Opinión Triumph Bonneville Bobber

Lo mejor

A mejorar

  • Diseño y originalidad.
  • Posibilidades de personalización.
  • Comportamiento del propulsor.
  • Suspensiones.
  • Potencia freno delantero.
  • Sin posibilidad de asiento para acompañante.

Hemos probado la nueva Triumph Bobber en su presentación internacional en Madrid.

La Triumph Bobber 2017 ha recibido un sorprendente número de reservas antes incluso de que se conociese su precio, un claro indicativo de que el diseño de esta moto ha sido un exitazo. Y ahora que la hemos probado, nos consta que la nueva Bobber lo tiene todo –o casi– para convertirse en la reina de su categoría.



La Triumph Bobber en 5 Tweets

  • La nueva Triumph Bobber ha colmado todas nuestras previsiones. No sólo es preciosa, sino que tiene un comportamiento ejemplar.
  • Con el propulsor “bi” de 1.200 cc de la T120, la nueva Triumph Bobber es suave y tranquila pero tiene mucho par, lo que también le permite ser muy excitante.
  • Triumph ha dado en el clavo con su diseño. Es una moto preciosa que además tiene un enorme potencial para todo tipo de personalizaciones.
  • Triumph ha apostado fuerte al hacerla monoplaza, un hándicap contra el que tendrá que lidiar cuando llegue al mercado.
  • Tienes todos los detalles técnicos, su precio, fotos y mucha más información sobre la Triumph Bobber 2017 en nuestro Catálogo de Motos nuevas by MBK.


prueba-triumph-bobber-2017-06La nueva Triumph Bobber es la tercera moto de la casa británica que sale al mercado con el propulsor bicilíndrico de 1.200 cc, que se lanzó el año pasado cuando fueron presentadas las Thruxton y la T120.

De ellas toma la base del propulsor pero, al contrario que el resto de los modelos de la gama Classic, la Bobber cuenta con un chasis completamente nuevo, pues el tren trasero y las suspensiones han sido diseñadas expresamente para esta moto, que es especialmente bajita y simula tener un chasis rígido como los de las motos de comienzos de los años 40.

Y es que ese detalle, el de simular un chasis rígido, fue la base de este proyecto en el que Triumph ha redoblado esfuerzos para lanzar una moto con una gran carga de personalidad, y el resultado es una Bobber que cuenta con todos los ingredientes para convertirse en un bombazo.

Entre las claves de su más que probable éxito está el “estilazo” que le han sabido dar los diseñadores de la marca; a ello se une el hecho de que es una moto fácilmente personalizable y, como sucede con todas las Triumph actuales, tiene un comportamiento al que se le pueden sacar muy pocas pegas.En resumen, una moto capaz de enamorar y convencer a partes iguales que tuvimos la ocasión de probar en la presentación internacional que se llevó a cabo en Madrid.

triumph-bobber-2017-boceto-diseno

El precio de la Triumph Bobber y las rivales a las que se enfrenta

triumph-bobber-2017-003Ya lo comentamos en la ficha técnica de la Bobber, tan sólo hay dos motos con las que podrá rivalizar, y es que su estilo es tan personal como original, lo que hace que las alternativas sean muy limitadas.

De hecho, las dos opciones que planteamos son diametralmente opuestas en cuanto a precio; una es 10.700 € más cara que la Triumph y la otra es 8.250 € más barata… No es poca la diferencia, ¿verdad?

Las motos de las que hablamos son la Harley Davidson Softail Slim (21.390 €) y la Royal Enfield Bullet 500 Classic (4.995 €), que, aunque poco tienen que ver con la Bobber, creemos que podrían resultarte atractivas si has puesto tus ojos en la británica.

Respecto a la Triumph T120 (12.650 €), la nueva Bobber es un poco más cara, pero con una personalidad tan marcada que se hubiese justificado perfectamente que fuese mucho más cara, por lo que creo que su precio habrá sido una agradable sorpresa para todos aquellos que han dado una señal para reservar su Bobber “a ciegas”, pues han sido muchos los que han reservado esta moto sin saber qué precio tendría, superado en este aspecto a la gran demanda que tuvo la Triumph Thruxton el año pasado.


