Probamos la nueva Voge 300 Rally, una trail-excursión muy endurera

La Voge 300 Rally es la nueva trail-excursión de la marca premium del grupo Loncin, que ofrece un perfil más endurero que trail haciendo honor a su nombre "Rally". Acudimos a su presentación internacional donde la hemos podido probar durante una extensa jornada de tramos rotos, subidas complicadas y secciones "muy enduro", para a continuación contarte cómo va.


La Voge 300 Rally en 5 tweets

  • Gran rendimiento de suspensiones en off-road.
  • Muy ligera y ágil, que junto a la llanta delantera de 21" la hace muy eficaz por campo.
  • Frenos algo justos para carretera.
  • Muy cómoda y con una ergonomía ideal para off-road sin fatigarse.
  • Si quieres más información de esta moto, entra en la ficha técnica de la Voge 300 Rally.

La Voge 300 Rally 2022 es la nueva trail-excursión del fabricante chino, que llega para ofrecer un producto con altas aptitudes off-road sin descuidar los desplazamientos asfálticos. Esta 300 Rally no llega a ser una enduro, pero desde luego tampoco es una trail tal y como las entendemos hoy en día. Nosotros las definimos como "trail-excursión", es decir, trail ligeras de uso off-road, sin llegar a ser enduro. Realmente ese es el concepto Raid o Rally, como bien refleja su nombre. Un concepto en pleno auge principalmente en cilindradas intermedias o altas, como las Yamaha Ténéré 700 o Aprilia Tuareg 660. En este caso Voge busca ofrecer ese producto para todos aquellos que busquen o necesiten una moto de estas particularidades pero sin irse a cilindradas tan grandes, primando la agilidad y el bajo peso.

A pesar de la explicada puesta en escena y a falta de entrar en la propia prueba, podemos adelantar que se trata de una trail-excursión que linda con el concepto enduro. La llanta delantera de 21" no deja lugar a dudas, tampoco sus poco más de 150 kg, pero es su manejo y comportamiento, así como sus suspensiones, quienes terminan de definir la etiqueta de la Voge 300 Rally como una pseudo-enduro voluminosa y "usable" por asfalto.

Tampoco queremos desgranar la prueba en el primer párrafo, por lo que primero haremos una puesta en mercado de su precio y sus rivales, analizaremos sus datos técnicos, y luego ya sí, te contaremos qué nos ha parecido y cómo va. Para ello asistimos a su presentación nacional en Guadalajara, territorio de Personal Enduro, escuela de enduro referencia del país y capitaneada por Rodolfo Martínez, quién diseño y guió la ruta de los 1000 infiernos ... y las 5 caídas de un servidor.

Equipamiento

  • Casco: LS2 XTRA MX471
  • Chaqueta:
  • Guantes:
  • Botas: Alpinestar

Opinión Voge 300 Rally

Lo mejor

Podría mejorar

  • Agilidad
  • Capacidad off-road
  • Peso
  • Frenos
  • Altura asiento
  • Tacto acabados

Precio de la Voge 300 Rally

El precio de la Voge 300 Rally (4.489 €) es uno de sus puntos fuertes, a pesar de venderse como una marca premium, se ubica claramente por debajo de sus rivales.

La Voge 300 Rally se ubica de manera muy competitiva por debajo de los 5.000 euros, desmarcándose de rivales directos como la la Honda CRF300 Rally (6.100 €) o la Royal Enfield Himalayan (5.089 €), quizá no "tan enduro" pero si mismo segmento y concepto. Al margen de las mencionadas encontramos otros rivales "menos enduro" como las trail KTM 390 Adventure (6.999 €) y BMW G 310 GS (6.580 €), de llanta delantera de 19".


Ver más

Características técnicas de la Voge 300 Rally

Llegan los datos técnicos, y la verdad, más allá de las cifras númericas, encontramos un "plantel dinámico" muy bien formado: llanta delantera de 21" con trasera de 18", neumático mixto de taco pequeño, llantas de radios, horquilla invertida de largo recorrido, amortiguador trasero con bieletas, chasis perimetral, subchasis atornillado, protectores de maneta y cubre cárter, cúpula frontal, doble óptica independiente de dirección .... la verdad que así de primeras la Voge 300 Rally se muestra muy "fuerte" y muy bien llevada a cabo, y no es para menos.

