Quartararo correrá con la lesión en Valencia y se operará después

Las últimas pruebas demuestran que la fractura del francés es más grave de lo previsto y que tendrá que operarse. Eso sí, lo hará después del GP de Valencia y de los test.


Entre errores propios, diversos problemas y alguna dosis de mala suerte, a Fabio Quartararo se le ha hecho muy cuesta arriba la parte final del Mundial de MotoGP 2022. El vigente campeón de la categoría reina se dejó por el camino 91 puntos de ventaja respecto a Pecco Bagnaia, quien ahora tiene el título casi en sus manos, ya que le basta con sumar dos puntos en Valencia para ser campeón.

Quartararo necesita un milagro para darle la vuelta al campeonato y además tendrá que buscarlo corriendo lesionado. El piloto de Yamaha sufrió una leve caída durante el FP4 del GP de Malasia, pero tuvo la mala suerte de que se le doblaron varios dedos de la mano izquierda cuando se arrastraba por el suelo.

El resultado de la caída fue una pequeña fractura en el dedo corazón, lesión con la que tuvo que disputar la carrera el domingo, sacándose de la manga una de sus mejores actuaciones de todo el año tras remontar desde la 12ª posición de parrilla hasta el podio. Un podio gracias al cual mantuvo vivas sus opciones de título de cara a Valencia.

NombreFabio Quartararo
Dorsal20
PaísFrancia
Ver ficha completa

Pues bien, en Cheste tendrá que volver a correr lesionado, ya que la fractura es algo más grave de lo que parecía. En su regreso a casa tras la gira asiática, Quartararo se sometió a más pruebas en su mano izquierda, las cuales determinaron que tiene una fractura en la base del tercer metacarpo de su mano izquierda, una lesión que en este caso sí requiere de operación.

El piloto francés tendrá que pasar por el quirófano, pero evidentemente no lo hará hasta que acabe la temporada. 'El Diablo', al que sólo le vale ganar y esperar que Bagnaia acabe 15º o no puntúe, intentará la machada en Cheste disputando el Gran Premio con esta lesión. También tendrá que aguantar hasta después de los test de pretemporada (martes, 8 de noviembre), en los que volverá a probar el motor de 2023 en su Yamaha YZR-M1, un propulsor que le dejó muy buen sabor de boca en Misano. Al vigente campeón no le quedará otra que apretar los dientes y esperar para operarse.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home