Triumph Rocket 3 R y GT 2020: misma moto, distinta conducción

Todo gira en torno al motor más descomunal jamás producido en serie. 2500 cc, 167 CV y un par de 221Nm. Una bestia que te deja sin aliento al abrir gas y que te sorprende a cada kilómetro que recorres. Así es la nueva Triumph Rocket III 2020.


La Triumph Rocket 3 2020 en 5 tweets

Por absurdo que parezca, si eres una de esas personas que tiene un listado de cosas imprescindibles que hacer antes de morir y aún no has probado la nueva Triumph Rocket 3 ya sabes que debes añadir una línea más. Son tantas las sensaciones que despierta esta salvaje británica que solo puedo recomendar encarecidamente que subas en ella. ¿Es tan impresionante como parece? Sí. De hecho, lo es más aún. Porque no solo cumple con lo que esperas de ella, y aquí me refiero a sus prestaciones puras, sino que también es dinámicamente sobresaliente.

La evolución respecto al modelo anterior es tan grande que prácticamente estamos hablando de otra moto. Más potente, más ligera, más eficiente, más efectiva y tecnológicamente superior.

Realmente, apenas hay diferencia entre la Triumph Rocket 3 R y la GT, son esencialmente la misma moto salvo el manillar, más largo en la GT, y más corto y ancho en la R. Las estriberas son más bajitas y alejadas en el modelo GT, mientras que en el R se encuentran más cerca. Para terminar, la GT cuenta con un pequeño respaldo para el copiloto, amén de una mini cúpula en el frontal, discreta y estética.

Equipamiento

Opinión

Lo mejor

Podría mejorar

  • Motor salvaje
  • Electrónica
  • Comportamiento dinámico
  • Peso
  • Autonomía
  • Asiento pasajero pequeño

Precio de la Triumph Rocket 3 2020

El precio de la  Triumph Rocket 3 GT (23.800 €) es ligeramente superior al de la Triumph Rocket 3 R (23.000 €), pero son prácticamente el mismo.

Respecto la competencia fuera de la marca, la Rocket 3 no tiene rivales directas. Por sus características técnicas campa a sus anchas en el mercado en cualquiera de sus versiones. Las rivales que más se aproximan al modelo R podrían ser la Ducati X Diavel 1260 (N.D.), que casi iguala su cifra de potencia pero otorga la mitad de par, o la enorme Harley-Davidson Fat Boy (23.600 €) cuyo motor de 1800 cc aún queda lejos en prestaciones si lo comparamos a la Triumph. Por su lado, el modelo GT podría compararse con la Harley-Davidson Road King Special (29.800 €) y la Indian Chieftain (N.D.), ambas ofrecen más protección y capacidad de carga, pero siguen sin acercarse lo más mínimo al poderío de la Rocket 3 GT.

Ver más

Novedades y características de la Triumph Rocket 3 2020

Antes de contarte cómo va esta bestia británica es mejor que eches un vistazo a sus principales novedades. La Triumph Rocket 3 es un derroche de ingenio que la hacen mejor en todo, pero con el fuerte consiguiente de  rebajar su cifra final de peso ¡en 40 kilogramos!

Motor:

  • 18 kg más ligero que la versión anterior
  • Cigüeñal más compacto y liviano (11kg menos)
  • Lubricación con cárter seco 
  • Nuevos ejes de equilibrado
  • Acabados mecanizados
  • Colectores hidroformados
  • 11% más potente que el anterior motor
  • De 0 a 100 en 2,89 segundos
  • Nuevo embrague hidráulico
  • Caja de cambios con engranajes de acoplamiento elicoidal. Más fuerte, precisa y resistente.

Chasis

  • Nuevo chasis de aluminio con motor autoportante
  • Nuevas suspensiones Showa multirregulables
  • Sistema de frenado Brembo de última generación con Stylema delante y M4 32 detrás

Electrónica

  • Diferentes modos de conducción: Road, Rain, Sport y Rider (personalizable)
  • Control de tracción (desconectable)
  • ABS en curva
  • Ordenador de abordo 
  • Pantalla TFT digital configurable y con ángulo para mejorar visibilidad
  • Conectividad Bluetooth (Smartphone, GoPro…)
  • Manejo con Joystick muy intuitivo

Ver más

Prueba de la Triumph Rocket 3 R/GT 2020

Abrir gas a fondo y pensar que vas a arrancar el asfalto es una sensación que casi ninguna moto del mercado puede ofrecer. La nueva Triumph Rocket 3 y su enorme balón trasero Avon Cobra (250/50-16) es especialista en transmitirte sensaciones brutales y esa aceleración tan poderosa es uno de sus principales reclamos. Su 0 a 100 es el similar al de una deportiva pero con una postura de conducción a lo Terminator 2. Supremo. Enlazar marchas apurando el motor te hará ver demasiado pronto cifras en el marcador que jamás pensarías que una moto de este tamaño pudiera mostrarte.

