Interesante start-up española

La Pursang E-Track es una moto eléctrica que inaugura la historia de esta nueva marca española que nace de lleno en la electromovilidad. Descubre este interesante proyecto que ya ha comenzado a comercializar su producto en toda Europa...


¿Os acordáis de las míticas Bultaco Pursang? Inolvidables, pero ya muy lejanas, ¿verdad? Ahora se reverdece este recuerdo con un nuevo proyecto denominado Pursang Motorcycles, una marca que nace en Barcelona y que ya ha anunciado el lanzamiento de su primera moto eléctrica. Denominada Pursang E-Track, saldrán al mercado 24 unidades el próximo mes de diciembre, muchas de ellas ya con dueños mediante pre-reserva ubicados en Alemania, Suiza, Italia, Holanda, Reino Unido y Francia.

La firma fundada por el ingeniero y diseñador Jim Palau-Ribes quiere aprovechar el crecimiento de la electromovilidad y lanza la Pursang E-Track con una serie de características que la convierten en una moto eléctrica divertida. Tras dos años de trabajo, se ha llegado a un interesante resultado que además da respuesta a las leyes cada vez más restrictivas, sobre todo en los núcleos urbanos más poblados como Madrid, Barcelona y otras capitales europeas.

Su corazón es un motor eléctrico fabricado por Bosch. «Contar con el gigante alemán Bosch para dar vida a nuestros modelos es una garantía de éxito y si a esto le sumamos que todos los componentes de fabricación son españoles, conseguimos lo que queríamos: hacer de la calidad y exclusividad nuestra seña de identidad», afirma el fundador. De hecho, hay elementos que son fabricados con impresión 3D como el soporte de la pantalla, la caja base para el cableado, el soporte del faro y los casquillos aislantes del motor, elaboradas en el 3DFactory Incubator de la zona Franca de Barcelona.

El motor de la Pursang E-Track rinde 11 kW de potencia (14,75 cv), lo que la hace homologable a una moto 125, pudiendo conducirla con el carnet de coche o el carnet A1. El usuario puede elegir entre 3 modos de conducción: Go, Cruise y Boost con 140, 115 y 80 km de autonomía respectivamente. Además, dispone del modo Crawl Reverse, una marcha atrás para facilitar las maniobras. La velocidad máxima que puede alcanzar son 120 km/h.

Se alimenta con tres baterías de 48 V con una capacidad total de energía de 7,2 Kw (2,4 por batería) mientras que el tiempo de recarga declarado es de 6 horas.

Pursang Motorcycles confía en componentes de alta calidad. Además del motor Bosch, cuenta con frenos de gama alta firmados por la marca española J.Juan con disco delantero de 320 mm y otro trasero de 240 mm (frenada combinada), los neumáticos Pirelli Scorpion y la amortiguación Ollé, destacando la horquilla invertida de 41 mm y el amortiguador trasero ajustable.

La Pursang E-Track se monta sobre un chasis tubular de cromo-molibdeno y la carrocería está realizada en carbono laminado. Pesa 149 kg y tiene una altura del asiento de 815 mm.

La Pursang E-Track tiene prevista una tirada de sólo dos docenas de unidades, pero pretende producir 400 motos en 2021 mediante la pre-reserva online e incluso contempla la creación de una red de puntos de venta en toda Europa. De hecho, la compañía ha cerrado acuerdos comerciales para exportar sus modelos a Alemania, Francia, Reino Unido y Portugal. El precio de la moto eléctrica se queda en 12.700 euros mientras que en acabado de carbono asciende a 13.700 euros.

¡Mucha suerte para este proyecto español!

Deja un comentario

Volver a la home