Opinión

Lo mejor

A mejorar

  • Carácter del motor.
  • Versatilidad.
  • Equipamiento extra de serie (GT).
  • Cambio rápido.

Presentación de la nueva Yamaha Tracer 900GT

Hemos acudido a la presentación internacional de la Yamaha Tracer 900GT, la nueva versión de la familia sport-tourer japonesa con un equipamiento muy generoso que completa la ya de por sí interesante tricilíndrica.


La Yamaha Tracer 900GT 2018 en 5 tweets

  • La Yamaha Tracer 900GT es una nueva versión pensada para un público más exigente y exquisito.
  • Entre su equipamiento extra respecto a la estándar hay que destacar las suspensiones regulables, el cambio rápido, la pantalla TFT a color, las maletas laterales, el control de crucero y los puños calefactables.
  • Otras mejoras respecto a la versión antigua están en su comodidad, su estabilidad y un cambio sutil en su estética y colores.
  • La Tracer 900GT es 1.800 € más cara que la estándar, un precio asumible e interesante teniendo en cuenta todo lo que trae.
  • Puedes conocer todos sus detalles en la ficha técnica de la Yamaha Tracer 900GT, pero no te pierdas la prueba completa a continuación…

Volvemos a tierras andaluzas, concretamente a Granada, para asistir a la presentación internacional de la renovada Yamaha Tracer 900 y, sobre todo, por probar la Yamaha Tracer 900GT, una nueva versión mejor equipada con extras que la elevan a un nuevo nivel.

La Tracer 900 fue la primera en llegar (antes conocida como MT-09 Tracer) de una saga que surgió de las exitosas naked MT. Dejando al margen la todopoderosa y gran turismo Yamaha FJR1300, tanto la Yamaha Tracer 700 como la Yamaha Tracer 900 se han consolidado como dos grandes opciones del sport-touring gracias a su rendimiento, agilidad, ligereza, precio y cualidades viajeras. Tanto es así que la ‘900’ ya ha superado las 30.000 unidades vendidas y se puede decir que es líder de su segmento.

Ha llegado el momento de dar un paso adelante con algunas actualizaciones y, por supuesto, la familia aumenta con la llegada de la Yamaha Tracer 900GT, versión en la que nos vamos a centrar más en este artículo. Si quieres conocer mejor esta especificación, no te pierdas la prueba completa a continuación…

¿En qué se diferencia la nueva Yamaha Tracer 900GT de la (también nueva) Yamaha Tracer 900 2018 estándar? Características y novedades

Como os decíamos, la sport-touring tricilíndrica se ha renovado de cara a la temporada 2018, por lo que la versión estándar Yamaha Tracer 900 también tiene novedades que mejoran sus cualidades deportivas y viajeras. Sigue utilizando el magnífico motor CP3 tricilíndrico de 847 cc y 115 cv que tanto nos gusta montado en un chasis de aluminio, pero sí hay algunos cambios que te vamos a contar a continuación:

  • Estética: Aunque son muy sutiles, la marca japonesa ha realizado algunas modificaciones en su estética, con carenados más lisos y fijaciones menos visibles. En general, se ha intentado mejorar la calidad de las terminaciones. Ahora también lleva integrados los anclajes de las maletas laterales, muy bien acoplados, gracias al nuevo subchasis.
  • Geometría: Su basculante ha pasado de 532 a 592 mm, aunque el largo total de la moto no ha variado. Su altura también cambia, por lo que el asiento pasa a ser de 845/860 mm a 850/865 mm (dos alturas).
  • Nuevo parabrisas con ajuste manual: Cuenta con un nuevo diseño de parabrisas que mejora la protección frente al viento y además se puede ajustar en marcha en un rango de 50 mm.
  • Manillar: Es un poco más estrecho y cuenta con protectores cubre-manetas más ligeros y finos. Esto hace que la moto pase de 950 a 850 mm de anchura.
  • Nuevos asientos para conductor y pasajero.
  • Nuevos reposapiés del pasajero, más largos para una posición del conductor más cómoda.
  • Nuevo asidero para el pasajero, más grande y estiloso.

¿Y en qué se diferencia la Yamaha Tracer 900GT?

Siguiendo la estela de otros modelos (incluso en otras marcas), en Yamaha se han dado cuenta de que hay un nicho de mercado que busca siempre un plus de prestaciones y equipamiento. Por eso, este año han lanzado una versión especial que llega con un nivel de equipamiento premium. De esta manera, el usuario ya consigue un equipamiento extra de serie y a un precio ligeramente superior al de la estándar. Vamos a analizar en qué elementos se diferencia la Yamaha Tracer 900GT 2018:

  • Cambio rápido QSS: Incluye un cambio rápido, sólo para subir marchas sin necesidad de accionar la maneta del embrague.
  • Suspensiones regulables: Horquilla invertida de 41 mm en acabado dorado totalmente ajustable en precarga, compresión y rebote. Monoamortiguador trasero regulable en rebote y con ajuste de precarga a través de un pomo.
  • Control de crucero: Funciona en 4ª, 5ª y 6ª marcha entre 50 y 180 km/h.
  • Pantalla TFT a color.
  • Maletas rígidas: 22 litros de capacidad, de extracción rápida y a juego con el color de la carrocería de la moto.
  • Puños calefactados en tres niveles.

Mientras la Tracer 900 estándar está en dos opciones de color (Nimbus Grey y Tech Black), la Yamaha Tracer 900GT está en Nimus Grey, Midnight Black y Phantom Blue.

