Opinión Triumph Street Scrambler 2019

Lo mejor

A mejorar

  • Elasticidad motor
  • Frenada
  • Capacidad off-road
  • Tacómetro digital

Triumph Street Scrambler 2019: Presentación internacional

La Triumph Street Scrambler 2019 se renueva con un ciclo mejorado, nueva electrónica y un motor más potente. La Street Scrambler se supera como modelo de entrada off-road de la familia Bonneville. Nosotros hemos podido probarla y te contamos cómo va.


La Triumph Street Scrambler 2019 en 5 tweets

  • La Triumph Street Scrambler 2019 es más potente, con 65 cv y 500 rpm extra.
  • Llanta delantera de 19″ y neumáticos mixtos.
  • Frenada mejorada, ahora con pinzas Brembo de 4 pistones.
  • Nueva electrónica: ahora con 3 nuevos modos de conducción (1 off-road).
  • En nuestro catálogo puedes ver en detalle la ficha técnica de la Triumph Street Scrambler 2019.

La Triumph Street Scrambler 2019 entra en escena mejorando en todos los aspectos a la antigua Scrambler, del mismo modo que su hermana más asfáltica la Street Twin. Ahora, la Street Scrambler 2019 cuenta con 10 cv más, 500 rpm extra, llanta de 19″, embrague asistido, puerto/toma USB, mejores frenos, mejores horquillas, más electrónica, más colores, más accesorios, más capacidad, más sensaciones y… ¡más caminos!

Esta nueva Triumph Street Scrambler 2019 retoma su puesto de avanzadilla como transporte “anfibio”, con la nueva actualización desde los hangares de Hinckley para enfrentarse a todos los terrenos y fronteras sin detenerse. Para comprobarlo, Motorbike Magazine ha sido invitada a la presentación internacional en Portugal, junto a su hermana asfáltica la Triumph Street Twin (prueba completa), donde las expusimos a las inclemencias en la ofensiva Cascais. Saltar zanjas y alambradas de espinas nunca fue tan fácil ni tan elegante.

Equipamiento

  • Casco: HJC RPHA 10 Plus
  • Chaqueta: Revit
  • Guantes: Alpinestar Drystar
  • Botas: Alpinestars SM-X 6

Precio de la Triumph Street Scrambler 2019 y rivales

El precio de la Triumph Street Scrambler (10.800 €) sorpresivamente se mantiene muy cercano al del modelo anterior, aún incorporando grandes novedades en el motor, ciclo y electrónica. La Triumph Street Scrambler domina en el segmento de motos vintage con capacidades off-road de media/alta cilindrada (carnet A2). Su posible rival más directo sería la Ducati Scrambler Desert Sled (11.790 €) o la Ducati Scrambler Classic (8.550 €). Otro rival muy interesante sería la Yamaha SCR950 (10.399 €) o la Moto Guzzi V7 III Rough (9.899 €). Las conocidas BMW Nine T Scrambler se saldrían de esta ecuación ya que serían más rival de la Triumph Scrambler 1200.

Rivales Triumph Street Scrambler 2019

Ver más

Novedades de la Triumph Street Scrambler 2019

La Triumph Street Scrambler 2019 se presenta con muchas mejoras, tanto en motor, como en ciclo y electrónica. Chasis y geometría se mantienen, aunque el cuadro ergonómico si ha sido levemente modificado para mejorar la conducción. Esto último lo han llevado a cabo con un nuevo asiento, más mullido y ligeramente más alto.

Triumph también ha incorporado novedades en el motor y en la electrónica, nuevas llantas y nuevos acabados, con emblemas Street Scrambler y refinamiento de piezas mecanizadas.

