Opinión Suzuki GSX-R1000R

Lo mejor

A mejorar

  • «Si estás pensando en comprarte una Suzuki GSX-R1000R 2017 disfrutarás de un potentísimo motor de última generación con un excelente comportamiento en toda la banda de potencia. La finura de su motor se une a una parte ciclo exquisita para redondear un conjunto de primera línea».
  • «Creo que Suzuki debería haber dado una vuelta de tuerca más a la electrónica de la Suzuki GSX-R1000R 2017, pues parece haberse quedado un escalón por debajo de sus rivales, al menos en cuanto a posibilidades de personalización y su interfaz –cuadro de mandos–, que no es muy llamativa. El ABS no es configurable ni desconectable, algo que creo que deberán evolucionar los japoneses».

Probamos la nueva Suzuki GSX-R1000R 2017 en el Circuito de Almería

La nueva Suzuki GSX-R1000R supone el desarrollo más importante que ha realizado esta firma japonesa, por eso desde Suzuki España tenían mucho interés en que conociéramos a fondo su nueva súper deportiva. Y para remediarlo, reservaron los dos circuitos de Almería para que nos hinchásemos a rodar con ella. Y así lo hicimos. ¡Misión cumplida!



La Suzuki GSX-R1000R en 5 tweets

  • Hemos asistido a la presentación nacional de la Suzuki GSX-R1000R en Almería, donde hemos podido hincharnos a rodar con esta Superbike 2.0
  • El nuevo propulsor de más de 200 cv, el más potente de su categoría, es sencillamente bestial.
  • Como buena Suzuki, hace gala de un excelente comportamiento de la parte ciclo, capaz de lidiar con la bestial potencia sin titubuear.
  • La electrónica por fin ha llegado a la Suzuki que, además, incorpora soluciones técnicas derivadas de MotoGP
  • En su contra, la Suzuki llega con algunos aspectos algo desfasados respecto al nivel de la competencia, lo que le resta glamour a un lanzamiento tan importante.

La Suzuki GSX-R1000R 2017 era una de las grandes esperadas de la categoría Superbike. La marca japonesa ya anunció finales de 2015 que estaba trabajando en una completísima evolución de su buque insignia, un desarrollo que hemos podido comprobar de primera mano en el Circuito de Almería, un trazado donde hemos saciado nos hemos hinchado a dar vueltas sobre esta bestia.

HERENCIA MAVERICK VIÑALES


Suzuki-GSXRR-MotoGP-2016Para ponernos en antecedentes, hay que poner la mirada en el Mundial de MotoGP, donde Suzuki está protagonizando un trabajo excepcional.

En apenas dos años pasaron de volver al Grand Circus a estar peleando por podios y victorias algo de lo que tiene mucho mérito uno de los pilotos más rápidos de la actualidad pero que, obviamente, no hubiese sido capaz de lograr aquellos éxitos sin una moto que estuviera a la altura de sus rivales.

Parte de la tecnología que Suzuki ha desarrollado en MotoGP la ha aplicado a esta moto que se ha puesto a la altura de las más competitivas de su segmento después de una etapa en la que se había quedado algo desfasada.

Pero en 2017 llegó el turno de una de las superbikes con mayor historia del mercado y las mejoras que ha recibido le permiten meterse en el grupo de las deportivas más tecnológicas del mercado. Si bien su dotación electrónica no es su principal argumento, donde Suzuki ha querido dar el do de pecho ha sido con su motor, poniendo en el mercado una moto de 202 cv que reclama el título de la deportiva más potente del mercado.

Las rivales de la Suzuki GSX-R1000R 2017 y sus precios

Suzuki GSX-R1000R 2017 (3)La Suzuki GSX-R1000R es la hermana superdotada de la GSX-R1000 “a secas”, y que cuenta con algunos extras que la hacen competir en un escalón superior del segmento de las Superbikes actuales.

De todas las opciones actuales que hay en el mercado, son cinco modelos los que representarán duros contendientes para la nueva Suzuki GSX-R1000R, pero de todas esas las que destacan son la BMW S 1000 RR (19.500 €) y la Kawasaki ZX-10RR (21.650 €).

