La nueva Triumph Thruxton es sin duda la moto del año 2016, una novedad que he tenido la oportunidad de probar la presentación internacional de esta joya británica que tengo la impresión de que se va a convertir en un hito dentro de la historia del motociclismo.

En 5 tweets...

  • Triumph se ha empleado a fondo para desarrollar una moto que es, tal y como nos diejron, «la moto que moríamos por tener en nuestro garaje».
  • Cuenta con un nuevo propulsor de 1.200 cc que ofrece 97 cv de potencia máxima y 112 Nm de par motor.
  • Sinceramente, creo que Triumph ha dado un certero golpe sobre la mesa desarrollando una moto que hará aún más grande a la firma británica.
  • La Thruxton es tan bonita como efectiva. Una moto que enamora a primera vista y convence tras apenas recorrer unos kilómetros.
  • Tras realizar un tramo de curvas muy revirado con la Thruxton R, mi impresión es que esta “clásica” es capaz de merendarse a muchas naked actuales de más de 100 cv.

La nueva Triumph Thruxton R 2016, ya ha llegado


Triumph Thruxton R 1200 2016

La nueva Triumph Thruxton llega para reclamar su posición de hegemonía como naked deportiva de estilo retro. Este modelo clásico siempre ha estado orientado hacia usuarios más dinámicos que no sólo quieren una moto clásica, sino que buscan un modelo que reafirme su condición de persona dinámica, rápida, atrevida…

En este sentido la Triumph Thruxton apenas tenía rivales, y tras esta actualización, menos. No sólo ha recibido un acertado diseño que la convierte en una moto tremendamente atractiva, también es una moto muy eficaz dinámicamente que puede poner en jaque a todas las motos contra las que se medirá.

Aunque tienen dos estilos diferentes, es obvio que Triumph ha disparado a la línea de flotación de la BMW R nineT, la moto que podríamos decir que fue la primera que apostó por esta nueva tendencia uniendo tradición y tecnología. Pero la nueva Thruxton ha ido un paso más allá, sumando a esa ecuación un extra de deportividad y un desarrollo tecnológico más en línea con lo que se puede esperar de una moto desarrollada en 2016.

Pero no nos podemos olvidar de la Yamaha XJR1300 Racer, un modelo histórico que está en activo desde 1995 y que se actualizó en 2015 convirtiéndose en todo un hito dentro de la categoría. Cuenta con un innegable atractivo, pero su larga trayectoria es ahora un pesado lastre, pues tecnológicamente hablando, está lejos de nuestra protagonista.

Triumph Thruxton 900 vs. Triumph Thruxton 1200


Triumph Thruxton 900 vs. Triumph Thruxton R 1200 2016

Técnicamente hablando, la ya antigua Thruxton 900 y la nueva Thruxton 1200 son como la noche y el día. Mientras que la primera era una moto clásica en todos sus matices, el modelo que Triumph ha presentado ahora tiene de clásico su aspecto y el concepto sobre el que se ha desarrollado, pero esta moto es, a todas luces, un modelo 100% actual.

Se han mantenido líneas clave de su diseño en elementos como las llantas de radios, las formas del motor, la línea completa de escape y ambos guardabarros, mientras que el depósito, aunque es ahora mayor, guarda una gran similitud. Por su parte, el chasis también mantiene el mismo tipo de estructura que en el modelo anterior, siendo un doble cuna en acero con doble amortiguador trasero.

Tras leer este párrafo y sin ver las fotos, se podría decir que estamos hablando de la misma moto, pero lo cierto es que, manteniendo intacta la esencia del modelo anterior, se ha realizado un cambio radical que se hace evidente cuando vemos la imagen del antes y el después.

Highlights técnicos

Marca: Triumph
Modelo: Thruxton R
Año: 2016
Cilindrada: 1200cc
Potencia: 97CV
Peso: 203kg
Precio: 15.950 €
La llanta delantera ha pasado de 18” a 17; una modificación que es la clave para que este modelo tenga un comportamiento mucho más dinámico y deportivo. El menor diámetro de la rueda delantera junto a un ángulo de dirección que pasa de 26º a 22,7º –más cerrado que algunas Súpernaked actuales–, hacen que esta moto tenga un sorprendente comportamiento dinámico a la altura de cualquier moto actual de corte deportivo.

El motor es una joya. Si bien no tiene una potencia exuberante –ofrece 97 cv–, sí tiene una cifra de par muy generosa –112 Nm– permitiendo que esta británica sea perfectamente capaz de plantar cara en materia de prestaciones puras a modelos que podrían parecer mucho más capaces que nuestra protagonista. Este propulsor de 1200 cc, que aunque desde fuera no lo parezca ha sido completamente rediseñado, cuenta con un cigüeñal aligerado y una mayor compresión respecto al motor que utiliza su hermana la Triumph T120, cambios que le permiten ofrecer la respuesta exacta que podrías esperar de toda una Café Racer de 2016.