Enumerando las principales novedades, la Triumph Street Scrambler 2019 cuenta con:

  • Motor con más potencia: el motor de la nueva Street Scrambler 2019 tiene ahora un 18% más de potencia en la zona media, esto se traduce en 10 cv más, alcanzando un máximo de 65 cv. El régimen máximo del motor ahora aumenta 500 rpm más. A todo esto se suma nuevos componentes internos como un cigüeñal y eje de equilibrado totalmente nuevo, balancines aligerados, tapa de balancines de magnesio, tapa de embrague de masa optimizada y un nuevo embrague más ligero.
  • Mejor parte ciclo: suspension delantera ahora de mayor recorrido y con mayor distancia entre las barras y nuevas pinzas de freno de 4 pistones firmadas por Brembo.
  • Ergonomía mejorada: gracias a un nuevo asiento más mullido que sube la posición de conducción en 10mm.
  • Nuevo paquete electrónico: la nueva Street Scrambler 2019 cuenta con 3 modos de conducción, un modo “Road”, otro “Rain” y un tercer modo “off-road” sin ayudas electrónicas (ABS y Control de Tracción ambos desconectables). 
  • Nuevas llantas de radios, con llanta delantera de 19″ y trasera de 17″.
  • Nueva estética con nuevos emblemas y líneas gráficas.

Ver más

Prueba de la Triumph Street Scrambler 2019

La Triumph Street Scrambler 2019 evoluciona de la conocida Bonneville Scrambler. Tras un primer modelo Street Scrambler muy acertado aunque con algunos puntos mejorables, se alista para la campaña 2019, ahora más fuerte, más capaz, más preparada y más actualizada. Para ello se destinó a la Street Scrambler 2019 en la ofensiva Cascais, con un solo objetivo: equipar y motorizar a un grupo de periodistas, entre los que yo me encontraba.

Las condiciones no se presentaban bien, el frío tomó posesión de la parte interior y la lluvia amenazaba en conquistar la costa. No podíamos permitirlo, así que para ello desde Hinckley nos equiparon con puños calefactables en toda la flota de Scramblers.

Carreteras irregulares, curvas lentas, metralla arenosa en las cunetas y todo tipo de parches húmedos. Ese era el parte que nos ha pasado inteligencia y lo que nos íbamos a encontrar la división Scrambler. No pasaba nada, íbamos preparados.

La primera impresión de la Triumph Street Scrambler 2019 que percibes es un manillar ancho, muy ancho, muy prominente, y muy sólido. También gozaba de una elevación importante, que permitía circular erguido y levantado junto a unos estribos dentados. A todo ello acompañan unas suspensiones más largas y de buena filtración, un tacto de gas similar al que da el cable, y un motor más fuerte, adhiriendo mucho carácter al conjunto.

Las sensaciones que percibes desde el primer arranque es de solidez, muy similar a su hermana asfáltica, sólida y ágil. También se notan los neumáticos mixtos (Metzeler Tourance), tanto para lo bueno como para lo malo. En asfalto seco y liso notarás como traquetean si tumbas mucho, pero en cuanto las condiciones se complican un poco, dan un paso al frente y notas su capacidad por encima de los otros tipos de cubiertas más asfálticas. Además, la hidráulica de las suspensiones es capaz de mantener la suavidad y la firmeza en ritmos medianamente elevados, y la comodidad y filtración sobre terrenos irregulares, algo destacable y que no todas las motos logran con éxito.

Ya entrados en faena, sobre asfalto la nueva Triumph Street Scrambler 2019 se comporta con mucha soltura y personalidad; el manillar ancho es capaz de doblar cualquier curva cerrada y meter la moto sin problema, y los frenos no se fatigan en las frenadas prolongadas puerto abajo, como sí sucedía en el modelo previo. Si bien es cierto que no se trata de una moto plenamente asfáltica, he de decir que mantiene sus cualidades perfectamente. El “regorgoteo” del biclilíndrico británico brama con suavidad cuando abres gas y retumba por el lado derecho, mientras calienta (sin riesgo a quemadura gracias a un completo y prolongado protector) tu pierna derecha si circulas a baja velocidad. Esto es algo que nos preocupa si montamos en pantalón corto (muy desaconsejable) en días calurosos.