Ver más

Probando la Yamaha Tracer 900GT

La nieve de los últimos días nos dejó un bellísimo paisaje. La siempre preciosa ciudad de Granada con Sierra Nevada de fondo haciendo honor a su nombre era nuestro punto de partida, pero el sol nos acompañó en lo que se presentaba como un día perfecto para ir en moto a bordo de la Yamaha Tracer 900GT y su hermana estándar. Pero vamos a centrarnos en la GT.

Por fuera, apenas te sabría decir a bote pronto cuáles son los cambios ya que sigue teniendo una imagen muy identificada con la línea Tracer. Pero es verdad que puedes apreciar un aspecto general más refinado. Para muchos puede ser demasiado simple, echando de menos algo más arriesgado en línea con las MT-09 y MT-10, pero hay que reconocer que tampoco es quizá lo que busca su público. Sí que son más acertadas las modificaciones de los cubremanetas (antes eran exagerados), los nuevos asideros del pasajero o los nuevos anclajes de las maletas.

A pesar de ser una sport-touring, la Tracer 900 y 900GT ha crecido en altura, pero es fácil llegar al suelo con ambos pies y tienes sensación de ligereza al manejarla en parado. A lo primero que se nos va la vista es a la pantalla TFT a color, algo que le viene ‘como agua de mayo’ a una sport-tourer que pretende posicionarse como una moto premium. Su navegación es sencilla con una disposición de la información muy adecuada. Puestos a pedir, la haría un poco más grande. La instrumentación es diferente al de la 900 ‘normal’, ya que si en la derecha cuentas sólo con una rueda auxiliar para visualizar diferentes datos de información en la pantalla, es en la piña izquierda donde tienes los botones para controlar el modo de conducción, control de tracción (desconectable en parado) y control de crucero además de los clásicos del intermitente, luces, claxon y luces de emergencia.

Emprendemos la marcha desde la capital nazarí y ya desde el primer momento esbozamos una sonrisa. ¡Nos encanta este motor tricilíndrico! Es verdad que en bajas vueltas quizá es un poco brusco (algo que esperamos que mejoren en el futuro), pero utilizando el modo de motor B, más suave con la entrega de potencia, se minimiza mientras que el ‘standard’ y, aún más el A, están más dedicados a tener una respuesta más alegre. Además, no tardarás en acostumbrar tu puño a sus reacciones en conjunción con el control de tracción y el ABS, ambos configurados priorizando la seguridad sin hacerle perder a la moto la garra del ‘ocho y medio’ de tres cilindros.

Poco a poco, la temperatura fue subiendo y las carreteras granaínas nos permitieron disfrutar de lo que nos ofrece de nuevo la Tracer 900GT. Divertidísimo negociar curvas y curvas con un motor que responde a cualquier régimen y en cualquier marcha regalándonos un sonido que es música para nuestros oídos mientras controlamos todo a través de la pantalla TFT. Por autovía probamos el siempre comodísimo control de crucero, pero también descubrimos que su nueva pantalla ha mejorado la aerodinámica y la protección de una forma muy considerable. Además, puedes subir y bajar la pantalla ayudándote con una mano, algo que, para ser sinceros, se hace un poco engorroso al tener un mecanismo un poco duro. Si puedes hacerlo en parado, mejor.

Pero en lo que esta Yamaha Tracer 900GT (y su versión estándar) nos ha sorprendido es en su estabilidad. Gracias al alargamiento del basculante, la moto ahora es bastante más estable que antes, sobre todo a altas velocidades, algo que a decir verdad, no parece afectarle en su agilidad por zonas más ratoneras. Por otro lado, gracias a que ahora las suspensiones son regulables en la GT, podremos ajustarlas a las condiciones del asfalto y del tipo de conducción, ya que de forma predefinida se presentan un tanto desequilibradas cuando vas con el cuchillo entre los dientes por carreteras de curvas, sobre todo en el primer tramo del recorrido de la horquilla en frenadas fuertes. No nos olvidamos del cambio rápido, siempre divertido y cómodo, aunque no es lo más brillante y no puedo dejar de lamentarme por que no funcione también para bajar marchas sin accionar el embrague. Esperemos que llegue pronto y con un funcionamiento más fino.

Ver más

Rivales y precio de la Yamaha Tracer 900GT

La primera consideración que hay que hacer sobre el precio es si merece la pena el sobrecoste de la Yamaha Tracer 900GT respecto a la Yamaha Tracer 900 estándar, una diferencia de 1.800 € que puede ser perfectamente asumible y muy interesante si tenemos en cuenta los extras con los que viene de serie.

La Yamaha Tracer 900 ya se había posicionado como la líder de ventas en el segmento sport-tourer. Ahora, con la Yamaha Tracer 900 GT estamos seguros de que va a tener aún más razones para hacer frente a sus rivales, sobre todo porque cuenta con un equipamiento mejor que algunos modelos con precio similar como la KTM 1090 Adventure o la Suzuki V-Strom 1000 y sigue siendo más accesible que otras sport-tourer como la Kawasaki Versys 1000, la BMW R 1200 RS, la Ducati Multistrada 950 o la también tricilíndrica MV Agusta Turismo Veloce.

Ver más

Conclusión y opiniones de la Yamaha Tracer 900GT

Quedan algunos aspectos por pulir, pero la Yamaha Tracer 900GT es, primero, una versión que bien merece el coste adicional respecto al modelo estándar y, por otro lado, es un conjunto que la convierte en una moto completísima, liderada por un motor tricilíndrico que nos enamora y complementada con una serie de cualidades sport-touring y un precio que hacen de esta Tracer 900 GT una de las favoritas del segmento.

Galería de fotos de la Yamaha Tracer 900GT

Acción

Detalles

Vídeo de la Yamaha Tracer 900GT 2018