La BMW S 1000 RR es, de entre las cinco rivales que hemos seleccionado, la única versión estándar ya que las demás son versiones especiales con elementos que las hacen más exclusivas. Pero eso no es un problema para la BMW, que cuenta con un excelente nivel de acabados, de tecnología y, lo más llamativo, que es capaz de pelear con sus rivales a un precio inferior (1.879 € menos que nuestra protagonista).

Del otro lado está la Kawasaki ZX-10RR que está a la venta por unos escasos 651 € más que la Suzuki GSX-R1000R 2017, una diferencia inapreciable si tenemos en cuenta que hablamos de motos de más de 20.000 €.

Respecto a ellas, la nueva Suzuki GSX-R1000R 2017 cuenta con un potentísimo motor de 202 cv con el que marca la diferencia; además de esos 2 o 3 cv extras, también tiene un peso algo inferior (5 kg y 1 kg menos que la BMW y la Kawa respectivamente), lo que le permite desmarcarse de ellas en la relación peso/potencia.

Eso sí, una vez que entramos en las posibilidades que ofrece la electrónica, la Suzuki se presenta como una moto más sencilla que ofrece menos posibilidades de configuración que sus rivales. Esto, podría llegar a ser un valor añadido para los que no quieren volverse locos con “zarandajas modernas” pero al nivel que está la categoría, es lógico que se entienda como una carencia de la nueva superbike de Hamamatsu.

Dos japonesas que también se presentan como rivales directas de la Suzuki son la Yamaha YZF-R1 2017 (26.899 €) y la Honda CBR1000RR SP (25.100 €), dos superbikes que se sitúan a un nivel de precio más alto aunque, en el caso de la Honda, los 13 cv menos que ofrece hacen que llame especialmente la atención los 4.101 € que hay respecto a la GSX-R1000R.

De todas las rivales que te mostramos, la Aprilia RSV4 RF es la única que no es una cuatro cilindros en línea, ya que la italiana utiliza un propulsor en V. La superbike de Noale, que tiene 201 cv y pesa 180 kg, ofrece una relación peso/potencia sencillamente alucinante: 0,9 kg/cv. A su favor, también tiene una electrónica casi de competición, y es que la Aprilia no dista mucho de las motos que compiten en el Mundial de Superbike. Si bien esto puede ser un factor llamativo para muchos clientes, los que busquen una deportiva para todos los días encontrarán en la Suzuki GSX-R1000R 2017 una moto mucho más amable, dócil y “sociable” que la italiana.

La Suzuki GSX-R1000R frente a sus rivales

MarcaModeloAñoPrecioDif. PrecioCc.CvKgRel. Kg/Cv.
BMWS 1000 RR201719.500 €-1.879 €999 cc199 cv208 Kg1,05
SuzukiGSX-R1000R201720.999 €999,8 cc202 cv203 Kg1,00
KawasakiZX-10RR201721.650 €651 €998 cc200 cv204 Kg1,02
ApriliaRSV4 RF201724.359 €3.360 €999,6 cc201 cv180 Kg0,90
HondaCBR1000RR Fireblade SP201725.100 €4.101 €999 cc189 cv195 Kg1,03
YamahaYZF-R1M201726.899 €5.900 €998 cc200 cv200 Kg1,00

Las Rivales de la Suzuki GSX-R1000R 2017, una por una

Suzuki GSX-R1000R 2017

Motor999,80 ccPotencia202 cv
Peso203 kgPrecio20.999 €
La Suzuki GSX-R1000R 2017, también conocida como GSX-RR, ha sido una grata sorpresa, pues cuando todo el mundo ya sabía que llegaría una nueva versión de esta superbike, la firma japonesa ha presentado dos… Realmente se trata de una versión con algunos componentes extra respecto al modelo base, pero esta moto supone un hito en la historia de este exitoso modelo.
Ver ficha completa

Ver más

Equipamiento usado en la prueba de la Suzuki GSX-R1000R 2017

Innovación tecnológica en la Suzuki GSX-R1000R 2017

Suzuki GSX-R1000R 2017 (5)La Suzuki GSX-R1000 siempre ha sido una de las superbikes de referencia y a su favor siempre ha tenido argumentos como la finura de su motor y un comportamiento muy amable con el piloto, puntos a su favor que le han permitido que sea una moto muy querida por todos los que han podido degustar sus encantos.

Pero en los últimos años la GSX-R1000 tenía el lastre de no haberse actualizado al nivel de sus rivales y estaba algo desfasada en cuanto a tecnología y prestaciones, mientras que en comportamiento seguía teniendo argumentos muy convincentes.

