Presentación Yamaha Tracer 700 en Italia

La Yamaha Tracer 700, basada en la MT-07, pretende cosechar los mismos éxitos que la naked pero en el segmento sport-tourer. Mayores aptitudes viajeras, gran versatilidad y el mismo atractivo comercial para un público ávido de kilómetros es lo que más destacamos tras probarla en su presentación internacional por las montañas de los Dolomitas en Italia.


En 5 tweets...

  • La Yamaha Tracer 700 ha modificado su geometría y algunos ajustes de la suspensión para mejorar sus aptitudes viajeras.
  • El motor se mantiene intacto respecto al bicilíndrico en línea de la MT-07, con 689 cc y 75 cv de potencia que dan mucho de sí.
  • Sin perder sensaciones de ligereza y facilidad de conducción, la Tracer 700 ha ganado en estabilidad y aplomo respecto a la versión naked.
  • Con un precio de 7.899 € se coloca como la sport-tourer del segmento más accesible y en una pesadilla para la competencia.
  • En nuestra opinión, la Tracer 700 va a ser una de las favoritas para los jóvenes con carnet A2 que quieren adentrarse en el sport-tourer y el trail sin renunciar a una moto para el día a día.

Yamaha Tracer 700 y sus rivales


Era cuestión de tiempo. A la época dorada del segmento trail se le ha unido el resurgir de las motos lógicas y la alegría general del mercado de las dos ruedas. Por eso, la exitosa naked Yamaha MT-07, base que también sirvió para crear la original XSR700 de estilo vintage, ha servido como guía para presentar la Yamaha Tracer 700.

Highlights técnicos

Marca: Yamaha
Modelo: Tracer 700
Año: 2016
Cilindrada: 689cc
Potencia: 74CV
Peso: 196kg
Precio: 8.299 €
Como ves, se trata de una trail de medio peso. Más bien podríamos decir que es una sport-tourer de acceso y así le gusta presentar el modelo a Yamaha, ya que sus cualidades fuera de asfalto son casi nulas o al menos no tienen esta función (¿Y si está por venir una Ténéré con este mismo motor…?). Como heredera de la filosofía MT-09 Tracer que tan bien ha funcionado, esta ‘MT-07 Tracer’ cuenta con la misma base de la naked y la misma concepción de un vehículo que te adentre en el segmento, cuyo siguiente escalón sería la citada tricilíndrica de 900 y culminaría con la masiva Yamaha FJR1300.

Bien es cierto que la MT-07 ha arrasado en el mercado desde su presentación con más de 95.000 unidades matriculadas, y sólo la Kawasaki Z800 se le resiste entre las motos no scooter más vendidas. Sin duda alguna, teniendo como referencia este hecho, la Tracer 700 llega como una de las favoritas para entrar en la pelea de las superventas.

Si hablamos concretamente de su segmento, la competencia se está echando a temblar. La Yamaha Tracer 700 va a llegar con un precio de 7.899 €, el precio más bajo que puedes encontrar. La Kawasaki Versys 650 ABS (8.450 €) y la Suzuki V-Strom 650 (7.999 €) seguramente tendrán que replantearse rebajas de precio o aportar un plus que no tenga la Tracer. Por su parte, la BMW F 700 GS (9.162 €) y la avanzada Triumph Tiger 800 XR (a partir de 10.000 €) son más tecnológicas, pero la diferencia de precio va a ser crucial a la hora de decidirse.

Sport-tourer lógico


La Yamaha Tracer 700 ha llegado en este 2016 como modelo nuevo, basado directamente en la MT-07. Cuenta con el solvente motor CP2 bicilíndrico en línea de 689 cc tal cual, es decir, rindiendo los mismos 75 cv de potencia que su hermana naked. Evidentemente, se podrá limitar su potencia para los conductores con carnet A2, sin duda alguna, el grueso de su público objetivo.

yamaha-tracer-700-2016-102El chasis se mantiene también, pero no así el subchasis, que es 50 mm más largo. La horquilla telescópica seguirá siendo de 130 mm de recorrido y ligeramente reajustada, pero ahora su ángulo de lanzamiento es de 25 grados y la altura del asiento asciende a 835 mm. Otro de los cambios importantes está en su monoamortiguador trasero, llegando ahora a los 142 mm de recorrido (12 más que la MT-07) y así hacer frente a las exigencias tourer. Mismas razones han hecho cambiar el asiento a uno doble con mejor mullido, incrementar su autonomía con un depósito de gasolina de 17 litros y otros detalles como las nuevas estriberas o el asidero de grandes dimensiones para el pasajero.

Como devoradora de kilómetros, la Tracer 700 tiene una nueva estética con un semicarenado liderado por un doble faro que ya define a la gama Tracer. Sobre él se le ha instalado una estrecha pantalla ajustable mediante un par de palometas que, aunque es posible hacerlo en marcha con una sola mano, es mejor manipular en parado quitando las dos manos del manillar. Incluso le puedes instalar como accesorio una pantalla aún más grande. Un acierto, en nuestra opinión, es la inclusión de los paramanos, que no sólo le aportan un toque trail y protegen del frío sino que sirven para ocultar por debajo los intermitentes. Y, atención, para una moto de sus características, es un logro quedarse por debajo de los 200 kg de peso en lleno (196 kg), lo que la convierte en la sport-tourer de medio peso más ligera… ¡Ligerísima!

