«Tengo asumido que no tengo nada que hacer», dice Raúl sobre sus posibilidades

Raúl Fernández considera casi imposible ganar el título de Moto2 en Valencia, una posibilidad que sólo pasa por ganar la carrera y que Gardner acabe por detrás del 13º puesto.


El GP de Valencia pondrá fin a la temporada y resolverá el último título que queda por decidir, el de Moto2. Remy Gardner y Raúl Fernández se jugarán el campeonato en la última carrera, aunque lo cierto es que el australiano tiene todas las de ganar.

Después de su triunfo en Portimao, Gardner llega a Valencia con 23 puntos de ventaja sobre Fernández, por lo que le basta con acabar 13º para certificar el título. Raúl acabó la cita de Portimao muy contrariado, ya que una errónea elección del neumático trasero (puso el blando) fue determinante en carrera y definitivo para sus opciones.

Sólo cuatro días después, Raúl se planta en Valencia asegurando que ve prácticamente imposible ganar el Mundial: «El lunes hice un pequeño reset. Estaba muy enfadado», empieza explicando el de San Martín de la Vega a MOTORBIKE MAGAZINE en el paddock de Valencia.

«Lo primero es que el campeonato no lo perdí en Portugal, lo perdí más en Misano. Portugal era la pequeña esperanza que quedaba para dejarlo bastante más favorable en Valencia, pero hemos perdido muchos puntos», añade. El madrileño no cree que pueda darle la vuelta al Mundial: «Ahora el campeonato no lo tengo en mi cabeza, tengo asumido que no tengo nada que hacer. Voy a salir a ganar, a intentarlo, y si pasa algo que pase. Yo estoy centrado en lo mío y voy a intentar ganar», comenta.

Ahondando en un porcentaje sobre sus opciones, se da un «0,001%» de posibilidades. «Creo que anda por ahí».

Fernández llega con mínimas posibilidades de título en un circuito especial para él, ya que debutó en Valencia en 2016 en el Mundial de Moto3 y allí logró el pasado año su primera victoria en el Mundial. Además, ganó aquí también su primera carrera en el Mundial Júnior (2016) y se proclamó campeón de ese certamen en 2018. Cree que va a ser un gran fin de semana delante de la afición española: «Es el primer circuito en el que gané y el circuito donde debuté. Se junta todo. Aunque no gane el Mundial, va a ser un fin de semana muy bonito».

Le hemos preguntado por la nota que le pone a esta temporada, algo a lo que ha respondido dejando un mensaje algo enigmático: «Creo que es una nota alta, pero a la vez hay cosas que realmente no he llegado a disfrutar del año. Por equis razones ha habido momentos que han sido muy duros y realmente no hemos tenido a nadie detrás para ayudarnos. Hay cosas que en el año si nos hubieran dado más apoyo a mi equipo, creo que lo podríamos haber hecho mejor o haber disfrutado más. Mejor creo que es difícil, pero si hubiéramos tenido una mano que nos hubiera apoyado y arropado, creo que lo hubiéramos hecho un poco mejor».

Por último, revela que no piensa en el test que tendrá la semana que viene con la MotoGP (18 y 19 de noviembre en Jerez), sino que está centrado al 100% en su última carrera en MotoGP: «Si pienso en el test no disfrutaré de la última carrera. Quiero disfrutarla, despedirme del equipo como se merece, dándolo todo como han hecho ellos a lo largo del año, y ya el lunes o martes pensaré más en MotoGP, pero a día de hoy no».

Deja una respuesta

Volver a la home