La firma japonesa ha trabajado duro en el desarrollo de este modelo y ha aplicado en ella tecnología derivada de su experiencia en MotoGP, incorporando electrónica de última generación y soluciones mecánicas con las que ha dado el salto que necesitaba.

Más revoluciones = más potencia
Suzuki ha rediseñado su motor para lograr más prestaciones y una parte importante de éstas las ha encontrado en la parte alta del cuentavueltas, que es capaz de girar a 1.000 rpm más.

El propulsor del anterior modelo alcanzaba las 13.500 rpm y daba su potencia máxima (185 cv) a 11.500 rpm. El modelo 2017 llega hasta las 14.500 rpm y su pico de potencia máxima se encuentra a 13.200 rpm (202 cv), es decir su máximo potencial está donde el motor anterior empezaba a cortar encencido.

¿Cómo lo han logrado? Analizamos uno por uno los cambios más relevantes:

SR-VVT (The Suzuki Racing VVT): Empezaremos por el cambio más importante, el sistema de distribución variable. Este mecanismo se sirve de un sistema de bolas que, por fuerza centrífuga, modifica el tiempo de apertura de válvulas obteniendo una respuesta más eficaz a bajas revoluciones y más potente en la zona alta del cuentavueltas.

SET-A (Suzuki Exhaust Tuning-Alpha): Suzuki ha diseñado un sistema de válvulas de escape que trabajan de forma coordinada. Por un lado están las válvulas compensadoras situadas en los colectores y por otro está la ubicada junto al silencioso. Este sistema, operado por un servo que recibe órdenes desde la centralita, está diseñado para optimizar el flujo de los gases en función del régimen del motor.

S-TFI (Suzuki Top Feed Injector): El nuevo sistema de admisión cuenta con dos inyectores por cilindro; el primario, situado en la zona superior del conducto de admisión y el secundario que está alojado en la tapa superior de la caja del filtro del aire. Con todo esto se logra un incremento en la potencia máxima del motor.

S-DSI (Suzuki Dual-Stage Intake): Los canales de admisión de los cilindros 1 y 4 cuentan con
trompetas de admisión que tienen una ranura lateral por la que discurre el aire y que funciona como un canal de entrada extra. Se trata de un mecanismos sencillo y sin peso ni coste añadido que favorece la potencia a alto régimen sin perjudicar el comportamiento a bajas revoluciones.

Suzuki Broad Power System: La unión de los cuatro sistemas anteriormente descritos es lo que permite extraer el verdadero potencial de la nueva GSX-R1000R. El trabajo al unísono de estos elemento ha sido bautizado como Broad Power System, un sistema de gestión que es posible gracias a la nueva electrónica.

Ver más

MotoGP Tech. Tecnológica derivada de la competición

Prueba Suzuki GSX-R1000R 2017 02Suzuki ha querido aprovechar la experiencia acumulada en el desarrollo de su moto de MotoGP y hay una serie de sistemas y elementos que se han incorporado en la GSX-R1000R que proceden del Grand Circus.

Si bien estos elementos se han beneficiado del Know-How de MotoGP, esto no significa que estén fabricados con los mismos materiales empleados en competición.

Estos son algunos elementos marcados con la “etiqueta” MotoGP en el Suzuki GSX-R1000R 2017:

  • SR-VVT (The Suzuki Racing VVT)
  • Nuevos empujadores de vávulas
  • S-TFI (Suzuki Top Feed Injector)
  • S-DSI (Suzuki Dual-Stage Intake)
  • Pistones, bulones y segmentos
  • Caja de cambios tipo cassette
  • Nuevo radiador curvado
  • Chasis doble viga de aluminio
  • Supensiones
  • Aerodinámica
  • Control de tracción para circuito Motion-Track-TCS
  • Cambio semiautomático bidireccional
  • Suzuki Drive Mode Selector
  • Suzuki Launch Control
  • Instrumentación digital

Ver más

Información cuadro de mandos de la Suzuki GSX-R1000R 2017

Suzuki GSX-R1000R 2017 (7)El cuadro de mandos de la nueva GSX-R es completamente digital y es la cara visible de parte de la tecnología derivada de MotoGP. Se diferencia del cuadro utilizando en la versión estándar por un sencillo cambio de color. Mientras que la GSX-R1000R cuenta con fondo negro, el de la GSX-R1000 es de fondo blanco; salvo eso, los dos son exactamente iguales.

