Jornada para olvidar para Dovizioso, que dice prácticamente adiós al título

Harakiri de Ducati en Phillip Island, un circuito en el que han vuelto a sufrir una vez más. Prueba de ello es que no han metido ninguna moto entre los diez primeros y Dovizioso no ha podido pasar de la 13ª plaza. Un grave error en la segunda vuelta le relegó casi a la cola del pelotón, pero en ningún momento ha tenido ritmo para remontar e incluso ha cedido en su lucha con Redding y Pedrosa.



Ya lo decíamos ayer. Saliendo 11º y con Márquez desde la pole con el mejor ritmo en seco y mojado, la carrera de Andrea Dovizioso en Phillip Island podría ser un todo o nada. Y salió nada. El piloto de Ducati se marcha de Phillip Island con una sensación radicalmente opuesta a la de hace una semana en Motegi, donde consiguió una victoria brillante tras imponerse a Márquez en la última vuelta, dejando la diferencia en el campeonato reducida sólo hasta los 11 puntos.

Cualquier parecido con la realidad en Australia ha sido pura coincidencia. Y todo ello, a pesar de que las sensaciones del viernes parecían inmejorables en una pista que siempre se le había atragantado al italiano y que casi siempre le había costado a la firma de Borgo Panigale. Dovi no bajó la guardia en la primera jornada y fue rápido en las dos primeras sesiones de libres, quedándose a 92 milésimas del líder del campeonato. Sin embargo, las cosas empezaron a complicarse el sábado a partir de la aparatosa caída del FP4, con la que perdió confianza de cara a una Q2 en la que no pudo pasar de la 11ª plaza.

A partir de ahí, Dovizioso no ha sido capaz de remontar el vuelo. De ser ‘la mosca cojonera’ de Marc Márquez ha pasado en cuestión de dos días a no tener casi opciones de pelearle el Mundial. Porque además, en el momento de forma en el que se encuentra el de Cervera, es improbable que desaproveche una oportunidad como la de hoy, tal y como ha acabado sucediendo.

Pese a su puesto en parrilla, Dovi se mostraba muy confiado de cara a la carrera. «Si analizamos nuestro ritmo no estamos mal. La limitación puede ser la posición en parrilla, pero espero hacer una buena salida. No lo sé si podré luchar por la victoria, pero espero que sí», llegó a decir. Pero los problemas se han agravado durante la prueba y, para colmo, ha cometido un error garrafal en la segunda vuelta cuando se ha colado en la curva 1, bajando hasta la 20ª posición y perdiendo cualquier opción de hacer un buen resultado.

Viendo luego su ritmo, la salida de pista puede ser casi anecdótica, porque las cosas tampoco hubieran cambiado tanto. Cuando se ha situado en la 11ª plaza -vuelta 9- estaba a 3.3 segundos de la KTM de Pol Espargaró y al final ha acabado a 5.4. Ha tenido un peor vuelta a vuelta que las dos motos de la firma austriaca y ha acabado cediendo en su pelea con Redding y Pedrosa. «Está claro que la salida de pista ha empeorado nuestra situación en carrera, pero aparte de eso no teníamos la velocidad. Por desgracia, en carrera he entendido que no teníamos puntos en los que podíamos ser rápidos y he sufrido», decía el #04 en Movistar MotoGP, sin apuntar a ese error como la clave del mal resultado.

Después ha explicado mejor unos ‘síntomas’ que se pueden aplicar también al resto de Ducati, ya que ninguna de las ocho ha entrado entre los diez primeros: «No teníamos velocidad en mitad de la curva y lo compensábamos utilizando el grip, pero Phillip Island es una pista que no tiene mucho agarre. Aquí hay que pilotar con fluidez y con velocidad en el centro de la curva y, si no la tienes, no puedes hacer nada». El problema, por tanto, ha sido de Ducati en Phillip Island, donde han acusado las dificultades para girar en medio de la curva; Redding ha sido 11º, Dovizioso 13º, Abraham 14º, Lorenzo 15º, Bautista 17º, Baz 18º Barberá 20º y Petrucci 21º. Resultados totalmente desastrosos para la marca de Borgo Panigale.

En la mejor oportunidad que han tenido en la última década para volver a ser campeones, Ducati casi la ha perdido del todo en un circuito que se les ha atravesado completamente. Su primer espada esta temporada aún no se rinde, pese a estar a 33 puntos del liderato cuando faltan 50 en juego: «Son demasiados, pero tenemos que pensar en positivo. Llegamos a Malasia, una pista muy difícil en la que todo puede ocurrir. Incluso en la lucha de hoy delante ha sido una locura. Hay que ser positivos, pero si Márquez sigue siendo así de rápido, será difícil», declaraba después de la carrera.

Sepang, donde ganó el año pasado para romper una sequía de siete temporadas sin victorias, será el último tren de Dovizioso si quiere mantener vivo el campeonato hasta la última carrera. Tendrán que dar una vuelta radical a la situación y quizá la ayuda de Lorenzo sea más necesaria que nunca, porque a Marc Márquez le basta con ser segundo la semana que viene para llevarse su sexto entorchado mundial.

NombreAndrea Dovizioso
Dorsal4
PaísItalia
MotoDucati Desmosedici GP17 2017
Ver ficha completa

Ducati MotoGP Carrera GP Australia 2017 - 34