15 años frente 27. Extrema juventud contra veteranía. El debut en el Mundial frente a un hipotético penúltimo cartucho en Moto3. Fabio Quartararo y Alexis Masbou reflejan las dos caras de la moneda; ambos son los dos polos opuestos del motociclismo francés y, a la vez, las principales esperanzas en Moto3 para su país. Pese a las grandes diferencias que marcan sus respectivas carreras deportivas, comparten un objetivo común: que los acordes de La Marsellesa vuelvan a sonar en lo más alto del podio de la categoría pequeña.

 

Nunca una brecha generacional había sido tan significativa, escondiendo simultáneamente un objetivo similar. Quartararo y Masbou compartirán la parrilla de Moto3 evidenciando un choque de trayectorias sumamente opuestas. La última cita del FIM CEV 2014, en Valencia, fue la primera ocasión en la que ambos cruzaron sus caminos, con dos victorias para el adolescente y un podio para el veterano. Tanto Fabio como Alexis serán los dos principales baluartes franceses en la categoría de Moto3, y junto a Johann Zarco, candidato en Moto2, cierran el grupo de los ‘Tres mosqueteros’ galos en el Mundial de MotoGP.

Fabio Quartararo: El velocista

Es la gran esperanza francesa y la mayor promesa del motociclismo a nivel internacional. Con sólo 15 años, Quartararo amenaza con romper el molde. Tanto es así, que su irrupción ha obligado a Dorna a modificar las normas sobre la edad mínima para debutar en el Campeonato del Mundo; pese a que continúan siendo 16 años, un piloto que gane el FIM CEV puede subir directamente aunque no alcance esa edad. Justo lo que sucede con Fabio, que cumple los 16 el próximo 20 de abril, lo que le hubiese impedido correr las dos primeras carreras de la temporada. Una barrera importante para un piloto que ha despertado tanto interés y que, de hecho, ya se ha colado en las quinielas para el título.

Llega al Mundial de Moto3 por la puerta grande tras ganar el FIM CEV en las dos últimas temporadas. En 2013, el año de su debut en el campeonato, se impuso después de un tremendo sprint final; mientras que la pasada temporada, en su estreno con el Team Estrella Galicia, fue un paso más allá y arrasó con 9 victorias y 2 segundos puestos en 11 carreras. Unos datos sobresalientes para tratarse de la cantera previa al Mundial.

Fabio Quartararo - Motorbike Magazine

© David Clares (Photoclick Agencia)

 

«Quartararo se encuentra en un equipo de garantías para brillar desde la primera carrera. Tiene gran parte de los ingredientes necesarios para cuajar un gran debut»

Fabio se ha convertido en la nueva apuesta principal de Emilio Alzamora. El manager catalán, consciente de su proyección, no dudó ni un instante en ficharle de cara a la temporada 2014. La unión del binomio Quartararo – Monlau acabó siendo arrolladora, por lo que todo indicaba a seguir el camino natural que le llevase en volandas al Mundial.

El piloto francés se encuentra en un equipo de garantías para brillar desde la primera carrera. Conoce a la perfección tanto la estructura como la moto, una Honda NSF250RW que parece consolidarse como la referencia de Moto3 y con la que él se complementa a la perfección. Ya mandó el primer aviso concluyendo en cabeza en los test de Valencia y Jerez, rodando incluso por debajo del récord en el trazado andaluz.

Tiene gran parte de los ingredientes necesarios para cuajar un gran debut, aunque la inexperiencia y el hecho de conocer sólo 5 de los 18 circuitos del calendario jugarán en su contra. No obstante, cada vez son más las voces que le sitúan entre los favoritos al título. Por lo que está demostrando, no sería ninguna sorpresa.

Fabio Quartararo - Motorbike Magazine

© Repsol Media

Alexis Masbou: Una carrera de fondo

Masbou refleja un camino totalmente opuesto. Si la trayectoria de Quartararo está siendo meteórica, la suya ha sido demasiado lenta. Cuando Alexis llegó al Mundial, en 2005, Quartararo estaba a punto de cumplir seis años. Desde entonces y hasta el día de hoy, se ha mantenido siempre en la categoría pequeña del campeonato. El hecho de no estar nunca inmerso en un proyecto de garantías ha sido una gran losa para conseguir resultados destacables a lo largo de su carrera.

«Cuando Masbou llegó al Mundial, en 2005, Quartararo estaba a punto de cumplir seis años»

Alexis Masbou - Motorbike Magazine

© David Clares (Photoclick Agencia)

El veterano piloto galo tuvo que esperar hasta su carrera 103 en el Mundial –Sachsenring 2012– para subir por primera vez al podio. Su primera victoria llegó el pasado año, en su carrera 133, tras vencer en una espectacular lucha en Brno. En 2014 acabó sexto en la general y certificó su mejor curso hasta la fecha en el campeonato. La marcha de la categoría de los tres primeros clasificados de la temporada pasada le sitúa, a priori, entre los nombres a tener en cuenta, aunque los resultados de pretemporada por el momento no han reflejado esa sensación. Seguirá con Honda y llega el SaxoPrint RTG, donde sustituirá a un Efrén Vázquez que dejó el listón alto con la escudería germana.

Los años han ido pasando sin pena ni gloria para el piloto francés, que ahora, cuando parece que ha encontrado la senda hacia las posiciones de privilegio, afronta en 2015 la que será su penúltima bala en Moto3. El próximo 2 de junio cumplirá 28 años, la edad máxima para correr en la categoría; no obstante el reglamento –artículo 1.10.1.4– sostiene que los pilotos cuya edad sea 28 años a 1 de enero del año en curso podrán completar de igual manera la temporada. Esto quiere decir que en 2016 tendría una última oportunidad si decidiese mantenerse en Moto3.

Masbou ya tuvo sus escarceos para subir a Moto2 en 2015 en un proyecto 100% francés que finalmente no llegó a buen puerto. El salto a final de temporada no será obligatorio, pero un buen 2015 se antoja vital si no quiere que se le sigan cerrando puertas. Tener en la misma parrilla a un compatriota como Quartararo, mucho más joven, puede ser el plus de motivación para dar ese paso adelante que necesita.

Johann Zarco, el tercer mosquetero

Johann Zarco - Motorbike Magazine

© Circuito de Jerez

Pese a que Quartararo y Masbou protagonizan este artículo sobre sus dispares trayectorias, no sería lógico hablar de las grandes esperanzas francesas sin mencionar a Johann Zarco, el galo con mejor progresión en los últimos años. El piloto de Cannes cumplirá su cuarta temporada en Moto2 y, a la vista de sus resultados en pretemporada, no es nada descabellado incluirle en la lista de candidatos al título tras demostrar una gran adaptación a la Kalex.

Lejos han quedado ya los títulos de Arnaud Vincent y Mike Di Meglio en 125cc, y Olivier Jacque, Christian y Jean Louis Tournadre en 250cc, pero cada vez son más los indicios de la recuperación del motociclismo francés, que desde 2008 no ha vuelto a ver coronarse a ninguno de los suyos en el Mundial de Velocidad. Para complementar, apunten también el nombre de Jules Cluzel -favorito al título del Mundial de Supersport-, sin perder de vista tampoco el Mundial de Resistencia, donde el dominio galo es continuo año tras año. Todo indica que La Marsellesa va a sonar en varias ocasiones durante este 2015, y ya saben cómo espolean a los suyos: «Allons enfants de la patrie…».