Obviamente se trata de un elemento muy evolucionado respecto a la versión anterior, que contaba con un sistema digital/analógico. Pero si ponemos la mirada en la competencia, vemos que en el mercado hay cuadros de mandos tecnológicamente mucho más avanzados y visualmente mucho más atractivos.

Esto es un reflejo de dónde se sitúa la electrónica de este modelo; si bien es una gran noticia que Suzuki haya dado este paso adelante con su superbike de referencia, también es cierto que yo esperaba que hubiesen llegado un paso más allá.

Información que ofrece la pantalla digital monocroma:

 

Modelo nuevoModelo anterior
GSX-R1000GSX-R1000R
LecturasModo del control de tracciónNo
Cambio rápidoNoNo
Modo del control de salidaNoNo
Nivel de combustibleNo
Consumo (Medio / Instantáneo)No
TestigosTemperatura ambienteNo
Control de tracciónNo
Indicador RPM (Shift light)No
Alerta de hieloNo
Recordatorio mantenimientoNo

Ver más

Prueba en circuito de la Suzuki GSX-R1000R 2017. Misil tierra-tierra

Prueba Suzuki GSX-R1000R 2017 04Suzuki escogió el circuito de Almería para realizar la presentación de este nuevo modelo y la localización fue todo un acierto. No sólo pudimos rodar en divertido trazado de Almería sino que también pudimos conocer la nueva pista diseñada en colaboración con Tito Rabat, un recorrido que destaca por tener un buen número de curvas cerradas y que supone un verdadero reto a la hora de aprendértelo. Pero, una vez que has interiorizado el circuito, resulta de lo más divertido. Por la tarde cambiamos de escenario y nos trasladamos al circuito de siempre que, si bien tiene algunas zonas lentas, es mucho más abierto y rápido que el anterior.

Con este escenario y la Suzuki GSX-R1000R como protagonista, la jornada fue de lo más cañera y divertida.

El desafío que se nos presentaba no fue poca cosa. Aprenderse un nuevo trazado –muy revirado– con una superbike de más de 200 cv era todo un reto, pero Suzuki tuvo el acierto de llevar a la presentación varias unidades de la GSX-S750, por lo que fuimos alternando entre amabas motos y algunas tandas después, yo ya estaba afinando mis trazadas y apurando frenadas. Es decir, empezando a divertirme. 😀

Ya en las primeras tandas hubo varias cosas a destacar. Por un lado, la puesta a punto que traía de serie; para uso en circuito, la GSX-R1000R estaba con unos reglajes demasiado blandos, algo en lo que trabajamos ya que las suspensiones estaban demasiado sueltas. Más allá de que mejorara el comportamiento –que sí lo hizo– este detalle viene a ser un reflejo del concepto de deportiva que Suzuki ha desarrollado, es decir una superbike de pura cepa que ha sido diseñada más para su uso por la calle que en circuito. Digámoslo así, al estilo de las anteriores GSX-R, pero dando una vuelta de tuerca a su deportividad.

Como decía, ajustamos las suspensiones para mejorar su comportamiento y la GSX-R1000R empezó a sentirse mucho más cómoda en este ratonero trazado. Con tanta potencia, no era fácil sacarle todo el partido a su motor sin salirte de la trazada –o de la pista–, pero poco a poco le iba iba pillando el truco e iba sacando partido tanto de la agilidad del conjunto como de su precisión y del aplomo que ofrecía el tren delantero en todo aquel repertorio de curvas lentas y cerradas.

La agilidad del conjunto es uno de sus fuertes, algo en lo que Suzuki ha trabajado mucho logrado un excelente resultado. Como sucede con otras superbikes de última generación se siente como una 600 cc por su tamaño, mientras que sus prestaciones te permiten vivir una realidad paralela.

Tras un descanso para la comida, pasamos al trazado habitual de Almería, un circuito mucho más amplio y rápido en el que pudimos comprobar el comportamiento de la GSX-R a otro nivel. El nuevo motor tiene casi 20 cv más que el anterior, pero los da en la parte más alta del cuentavueltas, por lo que para sacarles partido prácticamente necesitas una pista de aterrizaje… y para eso el circuito de Almería es perfecto.