Triumph Bonneville Bobber 2017

Motor1.200 ccPotencia77 cv
Peso228 kgPrecio13.350 €
La Triumph Bobber 2017 es un nuevo modelo que llega con un estilo custom bobber inconfundible que transporta a los años 40, un segmento en el que hay poca competencia actualmente y que pretende resucitar la marca británica con una atractiva y peculiar Bonneville muy pertinente donde las motos retro están en pleno auge.
Ver ficha completa

Ver más

Chasis, suspensiones y posición de conducción de la Triumph Bobber

triumph-bobber-2017-006El día que los responsables de Triumph se reunieron con los ingenieros que se iban a encargar de desarrollar esta moto, les pusieron ante un reto muy complicado; el objetivo era concebir una moto de estilo clásico, con un chasis que simulara ser rígido, un bajo centro de gravedad, una distancia entre ejes prácticamente igual a la de la T120 –65 mm más– y, aquí viene lo complicado, que tuviera el comportamiento que se puede esperar de una buena Triumph.

Como te podrás imaginar, hacer un nuevo chasis es ya un reto en sí mismo, pero el verdadero desafío fue contar con unas suspensiones de sólo 90 mm de recorrido en la horquilla y 77 mm en el amortiguador –la T120 cuenta con 120 mm en ambos trenes para la T120–.

Por eso el equipo de desarrollo se siente especialmente orgulloso del resultado final pues el comportamiento que han logrado es perfecto, algo que pudimos comprobar los que participamos en la presentación.

Para lograr que un tren trasero con tan poco recorrido tenga un buen comportamiento, se ha recurrido a un sistema de bieletas que permite dotar de progresividad al sistema y, según nos contaron durante la presentación, realizaron un trabajo de pruebas intensivo para dar con el mejor reglaje posible para el amortiguador, tanto es así que creen que será muy difícil mejorar su funcionamiento sea cual sea el amortiguador que se instale, incluido el desarrollado por Fox que se ofrece como accesorio original.

Despejada la duda del comportamiento de las suspensiones –algo que comentamos los asistentes antes de subirnos a la Bobber–, la posición de conducción era otro de los aspectos que nos llamaba la atención.

El asiento monoplaza es especialmente llamativo pero, ¿sería la posición de conducción un inconveniente? La respuesta es que no, y de hecho, es todo lo contrario.

El asiento, que es regulable, es especialmente confortable; no sólo por el mullido, también por su diseño, que te recoge muy bien y hace que la sensación de poder caerte hacia atrás desaparezca y te olvides de ella.

El manillar, ancho y plano, te hace ir algo inclinado hacia delante, pero la posición no es forzada ni incómoda, mientras que los estribos están ubicados en una correcta zona neutral, ni demasiado adelantados, ni atrasados.

Por último, la altura del asiento es muy reducida, lo que hace que hasta los de menor estatura lleguen al suelo sin ningún inconveniente, aunque para éstos, la distancia del asiento al manillar sí puede convertirse en algo menos cómoda.


Ver más

Prueba de la Triumph Bobber 2017

Highlights técnicos

Marca: Triumph
Modelo: Bonneville Bobber
Año: 2017
Cilindrada: 1200cc
Potencia: 77CV
Peso: 228kg
Precio: 13.350 €
Por suerte o por desgracia, la prueba se llevó a cabo un día frío de niebla y humedad; podríamos decir que fue un perfecto día “British style” que disfrutamos a lomos de una de las motos más atractivas de 2017.

Aunque la jornada no invitaba a rodar en moto, todos teníamos ganas de probar la nueva Triumph Bobber, una moto que ha despertado mucho interés por su original y elegante diseño; por lo que estábamos deseando conocer lo que era capaz de hacer en marcha.

La primera impresión que recibes cuando te sientas en la Bobber es que es más cómoda de lo que te imaginabas. El asiento está muy cerca del suelo y eso te da un extra de confianza, mientras que los estribos están en una posición muy neutral que quizá pueda resultar demasiado cercana para los pilotos de gran envergadura, pero este no es mi caso…

prueba-triumph-bobber-2017-02Iniciamos la marcha por un breve recorrido urbano que tenía una serie de rotondas, algún stop, badenes y algunos kilómetros por vías de servicio. Durante este breve recorrido pude comprobar que a todos los del grupo nos llamó poderosamente la atención ver el movimiento de la rueda trasera y su guardabarros; me explico: Su asiento en voladizo permite ver de forma clara la oscilación de la rueda y su guardabarros –que va unido a ésta– , algo que suele estar oculto en la inmensa mayoría de las motos.

Este detalle, que no se aprecia hasta que no ves una Bobber en marcha, le da un encanto especial al elegante rodar de esta británica.

Una vez acostumbrado a este aspecto, empecé a valorar el sonido de su bicilíndrico. Discreto al inicio y grave a medio régimen también te ofrece un bramido algo más agresivo si exprimes el potencial de su motor.

