Ramón Forcada, pieza clave para Rossi y Pedrosa

Ramón Forcada no seguirá junto a Maverick Viñales en 2019, pero el técnico catalán es una pieza codiciada dentro de Yamaha. Valentino Rossi podría ficharle como recambio de Silvano Galbusera, aunque también ha sonado para ser el jefe de mecánicos de Dani Pedrosa si finalmente ficha por el proyecto satélite de Yamaha y Petronas.


Tan interesante como el mercado de pilotos -al que le quedan pocas incógnitas por resolver- se ha puesto ahora el mercado de fichajes de ingenieros en MotoGP. La más que probable ruptura de Maverick Viñales con Ramón Forcada puede desembocar en otro dominó en este aspecto, ya que al experimentado técnico catalán no le faltan ofertas.

Las dos más ‘golosas’ llegan por parte de Yamaha y de dos grandes pilotos como Valentino Rossi y Dani Pedrosa. Según recoge ‘Marca’, Rossi quiere a su lado a Forcada, a quien al parecer ya tentó el año pasado. Forcada, que cuenta con una amplísima trayectoria a sus espaldas tras haber trabajado con pilotos como Álex Crivillé, Álex Barros, Casey Stoner o Jorge Lorenzo, con quien ganó tres títulos mundiales en Yamaha, parece ser muy del agrado de Rossi.

El piloto italiano lleva desde 2014 con su compatriota Silvano Galbusera, a quien fichó del Mundial de Superbike tras poner fin a una andadura de 14 temporadas con Jeremy Burguess. El hecho de que Viñales decida no continuar con Forcada ha abierto de nuevo la puerta a Rossi para poder contar con el técnico, pero no es el único piloto de renombre que quiere a Ramón a su lado.

El otro es Dani Pedrosa, que podría contar con Forcada como jefe técnico si finalmente se materializa su fichaje por el nuevo equipo satélite que Yamaha va a formar junto a Petronas. La web alemana Speedweek va más allá e incluso da por hecho el binomio Pedrosa-Forcada, asegurando que Rossi continuará junto a Galbusera un año más.

Todo este dominó deja en incógnita también el nombre del nuevo técnico de Viñales para ocupar la plaza de Forcada. Se especuló con que el gerundense apostase por José Manuel Cazeaux, quien fuera su jefe de mecánicos en Suzuki, pero parece que los planes del argentino pasan por seguir al lado de Rins en el box de la firma de Hamamatsu.

En lo que respecta a Jorge Lorenzo, pese al interés de llevarse con él a Honda a Cristian Gabarrini, quien además ya fue campeón con la marca del ala dorada junto a Stoner, el mallorquín ya confesó que este movimiento «no es algo que dependa de mí en este caso. El año que viene no tendré el poder de decisión que sí tuve en Ducati y será una cosa que decida mi próximo equipo». En los últimos días la opción que más ha sonado para el balear es la de estar acompañado por Ramón Aurín, quien tiene una vasta experiencia en HRC -fue técnico de Dovizioso y Pedrosa, entre otros- y que actualmente está trabajando junto al japonés Takaaki Nakagami.