La larga recta de atrás era el sitio perfecto para exprimir el nuevo propulsor, pero aún siendo de casi un kilómetro de longitud, apenas daba para exprimir tres marchas. Sales de la curva en tercera con el gas a fondo y jugando con el deslizamiento de la rueda trasera –gracias al control de tracción–, vas empalmando marchas hasta la quinta y llegas a final de la recta de cerca del corte de encendido y algo por encima de 270 km/h.

Este misil tierra-tierra te lleva volando raso hasta la siguiente curva, pero si decides apurar hasta el final, darás con el que yo creo que es el mayor inconveniente de esta moto, el ABS.

Suzuki ha dado un importante salto adelante en lo que respecta a la electrónica, pero no ha considerado oportuno ofrecer ningún reglaje en el sistema de control del ABS ni la opción de poder desconectarlo. El ABS ha sido puesto a punto para una moto deportiva que circulará en carretera abierta y esto ha obligado a los responsables de Suzuki a elegir un compromiso entre deportividad y eficacia en carretera, pero en mi opinión creo que la solución escogida no es buena, y más teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece la electrónica actual.

A falta de analizar cómo se comporta en carretera el sistema de frenos, pude comprobar personalmente que en circuito tiene sus carencias. Si bien el ABS apenas se “inmiscuyó” en mi pilotaje durante todo el día, si decidió intervenir en dos o tres ocasiones y para mí eso se tradujo en acabar en la gravilla… Por suerte, sin mayores consecuencias que un paseo por la grava.

En mi defensa diré que los Bridgestone Battlax RS10 estaban ya en las últimas y posiblemente el ABS detectó que era el momento de entrar en funcionamiento, pero el hecho de no tener posibilidades de reglaje, hace que esto provoque cierta inseguridad a la hora de dar el máximo en circuito.

Este aspecto refuerza mi visión de que Suzuki ha desarrollado esta moto mirando sólo de reojo a los circuitos y se ha centrado en ofrecer una moto dirigida a la carretera.

Respecto a la gestión del motor, tienes disponibles tres modos de conducción –A, B y C– siendo primero el más contundente y los otros dos, más suaves, aunque los tres tienen el 100% de la potencia. En mi caso, fui incrementando el ritmo según pasaban las tandas y, cuando más cómodo me encontraba los neumáticos empezaron a flaquear, por lo que decidí poner el modo de conducción en B y aquello me ayudó a que mi penúltima vuelta fuera la más rápida que completé en todo el día.

Ver más

Misión cumplida. Conclusiones tras probar la Suzuki GSX-R1000R 2017.

Prueba Suzuki GSX-R1000R 2017 07Con la nueva GSX-R1000R 2017 Suzuki ha vuelto a estar en primera línea de fuego en el segmento de las superbike, un segmento en el que pelean con uñas y dientes las marcas más potentes del mundo de la moto.

La marca japonesa se estaba quedando descolgada en esa guerra y ha evolucionado a su buque insignia lo suficiente como para estar en el “ajo” sin complejos.

Lo que sí es cierto es que hay algunos aspectos que le hacen jugar en desventaja; su desarrollo electrónico o sus posibilidades de configuración son más sencillas de lo que puedes encontrar en otros modelos, por lo que aún no está al 100% para pelear de tú a tú en la batalla de la electrónica.

Pero Suzuki ha querido ser fiel a sus señas de identidad y donde se ha marcado un tanto muy importante es en el comportamiento del conjunto. Tanto su nuevo chasis, por aplomo y agilidad, como su motor, por potencia y docilidad, son aspectos en los que la GSX-R1000R tiene mucho que decir.

Si la tecnología no estuviera tan presente en esta categoría, la Suzuki GSX-R1000R 2017 sería, casi con toda seguridad, la superbike a batir, por lo que podría ser la candidata perfecta para aquellos que prefieran motos sin intervención electrónica (quitando el fusible del ABS, eso sí).

Pero la realidad es que en el segmento de las deportiva de litro la electrónica es hoy en día un factor fundamental, por lo que habrá que esperar a tener un frente a frente con el resto de los modelos de la categoría para saber en qué medida esta nueva japonesa puede medirse a sus rivales.

Sea como sea, la GSX-R1000R está de vuelta. Misión cumplida.

Galería de fotos prueba Suzuki GSX-R1000R 2017

Ver más