames de líquidos. Estas cosas no son tan dañinas como romperse un hueso, pero sí que son muy lentas de recuperar», añadía.

Aunque no ha sido suficiente como para correr, Fernández reconocía que los progresos de la lesión habían sido buenos estos días: «La evolución ha sido muy positiva, pero lleva mucho tiempo. Cuando tienes derrames de líquidos por dentro sólo lo cura el tiempo y tener paciencia».

El del Tech3 KTM lamentaba no poder disputar la primera carrera de casa en MotoGP, y más en un escenario con tanto encanto como Jerez: «Tenía muchas ganas de correr en Jerez y de volver a ver al público aquí. No me gusta el fútbol, pero correr aquí es como jugar en el Real Madrid y jugar en el Santiago Bernabéu por el ambiente que hay, sobre todo en la zona de Nieto y Peluqui», expresaba.

Deja una respuesta

Volver a la home