El motor de la Voge 300 Rally es el ya conocido de la gama 300 de la marca, solo que en este caso cuenta con algunos ajustes internos para sacar un poco más de brío, con 292 cc y una potencia máxima de 29 cv y un par máximo de 25 nm, este monocilíndricon refrigerado por agua despliega la fuerza suficiente para llegar a cualquier lado literalmente. Además ofrece un contenido consumo de 3,2 L/100 km ... aunque esa cifra sea más "asfáltica" que otra cosa...

El chasis es el mencionado doble viga de acero, con basculante de fundición de aluminio y subchasis atornillado para facilitar su arreglo en caso de caída. Chasis aparte encontramos una parte ciclo digna de mencionar con una horquilla delantera invertida de 41 mm de diámetro y 205 mm de recorrido, En el tren trasero encontramos un amortiguador de 80 mm de recorrido anclado con bieletas.

En los frenos encontramos una solución algo más sencilla, con un único disco delantero de 265 mm mordido por una pinza de 2 pistones y anclaje axial, y  detrás un disco de 220 mm mordido por una pinza de 1 pistón. Cuenta con frenada ABS la cual por cierto es desconectable para uso off-road. Esto último, es una pasada.

En cuanto a las llantas, lo dicho, radios y 21" delante y 18" detrás, con neumáticos mixtos medidas 3,00-21 51P delante y 5,10-18 69P detrás.

Mencionar que cuenta con una instrumentación digital LCD retroiluminada con tres colores configurables y una toma de conexión/carga USB.

La Voge 300 Rally se vende en dos colores: gris-amarillo y blanco-azul.

Ver más

Prueba Voge 300 Rally

Bueno, llega el momento de subirse a la nueva Voge 300 Rally ... una moto bien resuelta, con todos los ingredientes necesarios para cumplir no solo una buena labor sino lograr nota alta.

Además en este caso, como algunos ya sabrán, servidor no es un especialista del off-road, por lo que será una prueba muy interesante ya que se trata de una moto de acceso y baja potencia/cilindrada, en otras palabras, fácil.

Primeras sensaciones Voge 300 Rally


Lo primero que nos entra por los ojos de la Voge 300 Rally es esa estética tan dakariana y propia de motos de raid, con una zona frontal muy entera, con doble óptica independiente del conjunto y una cupulita bastante levantada, pero nada aparatosa. Como no, un guardabarros bien levantado, pegado a la parte inferior del frontal. Al descubierto queda un tren delantero largo e invertido, aunque con unas protecciones frontales que de lejos pueden dar la falsa percepción de ser una horquilla convencional. Como no, los paneles laterales serigrafiados con la palabra "RALLY" y las protecciones laterales. Un aire un tanto retro hoy en día, muy de los años 90 incluso 2000. Mola. En la zaga encontramos un colín largo y plano, al estilo enduro, con una salida de escape elevada y protegida.

Nada más subirnos a ella (tras pedir un taburete) vemos que es una moto muy alta... La llanta delantera de 21" comanda este encontronazo, pero son también las suspensiones de largo recorrido y el asiento tipo enduro sin mucho hundimiento quien acaba por sentenciar la altura libre. Las estriberas están bastante bajas, pero el manillar elevado y cerquita. Como digo, una posición bastante intencionada.

El tacto general de la moto es bueno, así como los mandos/piñas/manetas y acelerador, aunque hay que reconocer que estos últimos puntos no mantienen el nivel de robustez que ofrece la carrocería, chasis o suspensiones.

Motor Voge 300 Rally


Los primeros kilómetros discurren por carretera, donde nos encontramos un motor bastante reactivo, con un despegue en la zona alta, y con unos bajos más que decentes. Los medios quizá pasan más desapercibidos. El tacto del embrague es largo y sincroniza algo lejos, hay que hacerse a él, sobre todo si tus manos no son muy grandes, aunque el juego que ofrece es fácil. La salida es fácil, y la rodadura por carretera a velocidades legales es desahogada y sin apuros. Es cierto que los adelantamientos requieren bajar una o dos marchas, ya que despliega toda su potencia en la zona alta. El carácter del motor es bastante puntiagudo, algo típico en motos pequeñas, pero no tanto en motos trail o enduro. A pesar de ello despliega prestaciones suficientes. Eso sí, vibra un poco, aunque no de forma molesta.

Cambio/transmisión Voge 300 Rally


Aquí es donde la Voge 300 Rally gana un importante aliado, pues si bien para adelantar precisa de bajar alguna marcha, lo cierto es que solo sucede cuando la velocidad requerida es alta, ya que a velocidades más lógicas tiene muy buena respuesta gracias a su desarrollo el cual es corto. Esto es otro claro guiño a su principal enfoque, el off-road, donde se precisan marchas cortas.

