Forcada se enteró por Yamaha de la decisión de Viñales

Ramón Forcada ha hablado sobre la decisión de Maverick Viñales de no seguir contando con él el próximo año. Asegura que conoció la noticia porque le informó Yamaha, pero que el piloto no le ha dicho nada al respecto, y no descarta incluso que no acaben la temporada.


La relación profesional entre Ramón Forcada y Maverick Viñales tocará a su fin, a priori, al término de la temporada. El piloto de Rosas ya ha confirmado que no seguirá trabajando con el técnico catalán y que Esteban García, con quien ganó el título de Moto3, será su sustituto.

No obstante, Forcada asegura que Viñales no le ha comunicado nada a él y que la decisión la ha conocido por medio de Yamaha, con quien ahora trabaja para encontrar un nuevo rol dentro de su equipo satélite: «Yamaha me lo confirmó, pero el piloto no. No me ha dicho absolutamente nada, ni una sola palabra. Yamaha me comunicó hace días que había la posibilidad y ahora estamos tratando de buscar una solución con Yamaha. Parece que seguramente continuaré en la marca y puede ser en el equipo satélite, pero las condiciones aún no sé cómo serán, ni el tipo de moto ni de contrato, porque es un equipo nuevo», ha comentado en el micrófono de Movistar MotoGP.

El técnico del Movistar Yamaha desconoce cuáles son las causas de la decisión de Viñales: «Yo no lo sé, eso hay que preguntárselo a él. No he recibido ni una palabra por parte del piloto, ni una queja, ni un mal gesto. Absolutamente nada».

Forcada admite que no ha cambiado nada en la forma de trabajar dentro del equipo y que todo se debe a la decisión del piloto: «Para nosotros, para todos los mecánicos, el equipo ha funcionado siempre igual. En este equipo llevo 11 años y aquí no ha cambiado absolutamente nada. Lo que pasa es que cada piloto tiene sus necesidades o sus deseos. Como el piloto nunca nos ha dicho nada, a nadie, no lo sabemos».

A priori al binomio Viñales-Forcada le quedan 10 carreras por delante, pero el técnico no descarta ni siquiera que dejen de trabajar antes. Pese a todo, el final de este periplo tratarán de llevarlo de la mejor forma posible: «Al final aquí todos somos o intentamos ser profesionales. Hacemos el trabajo igual que antes y la relación es igual que antes. Para mí no hay ninguna diferencia. Yo voy a intentar hacer la moto para ganar hasta la última carrera que esté con él, que no sé cuál será, porque tal y como van las cosas igual es esta. Yo intentaré hacer el trabajo normal, como he hecho toda la vida. Aparte, no sé hacerlo de otra manera, trabajaré igual que siempre».