Pero si solo se buscase la aceleración pura en Triumph no hubieran evolucionado el modelo ya que el anterior también la tenía. Ahora el trabajo de desarrollo en Hinckley ha tocado todos los palos posibles. Pero es especialmente la parte ciclo en la que se han invertido muchísimas horas tanto en los ordenadores de los ingenieros como en los infinitos test realizados por los ingenieros, sin duda los verdaderos artífices de que esta moto sea tan sorprendente.

Puedes rodar rápido con ella. Muy rápido si eres osado. Su gran distancia entre ejes (1677 mm) y el lanzamiento de su horquilla pueden hacerte creer que su ciclo tendrá reacciones custom. Para nada. Súbete, abre gas, frena fuerte, encara la curva, tumba, tumba más, roza con los estribos, vuelve a abrir a fondo y luego hablamos. Te darás cuenta de que tienes entre las piernas 300 kilos de pura efectividad sobre el asfalto. Todo trabaja al unísono. Las suspensiones Showa son precisas y están muy bien calibradas, con tacto duro en su configuración de serie. Los frenos tienen una mordida poderosísima y la sensación de deceleración es enorme –como todo aquí- debido a que las dos enormes gomas se pegan como chicle al asfalto. Para que te hagas una idea la pinza radial trasera de 4 pistones la montaban las motos del WSBK en el tren delantero hace dos temporadas… Nunca antes se había montado algo así en una moto de serie.

Todo esto suena muy bonito, pero sin la ayuda de la electrónica sería imposible un pilotaje así. La confianza que te da el control de tracción y el ABS en curva hacen que vayas con tiralíneas. Debes llegar a la curva con el trabajo ya hecho. Pero una vez dentro de la misma la moto ni se mueve aunque veas que van actuando los controles. El TC es desconectable, pero sinceramente no lo recomendamos a no ser que quieras acabar con el neumático en 2000 km y que las marcas de goma sean como las miguitas de pan para Pulgarcito y te indiquen el camino a casa… porque su par de tractor está disponible desde muy muy abajo y sus 167 caballos se hacen notar en todo momento.

La Triumph Rocket 3 es bastante ágil a pesar de sus colosales dimensiones y esto hace que puedas manejarla cómodamente también por ciudad. Un mejor radio de giro ayudaría, pero como comprenderás no está pensada para serpentear entre coches. Su nuevo embrague hidráulico es canela fina y de tacto exquisito. Además, el asistente de salida en cuesta hace que te despreocupes en determinadas situaciones. La suavidad y precisión también la encontramos en la nueva caja de cambios que es tan efectiva en carretera de curvas como en el tráfico diario…

¿Cuál escojo? ¿GT o R?

Estamos ante dos motos prácticamente idénticas en parte ciclo. Comparten casi todos los componentes y en ellas solo cambian algunos detalles que las hacen muy distintas a la hora de pilotar. El modelo R tiene un manillar ancho y recto, las estriberas se ubican bajo las rodillas, mientras que el asiento se sitúa a 773mm del suelo. Su hermana GT viene con un manillar curvado y confortable, las estriberas adelantadas tipo custom, una pequeña pantalla para el aire y es ligeramente más baja (asiento a 750mm). Esto hace que en la primera prime la ergonomía pensando en la conducción deportiva mientras que la Rockey 3 GT está más orientada al turismo.

A los mandos de la R sacarás tu lado más canalla. El peso carga más en el tren delantero y la postura es agresiva. Podrás tumbar sin miedo a rozar con las estriberas ya que en esta versión ese momento se retrasa bastante. Sin embargo, en la GT la postura hará que bajes un poco tu índice de maldad sobre el asfalto. El asiento más bajo, la posición relajada que te da el manillar curvado sumado a los estribos avanzados te darán el confort deseado. La cupulita desvía ligeramente el aire y, sinceramente, ya que es una versión GT, se agradecería que fuera más grande.

Ver más

Conclusión y opiniones sobre la Triumph Rocket 3 R/GT 2020

La nueva Triumph Rocket 3 es una moto masiva. Todo en ella es grande y salvaje. Desde sus enormes neumáticos hasta su descomunal motor. Una moto que se actualiza con electrónica pata negra y que deja de ser una “dragster” para convertirse en una máquina para casi todo gracias al increíble trabajo que se ha hecho en la parte ciclo. Dinámicamente sorprende mucho y su conducción es altamente divertida en cualquiera de sus versiones.

Además, no tiene un consumo exagerado aunque consideramos que el adelgazamiento de su depósito es un error ya que con las anteriores 24 litros aumentaríamos significativamente la autonomía. Además, su cuadro de instrumentos es completísimo y configurable a gusto del piloto. Esta británica es la moto más exclusiva de Triumph y a pesar de ello no tiene un precio exagerado. Estamos bien seguros de sus futuros propietarios solo tendrán alegrías con ella.

Galería de fotos Triumph Rocket 3 R/GT 2020

Fotos acción Triumph Rocket 3 R/GT 2020

Fotos detalles Triumph Rocket 3 R / GT 2020

Colores Triumph Rocket 3 R/GT 2020