El embrague no es muy duro ni corto, por lo que te permite modular bastante pero si buscas un "tirón" momentáneo la moto se lo tomará con más calma. Las marchas tienen una relación cerrada hasta la 5ª, siendo esta y la 6ª destinadas para uso más asfáltico. La primera es testimonial y la segunda ideal para zonas complejas y delicadas.

Chasis y comportamiento Voge 300 Rally


Este punto también logra una nota muy alta, sobre todo en off-road. El comienzo de la ruta fue por asfalto, donde nos encontramos una moto blanda y con reacciones "onduladas", es decir, con bastante inercia en su transferencia de pesos al frenar o acelerar, debido también a unas suspensiones largas y blandas de las que ahora hablaremos, pero un chasis que mantenía con bastante dignidad la compostura. Es cierto que su centro de gravedad es muy alto y las curvas requerían tumbar algo más de lo que los neumáticos querían pero el bajo peso del conjunto ayudaba tremendamente. es una moto que cambia muy fácil y rápido de dirección, y que resulta agradable de llevar.

Tras estos primeros km de asfalto comenzamos la ruta off-road por unas pistas con pequeños resaltos y rasantes, donde poco a poco fuimos cogiendo velocidad. Como digo, la ligereza de la Voge 300 Rally es su bandera principal, facilitando la gestión a aquellos que no son tan "pro" como un servidor. Las suspensiones quizá las encontraba un poco blandas, pero seguramente no estaba terminando de saber leer el terreno ya que tuve algún que otro susto. Incluso rodando por encima de mis posibilidades hay que reconocer que la Voge 300 Rally es dócil y lenta de reacciones.

Aquí es donde viene uno de los puntos no tan positivos: la frenada. En carretera se queda un pelín justita, sufriendo una pérdida de tacto en la maneta derecha ante varias frenadas prolongadas. Además me encontré con un tren delantero no tan robusto como el chasis se insinúa, llegando a flectarse un poco el manillar y perdiendo solidez y precisión. No obstante hay que entender que motos con esta ergonomía tienen un punto de apoyo (el nuestro ante una deceleración) bastante alto y que por tanto realiza mucha palanca sobre su punto de anclaje.

Ahora, por lo marrón, mucho mejor. La falta de mordida se tradujo en una progresividad que me permitía modular cada frenada con muchísima facilidad. Además hay que destacar con mayúsculas la posibilidad de desconectar el ABS, algo raro y muy valorado hoy en día.

Los neumáticos podrían ser otro de sus puntos débiles. En verdad, y como suele ser frecuente en motos de fabricación china, son los consumibles la perdición del producto global. Lo bueno es que son elementos que se pueden sustituir por otros de mayor calidad. En este caso los neumáticos dan un buen resultado global, pero en carretera encuentran el límite de inclinación relativamente pronto, así que nada de "mamoladas", y en campo, si no eres muy hábil como resultó ser el caso, no van a morder con la eficacia suficiente para superar algunos pasos complejos. Spoiler, me caí varias veces, pero sin mayor consecuencia. Un piloto más experimentado o un neumático con mayor surco y taco hubieran gestionado mejor dichas situaciones.

En mi defensa diré que la ruta que nos preparó Personal Enduro, era bastante exigente y con tramos de enduro puro y duro, por lo que hay que resaltar el destacable rendimiento de la Voge Rally 300 mientras ponemos nota baja al piloto. La ascensión por la cara norte del Anapurna es de complejidad similar.

Ver más

Conclusiones y opinión Voge 300 Rally

Como conclusión final de la Voge 300 Rally quiero destacar su bien hacer en conjunto, sus altísimas aptitudes off-road para ser una "trail", aunque realmente es una moto Raid accesible con un asiento lo suficientemente cómodo como para viajar por carretera. El peso juega a tu favor mientras que la altura es un inconveniente. Rigidez del tren delantero mejorable, así como freno por carretera mientras que suspensiones, chasis, motor y comportamiento global logran una nota alta.

Mi opinión de la Voge 300 Rally es que es una trail de las de antes, con un enfoque más polivalente de lo que encontramos hoy en día, recuperando dicha definición y logrando rendir al 50-50 tanto en campo como asfalto. Unos consumibles mejores y un manillar aftermarket y tienes moto para rato.

Ver más

Galería de fotos Voge 300 Rally

Fotos acción Voge 300 Rally

Fotos detalles Voge 300 Rally

Colores Voge 300 Rally

Deja una respuesta

Volver a la home