Es evidente que el trabajo realizado por Triumph sobre esta moto se ha llevado a cabo a conciencia y que desde la firma británica pretendían dar un contundente golpe sobre la mesa que deje claro quién manda en este segmento.

Modo Racer, ON


Prueba Triumph Thruxton R 1200 2016

Hagamos una prueba: busca Café Racer en Google y dime cuántas motos has visto que no lleven semi-manillares.

Si esta tendencia, que tanto ha crecido en los últimos años está teniendo respuesta por parte de las marcas, ¿porqué no se habían desarrollado motos hasta ahora que fueran verdaderas Café Racer?

Se podría decir que Triumph ha sido la primera marca en desarrollar una Café Racer 100% actual y esto es algo que hay que celebrar. Pero el acierto es aún mayor cuando pasas la pierna por encima de la nueva Thruxton y compruebas que la posición de conducción no es tan radical como podría esperarse de una moto con semi-manillares. Éstos tienen una pequeña elevación con la que se consigue la medida justa; posición suficientemente adelantada para sentirte que vas “al ataque”, pero no tan radical como para ir incómodo.

Esta posición de conducción hace que tu actitud Racer se ponga en modo On, y cuando arrancas el motor de la nueva Thruxton R, afrontas el camino de otra forma. No es lo mismo ir a dar una vuelta por la sierra que ir a tu carretera de curvas preferida; en ambos casos disfrutarás de ir en moto pero estarás de acuerdo conmigo en que la actitud no es igual…

Y quizá esta sea la clave de la nueva Triumph Thruxton 2016, una actitud diferente y auténtica que, aunque te guste lo clásico, no te permite prescindir de buenas prestaciones por lo que, sin la necesidad de tener una moto de competición, sí quieres tener un buen rendimiento en carretera.

Has de tenerlo claro. A igualdad de potencia, esta moto podría pelear cara a cara con cualquiera de las Súpernaked actuales y es que cuenta con una parte ciclo a la que los desarrolladores de Triumph le han sacado un partido excepcional.

Como decíamos antes, cuenta con un chasis doble cuna de estilo tradicional con doble amortiguador, una solución que dista mucho de las tendencias actuales –doble viga y monoamortiguador– pero que funciona a la perfección. La calidad de las suspensiones –horquilla Showa BPF delante y dos amortiguadores Öhlins detrás– son en parte responsables de este buen funcionamiento, pero hay que reconocer que en Triumph “han sacado petróleo” de esta parte ciclo.

El motor es tan bonito como efectivo y divertido. El cigüeñal aligerado y la compresión extra con la que cuenta le dan un comportamiento muy alegre que te incita a disfrutar de su contundente aceleración desde la zona media del cuenta vueltas. Se podría decir que este motor se lleva “ducateando” un término que ya sonará clásico pero que define muy bien dónde se encuentra cómodo este 1200 cc bicilíndrico calado a 270º.

Una vez más, me da la sensación de que estemos hablando de una moto del siglo pasado, pero esta británica cuenta con todo lo que debería tener una moto 100% actual, y alguna cosa más.

Control de tracción, tres modos de conducción, acelerador electrónico, ABS desconectable… Desde fuera parece impensable que esta moto tenga toda esta tecnología, y esta es otro de los mayores aciertos con los que cuenta la nueva Thruxton, es una perfecta moto actual con un perfecto estilo clásico.

Precio Triumph Thruxton R 2016


Triumph Thruxton R 1200 2016

La nueva Thruxton R sale al mercado por 14.900 €, un precio que la posiciona en la parte alta de la tabla y que la hace estar a la altura de modelos naked actuales de corte deportivo.

Pero es innegable que el punto fuerte de esta moto es su diseño y, teniendo esto en cuenta y la tecnología con la que ha sido concebida, estos casi 15.000 euros no son un precio desorbitado teniendo en cuenta que la BMW R nineT es algo más cara que la británica.

Para cerrar esta prueba he de decir que la experiencia de asistir a la presentación de una moto tan importante para una marca como es esta nueva Thruxton, ha sido muy especial. Vivir en primera persona una puesta de largo de un modelo que marcará un hito en la historia de esta marca ha sido una oportunidad muy interesante, pero más aún lo ha sido comprobar que el esfuerzo que Triumph ha realizado para desarrollar esta moto, ha dado un excelente fruto y, desde mi punto de vista, creo que esta moto no sólo marcará un antes y un después dentro de Triumph, también dejará un sello muy destacado en el sector de la moto.

LO MEJOR

A MEJORAR

  • Diseño
  • Calidad de acabados
  • Efectividad parte ciclo
  • Comportamiento motor
  • Precio. Podría ser mejorable.
  • Precisión cambio de marchas

Equipamiento

  • Casco: Scorpion 
  • Chaqueta: Tucano Urbano 
  • Pantalón: Dainese Bonneville
  • Guantes: Tucano Urbano
  • Botas: Dainese Street Rocker

Prueba Triumph Thruxton R 2016. Galería de fotos