La Triumph Tiger Explorer XCa ya está en el grupo de las motos que han caído en nuestras manos. La hemos probado en la presentación internacional que se ha llevado a cabo en Portugal, donde hemos podido realizar con ella más de 250 km por todo tipo de carreteras más una breve incursión Off-Road que tenía su punto y final en la misma orilla de la Praia da Murração.

En 5 tweets...

  • La nueva Triumph Tiger Explorer 1200 se ha actualizado reforzando sus puntos fuertes y revolucionando sus puntos débiles.
  • Incorpora plataforma de medida inercial –sí, como las MotoGP–, ABS predictivo o suspensiones electrónicas semi-activas, entre otras cosas.
  • Además de ser una de las más tecnológicas, es el modelo más potente de su segmento, el de las Maxitrail con cardan.
  • La versión que hemos probado, la Tiger Explorer XCa, dispara directamente en el flanco de la BMW R 1200 GS Adventure pero, ¿podrá con ella?.
  • Para conocer nuestras impresiones mejor que te leas esta prueba, pero ya te avanzamos que no te decepcionará.

La Triumph Tiger Explorer 2016 y sus rivales

Creo que no hay motos más completas que las Maxitrail; son capaces de ser las mejores armas en viajes intercontinentales, ávidas ruteras de fin de semana y hasta cómodas compañeras del día a día.

Highlights técnicos

Marca: Triumph
Modelo: Tiger Explorer XC
Año: 2016
Cilindrada: 1215cc
Potencia: 139CV
Peso: 253kg
Precio: 18.600 € (20.400 versión XCa)

Por eso, cuando uno planta sus ojos en una moto como esta tiene claro lo que busca, una moto perfecta para todo y con un equipamiento de primera. Y eso es exactamente lo que ofrece la nueva Triumph Tiger Explorer, pues ha sido aderezada con los mejores manjares de este siglo, es decir, tecnología de última generación que la convierte en una moto mucho más versátil, mucho más cómoda y, dadas sus prestaciones, en la más rápida de las mastodónticas Maxitrail.

Los responsables del desarrollo de esta moto tiene claro que pelean en un grupo muy concreto, el de las que están equipadas con cardan, pues han concluido que quien busca una moto de estas características, pone este sistema de transmisión como uno de sus requisitos principales. Por este motivo, sus rivales más directas son la BMW R 1200 GS Adventure (18.250 €), la Yamaha XT1200ZE Super Ténéré (15.999 €) o la Honda Crosstourer DCT (17.229 €).

Pero si atendemos al argumento de las prestaciones y dejamos de lado el detalle del cardan, aparecen dos duras contendientes, la KTM 1290 Super Adventure (18.853 €) y la nueva Ducati Multistrada 1200 Enduro (21.090 €).


Nueva Tiger Explorer. Tanta tecnología como una MotoGP

Habiendo situado a nuestra protagonista, es hora de hacer un repaso de los nuevos argumentos con los que tratará de plantar cara a todas estas rivales que hemos enumerado; y para ello intentaré ceñirme a lo más relevante, pues el listado de novedades, accesorios y variantes es tal, que llevaría nos llevaría toda una tarde hablando sin parar…

Prueba Triumph Tiger Explorer XCa 2016 007
IMU. Continental ha desarrollado una centralita ya conocida como Plataforma de Medición Inercial, un sistema que se puso de moda la pasada temporada en MotoGP porque trajo cierta polémica que no viene al caso. Sea como sea, este sistema permite a la nueva Triumph Tiger Explorer controlar con precisión milimétrica todos los movimientos de la moto y dar información a otros sistemas para que actúen en consecuencia.
Este sistema, que hasta ahora estaba prácticamente reservado para las deportivas más avanzadas, se ha incorporado por primera vez en una moto de al casa británica, que han trabajado a conciencia para sacar el máximo partido de esta nueva tecnología.

TSAS. Suspensiones electrónicas semi-activas. Una buena Maxitrail de hoy en día no se entiende sin unas suspensiones electrónicas que sean capaces de modificar su comportamiento sin necesidad de un destornillador. La Tiger Explorer 1200 pedía a gritos una actualización en este sentido y por fin la ha recibido.
Pero cuando los británicos se proponen hacer algo, no valen medias tintas y en Hinckley han sacado todo el partido posible a este tipo de suspensiones que son capaces de cambiar su comportamiento en función de las condiciones del terreno y del modo de conducción seleccionado.
Me llamó la atención saber que Triumph no sólo compra las suspensiones a WP, también adquirió los derechos de uso del software que WP ha desarrollado para el funcionamiento de esta horquilla. Un dato que nos permite entender un poco mejor cómo se desarrollan las motos actuales.

ABS predictivob y reactivo. El ABS es otro de los desarrollos que se han hecho en colaboración con Continental, que ha puesto a disposición de Triumph un sistema con cinco puntos de medición –las dos bombas y las tres pinzas– que envía información a la centralita para que ésta gestione el Cornering ABS, un sistema de frenada que tiene en cuenta la inclinación de la moto.

CCU módulo Central de Control. Como habrás imaginado tras leer los tres apartados anteriores, la centralita que gestiona esta moto recibe y gestiona muchos más parámetros de lo que pensábamos. Los sensores que tiene esta moto monitorizan parámetros procedentes de la IMU como las aceleraciones vertical, lateral y longitudinal, las inclinaciones longitudinal y lateral, así como el radio de giro.