Lo mejor de esta Street Scrambler es cuando la carretera deja el asfalto tipo “circuito de Jerez” y pasa a ser algo más lento o irregular. Aquí es donde luce, porque no solo filtra y amortigua correctamente, sino que es donde y cuando la moto se encuentra cómoda, lo notas. Disfrutas el doble de lo imaginado. No precisas acelerar fuerte ni tumbar mucho para divertirte ni tener sensaciones, simplemente ruedas, disfrutando de todo lo que no puedes apreciar cuando vas preocupado por el terreno o la situación. Además, ahora es cuando la posición de esta nueva Scrambler resulta inmejorable, con un manillar alto pero sin resultar exagerado, y una anchura suficiente para resultar cómodo sin tener que hacer fuerza. El motor cobra un carácter inapreciable otras situaciones: la zona baja del tacómetro parece la zona media, los medios parecen altos y la parte alta la guardas para cuando se complique el tema, ya sea una persecución cuesta arriba sobre caminos fangosos, o diferentes situaciones similares tan cotidianas en nuestro día a día.

La electrónica ahora viene más equipada en la Triumph Street Scrambler 2019, con dos modos de conducción más un tercero “off road”. Los dos primeros están estrechamente relacionados con un potenciómetro en el acelerador (electrónico), y el tercer modo “off-road” más endurero, sin controles de ayuda alguno. Para activarlo es necesario parar (los otros modos Rain y Road pueden seleccionarse en marcha). También cuenta con un embrague asistido que, quizá en carreteras bien asfaltadas no sea tan necesario, en caminos más deslizantes o abruptos se nota su ayuda incluso para los más veteranos. El control de tracción lo encuentro bastante intrusivo, aunque hay que recordar que los neumáticos mixtos cuentan con menos adherencia que un neumático normal, y esto puede influir en la interacción del control. El control ABS no me pareció tan intrusivo, sino más bien en el punto correcto, permitiendo fuertes frenadas. Aquí es donde se percibe una de las grandes mejoras: pinzas Brembo de 4 pistones. La mordiente no es más directa ni más fuerte en los primeros compases, pero sí mucho más consistente y férrea.

Un pequeño detalle de esta nueva Triumph Street Scrambler 2019 que ya nos dimos cuenta también en la Street Twin, es la instrumentación dual: cuenta con una esfera que muestra un velocímetro analógico y una pequeña pantallita que muestra diferentes parciales, información y/o un tacómetro digital. Encontramos más lógico que el tacómetro sea analógico, para saber en qué punto de la franja de potencia nos encontramos, y que el velocímetro sea digital.

En términos globales, la nueva Street Scrambler 2019 se mostró muy capaz y de fácil conducción, con elementos de ayuda activa y un ciclo muy eficiente, que no efectivo, y unas sensaciones adictivas en cualquier terreno, sobre todo si no es “perfecto”.

Ver más

Conclusiones y opinión de la Triumph Street Twin 2019

La nueva Triumph Street Scrambler 2019 es esa scrambler vintage que sólo Triumph sabe hacer, que te combina la funcionalidad y manejabilidad actual con ese estilo y esas líneas tan bien conservadas. Las nuevas cifras del motor, junto a un tercer modo off-road, unos frenos actualizados y unos neumáticos mixtos hacen imposible que te defraude, en cualquiera de los aspectos. Es la versión campera de su acertada hermana la Street Twin, una moto que mola en parado, a baja velocidad, a media velocidad, a ritmos altos, por asfalto, por el campo, o en la terraza de un café. Además, a pesar de su imponente 900 cc, se trata de una moto bajita y fácil de conducir, con un enfoque a todo aquel que busque su scrambler vintage para el carnet A2.

Ver más

Galería de fotos de la Triumph Street Scrambler 2019

Fotos Acción 

Fotos detalles Triumph Street Scrambler 2019

Accesorios Triumph Street Scrambler 2019

Colores Triumph Street Scrambler 2019