Los rivales de Rainey le arroparán en su vuelta a la Yamaha YZR500

Wayne Rainey volverá a subirse a la Yamaha YZR500 29 años después de su accidente y lo hará en el Goodwood Festival of Speed, en el que tendrá unos acompañantes de lujo: Mick Doohan, Kevin Schwantz y Kenny Roberts también se han sumado a la fiesta.


Hace unos meses conocimos el emotivo reencuentro que se va a producir este año en el Goodwood Festival of Speed (23 al 26 de junio), evento en el que Wayne Rainey volverá a subirse a su icónica Yamaha YZR500 29 años después del grave accidente de Misano que le dejó en silla de ruedas.

El tricampeón del mundo de 500cc se pondrá a los mandos de la moto con la que forjó su leyenda entre 1990 y 1992, pero no estará solo: sus dos grandes rivales en el "medio litro", Kevin Schwantz y Mick Doohan, además del legendario Kenny Roberts, le acompañarán en esta emocionante experiencia que vivirá el piloto estadounidense.

No será la primera vez que Rainey vuelve a montar en moto tras su grave accidente: ya lo hizo a lomos de una Yamaha R1 a finales de 2019 y lo repitió una semana después en el festival "Sound of Engine 2019". En aquella ocasión lo hizo también bastante bien acompañado por leyendas como Eddie Lawson y Kenny Roberts, además de Takuma Aoki, piloto que también había quedado postrado en silla de ruedas después un accidente en 1998.

Reunión de leyendas


La confirmación oficial de que Schwantz, Doohan y Roberts acompañarán a Rainey en este evento ha llegado este miércoles, tiñendo al Goodwood Festival of Speed de un aroma si cabe aún más especial.

«Nunca pensé que tendría la oportunidad de volver a poner un pie en una moto de Gran Premio, y tampoco pensé que tendría la oportunidad de compartir pista con Kenny, Mick y Kevin, algo que solo podría ocurrir en el Goodwood Festival of Speed», expresaba Wayne Rainey. Su presencia ha provocado un 'efecto llamada' para los grandes iconos que le acompañarán allí.

Por su parte, Kevin Schwantz recordaba que «el hecho de pilotar una moto de 500cc de Gran Premio junto a Wayne Rainey es algo que ha sustentado toda mi vida. Poder volver a tener esa experiencia, ya que ha pasado mucho tiempo desde que Wayne pudo estar sobre su moto de carreras, va a ser algo increíble para mí».

Mick Doohan, que también fue uno de los mayores rivales de Rainey en los años de los tres títulos del norteamericano, expone que «será un momento muy memorable ver a Wayne de vuelta sobre dos ruedas, creo que será su primera vez en una moto de carreras desde su accidente en 1993». «Estoy deseando volver al Goodwood, ya que hace muchos años de mi última visita allí», añade el pentacampeón australiano.

Por su parte, el "Marciano" Kenny Roberts también mostraba su satisfacción por estar en esa reunión de leyendas: «La determinación de Wayne para hacer que todo esto pase no es ninguna sorpresa. Cuando tiene algo en la cabeza que quiere hacer, acaba sucediendo y prueba de ello es que dos de sus grandes rivales, Kevin Schwantz y Mick Doohan, estarán presentes en el festival este año para vivir este sueño con él. Seguro que no habrá un solo ojo seco y que será una gran fiesta».

Deja una respuesta

Volver a la home