Con esta información procedente de la IMU, la que recibe de los frenos y con el software de gestión de las suspensiones, la Triumph Tiger Explorer modula su comportamiento para ofrecer la respuesta más adecuada a cada circunstancia.


 

Hora y media de teoría. Cinco minutos de práctica.

Antes de subirnos a la moto nos dieron una charla en la que nos pusieron al día de todas las novedades que incorporaba la nueva Tiger Explorer y, como te podrás imaginar no fue precisamente una presentación de 5 minutos….

Hora y media de presentación no fue suficiente pues cuando ya teníamos todo el equipo puesto que justo antes de ponernos en marcha, David López Córdoba –responsable de desarrollo de Triumph– nos dio una última explicación de cómo manejar todos los parámetros de esta mastodóntica inglesa.

En poco más de 5 minutos entendimos el manejo de la nueva interfaz de la Tiger Explorer y es que uno de los objetivos en el desarrollo de esta moto era simplificar este sistema hasta hacerlo lo más intuitivo posible.

Dicho de otra forma, la hora y media de teoría se redujo a cinco minutos de práctica y ya estábamos preparados para iniciar la ruta de más de 250 km por el Algarve que nos dio la oportunidad de poner a prueba a la última versión del buque insignia de Triumph.

El recorrido diseñado para esta prueba transcurría por todo tipo de carreteras. Un primer tramo de recorrido interurbano con mucho tráfico, algo de autovía, rápidas carreteras de montaña con buen asfalto, tramos con asfalto muy parcheado e incluso zonas Off-Road.

Estaba claro que los chicos de Triumph se lo habían currado para hacernos probar la nueva Tiger Explorer 1200 en todo tipo de escenarios y pavimentos, lo que nos dio la oportunidad de comprobar el buen comportamiento de las suspensiones, que eran capaces de adecuarse a cada circunstancia independientemente del modo de conducción que tuvieras seleccionado.

Las suspesiones semi-activas tienen la particularidad de saber modificar su comportamiento en función de las circunstancias por lo que, aunque traté de ponerlas en entredicho seleccionando el modo de conducción más deportivo y seleccionando el tarado más duro en las zonas más bacheadas, no obtuve otra cosa que no fuera comodidad y precisión.

No es que estas suspensiones no hagan caso de lo que pides, sino que son capaces de entender la situación y cambiar sus reglajes de manera inmediata –hace 400 mediciones por segundo– para ofrecer el mejor comportamiento posible.

Desde el mismo mando desde el que se manejan todas las opciones electrónicas que ofrece esta moto también se regula la altura de la pantalla que, por primera vez en esta categoría, es de regulación electrónica. Dos leves pulsaciones en la piña y se podía levantar la pantalla hasta verte prácticamente oculto tras ella.

Otra de las ventajas que esta moto exhibe ante sus rivales es la excelente protección aerodinámica que han conseguido, algo que afirman que está al nivel de las motos de la categoría Gran Turismo y muy superior a las de otras Maxitrail.

Triumph Tiger Explorer XC 2016 003
Desde luego, la protección aerodinámica es un punto fuerte para esta moto y, sobre todo, en la moto que probamos, la Tiger Explorer XCa, la versión más cara y equipada del catálogo.

No podemos obviar que la Tiger Explorer es un peso pesado. Sus 253 kg en seco se dejan notar cuando vamos sobre ella, pero aunque esto limita a esta británica en algunos aspectos, es de ley decir que en Triumph han sabido jugar bien sus cartas para que esto no sea un problema.

Para empezar, la altura de su asiento, de las más reducidas de su categoría, no sólo te permite llegar bien al suelo, sino que se han permitido el lujo de hacer el asiento con una generosa anchura que beneficia –y mucho– a su comodidad.

Por otro lado, los ingenieros de la marca se han hecho valer de la información que proporciona la Plataforma de Medición Inercial para detectar todos los movimientos de la moto y lograr un comportamiento lo más estable posible logrando un buen comportamiento dinámico en todo tipo de circunstancias.

Es de recibo reconocer el excelente trabajo que han realizado en Triumph con esta moto, que ha supuesto su debut en el mundo de las motos con Plataforma de Medición Inercial. No sólo han producido una moto que se beneficia de los últimos avances tecnológicos disponibles en el mercado, también han logrado cubrir un amplísimo rango de uso, incluido el Off-Road ligero, con un nivel excelente de eficacia.

Si tuviese que poner algo en el apartado de A Mejorar, pediría una mayor ligereza del conjunto y una mayor precisión en la conducción. Por algún motivo que no llegué a entender, no acabé de trazar las curvas con plena comodidad. Tengo la impresión de que algunos de los elementos electrónicos me transmitían ciertas sensaciones que no me terminaban de dejar disfrutar de esta moto.

No quiero cerrar esta prueba sin felicitar a sus creadores que, lanzamiento tras lanzamiento, nos demuestran que tras la marca Triumph hay un espíritu de trabajo que es garantía de excelentes productos.


Equipamiento

  • Casco: Shark Explore-R – Carbon
  • Chaqueta: Alpinestars Andes Drystar
  • Pantalón: Alpinestars Andes Drystar
  • Guantes: Alpinestars GT-S X-Trafit
  • Botas: Dainese