Pero si eres de los que gusta de buscar la potencia en la parte alta del cuentavueltas, te darás cuenta que con la Triumph Bobber has de cambiar el chip, pues los 1.200 cc ofrecen unos moderados 77 cv que hacen que disfrutes mucho más de su par motor a bajas vueltas que de la “zona roja”.

Y así, con un ritmo más sosegado aunque contundente afrontas la jornada con un pilotaje más elegante. Una conducción que te invitará a enlazar curvas sin pretender hacer inclinaciones de gran premio pues, llegado el caso, te darás cuenta que los estribos tocan el suelo con facilidad.

Y aprovechando que hemos incrementado el ritmo de la marcha, es el momento de mencionar el funcionamiento de sus frenos. Éstos, encomendados a un único disco delantero de 310 mm mordido por una pinza convencional de dos pistones y a un disco trasero de 225 mm con pinza de un solo pistón, son muy eficaces hasta que les buscamos “las cosquillas”. En ese momento notaremos que hace falta presionar la maneta con fuerza y se deja notar que no han sido diseñados para ritmos excesivamente rápidos, sino que se ha priorizado un tacto más suave y dosificable, algo que es perfectamente lógico y que no podemos criticar.

Sobre las suspensiones ya te he hablado antes; el trabajo que han realizado los ingenieros de Triumph en este sentido es llamativo por su buen comportamiento. A pesar del reducido recorrido de las suspensiones, la Bobber se tragaba todos los baches y badenes –incluidos algunos a alta velocidad– sin que pudiésemos ponerle pegas.


Equipamiento

Ver más

Electrónica de la Triumph Bobber

triumph-bobber-2017-detalles-007En Triumph llevan ya bastante tiempo utilizando aceleradores electrónicos en todas sus motos, incluidos los nuevos modelos de la gama Classic.

Esto da una idea del nivel de desarrollo de la firma británica que, si hacer muchos alardes sobre este asunto, equipa a sus motos con más tecnología que algunas súperdeportivas que están actualmente en el mercado. Pero la Bobber tampoco necesita grandes soluciones electrónicas, tiene lo justo y es más que suficiente.

Al acelerador electrónico, se le unen dos modos de conducción –Rain y Road– más un control de tracción desconectable y un sistema de frenos ABS.

Los diferentes modos de conducción le permiten a la Bobber ofrecer una respuesta más moderada y otra más contundente, algo que te permite conducir con un extra de seguridad cuando las condiciones no son las mejores o con un extra de relax si es lo que te pide el cuerpo.

Ver más

Nueva Bobber 2017. Detalles y conclusiones

triumph-bobber-2017-opiniones-1Antes de poner punto y final a esta prueba, me anoté durante la presentación algunos detalles que no quería dejar de mencionar.

Uno de ellos es la llave de contacto, que está ubicada en el lateral derecho, justo debajo de los falsos carburadores y bajo una de las tapas laterales. Tras estas tapas, se ocultan las cajas del filtro de aire, una solución a la que se ha recurrido para permitir la instalación de ese precioso asiento en voladizo.

El hecho de que la llave se sitúe en esta posición, hace que el bloqueo de la dirección vuelva a situarse en el eje de la dirección, volviendo a una solución que se había abandonado en las últimas Classic y que es un detalle menos versátil pero no podemos negar que tiene cierto encanto.

El asiento de la Bobber es regulable, pues ofrece la posibilidad de retrasarlo y bajarlo respecto a la posición original. Y por último, el cuadro de mandos también ofrece una sencilla posibilidad de reglaje, pues es abatible aflojando su eje con un sistema muy parecido al que se usa en los ejes de las bicicletas.

Conclusiones


Si después de leer esta prueba te quedas con la sensación de que la Bobber es una moto excepcional, entonces me habré expresado bien.

No sólo es bonita y cautivadora en parado, también lo es cuando la ves desde fuera en marcha –incluso más – pero cuando circulas con ella también te tiene reservado un comportamiento ejemplar que, si te quedaba alguna duda antes de probarla, terminará por convencerte.

Hoy en día, cuando la gran mayoría de las motos van razonablemente bien y en el peor de los casos el comportamiento siempre es correcto, las motos que se diferencian de las demás son las que te ofrecen distinción, carisma o personalidad, y la nueva Triumph Bobber te ofrece todo esto y mucho más.

Ver más

Galería de fotos. Triumph Bobber 2017

Ver más