Tracer 700, la Yamaha europea


La marca japonesa ha querido confiar en Yamaha Motor Europa para desarrollar la Tracer pequeña. A diferencia de la MT-07 que viene montada desde Japón, para la Tracer sólo viene del país nipón el motor y es montado en Francia según lo planeado en el departamento de I+D de Italia y los dibujos estéticos del equipo de Holanda. Es, por tanto, una moto con pedigree europeo, con menores costes de producción  y más ajustada que nunca a nuestros gustos. Más ingredientes para que funcione como una chuchería en la puerta de un colegio…

yamaha-tracer-700-2016-072En la Yamaha Tracer 700 su electrónica es básica, pero suficiente. Olvídate de modos de conducción o controles de tracción. La única concesión que trae esta ‘MT-07 Tracer’ (denominación que incluso se puede leer en los adhesivos laterales) es el ABS de serie, aunque no es desconectable.

Los mandos son muy básicos y para ver la diversa información que nos muestra el display, tendremos que utilizar los dos botones integrados en el nuevo panel. Esperemos que próximamente se añada un control desde la piña, ya que su manipulación en marcha es difícil al quedar muy lejos.

‘Traceando’ por los Dolomitas


La marca decidió hacer la presentación internacional de la Tracer 700 en los Dolomitas, un auténtico paraíso ubicado al norte de Italia para los amantes de la moto, la bici, el esquí o cualquiera que quiera enamorarse de los paisajes que nos regala esta cadena montañosa.

yamaha-tracer-700-2016-prueba-027Al subirte a la Tracer 700, no parece que estés sobre una sport-tourer. Su manillar es extrañamente estrecho si lo comparamos a otras trail. Además, la postura no es tan erguida y nos incita a inclinarnos levemente hacia delante. Si lo comparamos con otras marcas, podríamos decir que se asemeja más a una Kawasaki ER-6f que a una Versys. No es incómoda ni mucho menos. De hecho es bastante natural. Pero es aquí donde vemos su lado más urbano consiguiendo una estrechez perfecta para ir entre coches aunque pierde la vertiente más tourer y confortable en tramos largos.

Rodando por las carreteras serpenteantes y las innumerables ‘tornantes’ subiendo y bajando montañas, lo primero que pudimos confirmar es su estabilidad. Si bien la MT-07 brilla por su ligereza y su gran facilidad de manejo, esto podría haberse vuelto en contra en la versión trail con excesivo sobreviraje y vibraciones del conjunto. Solucionado: Gracias a su mayor distancia entre ejes y su geometría menos radical, sentimos pronto un mayor aplomo del conjunto, mucho más estable.

A esto ayuda también la nueva configuración de las suspensiones, sobre todo detrás. El monoamortiguador mejora las sensaciones respecto a su hermana naked. Incluso puede ser demasiado agresiva si no llevas nada de carga y entras por terrenos algo picados. Delante puedes echar de menos algo más avanzado, pero cumple perfectamente con lo que le puedes exigir con un presupuesto tan atractivo.

yamaha-tracer-700-2016-104Al echar mano del freno en los más de 170 km de ruta completa por carreteras secundarias muy reviradas y exigentes, los frenos, con doble disco delantero de 282 mm y disco de 245 mm detrás, no mostraron signos de fatiga. Es verdad que el ABS entra muy pronto detrás y a los más expertos les puede resultar un incordio, pero sin duda es un elemento que en términos de seguridad está perfectamente calibrado, mientras la parte ciclo te transmite mucha información sobre cómo se comporta el tren trasero. Por eso, también hay que mencionar el buen hacer de los Michelin Pilot Road 4, que se comportaron de maravilla, también cuando la lluvia nos sorprendió al final de la ruta.

Los 75 cv de potencia de la Tracer 700 dan mucho de sí, aunque puedan parecer pocos en un tiempo en el que las cifras cada vez son más bestiales. Por este tipo de carreteras, puedes circular sin problemas en marchas largas. La tercera será tu mejor compañera para hacer pasos por curva suaves y salidas lineales, pero contundentes si así se lo pides empuñando el gas a fondo, dando lo mejor de sí entre las 6.500 y rozando las 9.000 rpm. Y es que, igual que con su hermana naked, no puede evitar su vena deportiva, suavizada, sí, pero presente cuando la requieres. Además, con una conducción sin miramientos nos quedamos con un consumo medio de 5,4 litros (la cifra oficial combinada por distintas carreteras es de 4,3 l/100 km).

La llegada de la Yamaha Tracer 700 es inminente con tres opciones de color (rojo, azul y negro) aunque en nuestra opinión la que más nos gustó fue en rojo.

Galería de fotos presentación Yamaha Tracer 700 2016


Equipamiento