Randy Mamola será un protagonista del GP de Las Américas

Más allá de lo que pase en pista en el GP de Las Américas 2018, Randy Mamola será uno de los grandes protagonistas de la tercera cita de la temporada. El expiloto estadounidense será nombrado Leyenda de MotoGP y además debutará como comentarista de Movistar en las retransmisiones del campeonato para España.


A las primeras de cambio, no esperen que Randy Mamola hable un castellano fluido en las retransmisiones de Movistar MotoGP. Ni siquiera que comprenda perfectamente todo lo que narre Ernest Riveras o comente Álex Crivillé a su lado. De hecho, en algunos momentos es -y será, al menos durante algunos GGPP- necesaria la intervención de Irene Aneas con su traducción simultánea cuando Mamola no encuentre las palabras para expresarse en español. Tanto es así, que el propio Randy no duda cuando le preguntamos que le resultaba más fácil: si pilotar una 500cc de la década de los 80, una de esas bestias indomables sin control de tracción, o enfrentarse al reto de ser comentarista en castellano en el canal que emite el Mundial de MotoGP en España: «Las 500cc de los 80 eran más fáciles para mí», nos decía hace poco más de un mes en la presentación de Movistar+ para la nueva temporada de motor.

Dicho lo cual, que nadie tenga duda de que Randy Mamola aportará una visión muy interesante a las retransmisiones. El estadounidense tiene ante sí una papeleta importante: es el sustituto en el equipo de comentaristas de Alberto Puig, una de las voces más experimentadas, transparentes y certeras del paddock. El listón está muy alto, pero es indudable lo que puede aportar una persona que lleva toda la vida en el paddock. De hecho, este será su 39º año.

Su principal barrera es el idioma, ya que pese a llevar dos décadas viviendo en España, nunca se había planteado ni se había tomado en serio el hecho de comunicarse en castellano. Sin embargo, basta con compartir unos minutos con él para ver cómo poco a poco se va soltando, aunque le cueste.

Randy fue piloto mundialista durante 12+1 temporadas y dejó huella con su espectacular estilo de pilotaje, pero también por su carisma. Ese último aspecto se ha mantenido intacto durante toda su vida; y es que aun sin haber sido Campeón del Mundo, Mamola es una personalidad que nunca ha pasado desapercibida en el paddock de MotoGP ni fuera de él. Posiblemente, si se hace un sondeo entre aquellos aficionados que no son tan acérrimos a las carreras o que no estén tan ‘puestos’ en la materia, quizá haya muchos más que recuerden bastante más a Mamola que al mismísimo Eddie Lawson -tetracampeón de 500cc-, por poner un ejemplo.

Randy es único, uno de esos tipos que si no existiesen, habría que inventarlos. Capaz de protagonizar la salvada más bestia de la historia en Misano 1985, de hacer diabluras sobre una 500cc que no dejaba de humear el neumático trasero o de acabar cada vuelta en una Ducati biplaza haciendo un invertido con el invitado detrás. También fue comentarista en el pasado, pero para Eurosport y en su idioma nativo. Ahora le tocará hacerlo en castellano y con sólo unos pocos meses de margen de preparación intensa. Ya hay quien le apoda cariñosamente como “el Robinson de las motos”.

«La dificultad es el idioma, pero hay un montón de cosas dentro de mí», dice Randy. «Yo conseguí 13 victorias y 57 podios en el Mundial, compitiendo y luchando contra pilotos de diferentes épocas como Barry Sheene, Kenny Roberts, Wayne Rainey, Eddie Lawson o Freddie Spencer. Ernest dice que este es el quinto año de Movistar MotoGP, pero yo en el primero dentro del proyecto necesito hablar castellano. Ese es mi objetivo, mi trabajo», añade.

Ernest Riveras, director de Movistar MotoGP y jefe de Mamola en esta aventura, apunta que «lo que va a descubrir de él el espectador es una gran pasión por este deporte». Pese a que llega para ocupar el puesto de Alberto Puig, su labor no va a ser reemplazarlo, sino aportar su experiencia con un rol ligeramente diferente: «Yo creo que lo que nos va a aportar Randy, es que en este primer año no quiero que en la carrera sea muy, muy importante; lo que quiero es que luego tras las carreras, en el plató, nos analice mucho las carreras. Eso el año pasado Alberto no lo podía hacer por su trabajo con HRC. Randy los domingos después de la carrera estará en el plató, para explicar la carrera con calma y poco a poco. Hemos buscado intentar complementar lo que no teníamos antes, sabiendo que con Alberto perderemos un montón de cosas y que Randy nos dará otras. No puedes sustituir uno por uno», añadió Riveras tras la puesta de largo de Movistar para este 2018, celebrada el mes pasado en Madrid.

«Cuando Ernest me llamó para esta posibilidad de trabajar en Movistar, le dije que mi español era horrible, pero él me respondió que hace cuatro años era aún peor», apunta el expiloto estadounidense, que tiene la experiencia como principal baza para aportar un punto de vista bastante valioso en las retransmisiones: «Me gustó muchísimo trabajar en Eurosport en inglés, porque para mí es fácil expresarme y contar cosas. Yo corrí durante 13 años en el Mundial, después estuve en el equipo de Roberts y después en televisión. Este es mi 39º año en el paddock, la experiencia es enorme. El problema es poder transferir esta información a español, porque no es mi idioma. Pero cuando me siente en una cabina con mis compañeros, para mí también será más fácil hablar un poco mejor. Este año es muy especial, es otro equipo para mí y además es un gran equipo. Yo sé que calzarme las botas de Alberto Puig es difícil», comenta el californiano.

Un piloto de leyenda


Su estreno en el equipo de comentaristas en Movistar MotoGP coincidirá con un fin de semana muy especial. Y es que Randy Mamola será nombrado como nueva Leyenda de MotoGP en la única cita que se disputa actualmente en suelo estadounidense. El cuatro veces subcampeón del mundo de 500cc entrará en un selecto club compuesto únicamente por 25 pilotos de toda la historia y, pese a no tener el título de la categoría reina, posee muchos argumentos para haber recibido esta denominación de ‘MotoGP Legend’.

Será nombrado leyenda delante de su familia y amigos, y también estará rodeado por gente de un paddock en el que lleva casi cuatro décadas. La gran mayoría reconocen su mérito y se alegran de este premio, aunque también ha habido algún crítico como Johann Zarco que no se mostraba muy convencido por esta designación.

Sea como fuere, seguro que el del GP de Las Américas 2018 será un fin de semana inolvidable para Mamola, la 26ª Leyenda de la historia del campeonato, uno de esos ‘marcianos’ estadounidenses de la década de los 80 que se lleva el premio a toda una vida ligada al Mundial tras dejar su sello en él. Al mismo tiempo, se enfrentará a ese desafío que para él es más complicado que llevar una de esas monturas del “medio litro” que a veces resultaban inconducibles: hablar español delante de las cámaras. Randy Mamola, genio y figura.