Probamos los nuevos neumáticos hyper touring Continental ContiRoadAttack 4

Hace unos años Continental presentó su ContiRoadAttack 3, un neumático touring con muchas aptitudes deportivas. Fue un éxito rotundo. Hoy nos llega su sucesor, el Continental ContiRoadAttack 4, que mejora principalmente su comportamiento en agua y añade nuevo diseño y nuevas tecnologías. Para comprobar todas sus virtudes, los probamos en nuestra moto y realizamos este primer acercamiento, donde te contamos nuestras primeras impresiones. Dentro de unos meses haremos una segunda parte de la prueba donde analizaremos desgaste, duración y una valoración global.


El Continental ContiRoadAttack 4 es el nuevo neumático turismo deportivo o hyper touring como lo define la propia marca, que viene a sustituir al exitoso ContiRoadAttack 3. Con esta nueva generación, Continental afianza su liderazgo en el segmento de neumáticos deportivos y turísticos para moto de carretera.

En términos generales, los neumáticos turismo están empezando a coger una connotación bastante deportiva en el mercado gracias a los adelantos de la tecnología. Mientras que un neumático deportivo puro mejora su abanico de temperatura de servicio y grip, su durabilidad sigue siendo contenida. Por otro lado el neumático turismo ofrece de inicio una gran duración pero además va mejorando cada año su nivel de agarre y rendimiento deportivo. Los Continental ContiRoadAttack son el claro ejemplo de ello (y hablo de la gama, no del neumático, por eso no pongo número 3, 4, etc).

Para recapitular un poco, de forma breve y resumida, tenemos el Continental ContiStreet, un neumático para scooters y motos urbanas. El Continental ContiRoad "a secas", un neumático turismo para motos de baja y media cilindrada/potencia. El Continental ContiRoadAttack, el que hoy tenemos aquí, un neumático turismo cada vez más prestacional y con miras a motos hyper sport touring, de ahí su definición como neumático "hyper touring". El Continental ContiSportAttack, el neumático super deportivo por excelencia, pensado para motos deportivas o para una conducción "muy cañera" con esporádicas entradas a circuito. El Continental ContiRaceAttack, en diferentes compuestos y uno de ellos homologado para uso en carretera (el no va más), y por último el ContiTrack, un neumático slick para circuito.

Con esta información nos centraremos en el ContiRoadAttack, gama en la que ya van por su 4º modelo, el ContiRoadAttack 4. Se trata de una nueva generación que ofrece un drástico salto en diferentes aptitudes, y aunque incorpora alguna innovación, también hereda gran parte de las soluciones tecnológicas ya encontradas en el ContiRoadAttack 3.

El Continental ContiRoadAttack 3 era un neumático muy redondo, valga la redundancia, pues ofrecía un grandísimo rendimiento en todos los ámbitos. Aún así Continental ha decidido mejorarlo, con especial énfasis en agua/lluvia y rendimiento deportivo. Personalmente pude probar el ContiRoadAttack 3 y me sorprendió su grandísimo nivel de agarre y consistencia bajo alto estrés (circuito/moto de 165 cv) ... por lo que el ContiRoadAttack 4, de cumplir lo que promete, podría acercarse a uno de esos neumáticos que roza la perfección.

No voy a entrar en tecnicismos, para ello tenemos su maravillosa ficha técnica que a continuación enlazamos. Lo que sí podemos remarcar es un cambio en el patrón de dibujo, un extra de cantidad de caucho en la banda central de rodadura, otorgando más rigidez, resistencia a la flexión, duración en el centro y, una forma algo más picuda, y un nuevo compuesto. A ello se añade la tecnología GripLimitFeedback, que hace referencia al extremo del flanco totalmente slick, sin surco, ofreciendo la máxima adherencia en inclinaciones límite.

Prueba Continental ContiRoadAttack 4


La prueba de estos neumáticos se dividirá en dos partes, una inicial de primeras impresiones, con el neumático totalmente nuevo y centrándonos en el comportamiento específico del mismo, su personalidad, niveles de agarre, tiempo de calentamiento y manejabilidad, y una segunda parte dentro de unos meses donde analizaremos temas como su duración, desgaste, comportamiento durante todo ese tiempo, considerando días de lluvia incluido, viajes, etc.

Lo primero que hemos hecho ha sido instalar estos ContiRoadAttack 4 en nuestra Kawasaki ZX-6R (636 del 2004), con medidas 120/70-17 y 190/55-17 (a pesar de que la moto indique 180... es la medida que había).

Las primeras sensaciones son positivas, sin el clásico desliz de la parafina que no lleva gracias a su tecnología TractionSkin, nada nuevo que no sepamos.

Vamos ahondando un poco más y descubrimos un trasero más picudo, con más caída al iniciar el viraje, tampoco mucho más pero, sí ese puntito extra de deportividad que no importa ni molesta, ya que no llega a la vertiginosa agilidad de un modelo puramente deportivo. La verdad que es un detallito que personalmente me ha gustado bastante, ya que es muy sutil y además está pensado para ofrecer más kilometraje y rigidez.

En cuanto a rigidez, decir que se trata de una carcasa ni dura ni blanda. No todo es negro o blanco, así como las carcasas no todas son o blandas "Pirellianas", o duras como las Bridgestone o algunas Dunlop. Cada estilo tiene sus adeptos, pero ninguna de ellas contenta a todos. Continental sin embargo ha decidido tender la mano a todos, sin gozar de la extrema personalidad de un extremo ni la dulce facilidad del otro, pero con un equilibrio "muy adaptable" a todo tipo de suspensiones y asfaltos y, con ese puntito de rigidez que te gustaría tener en el tren delantero, sobre todo si tu moto es pesada o buscas la frenada "en la cocina".

Nos dirigimos a nuestra zona de curvas de confianza y vamos entrando en faena. Nada más buscar la primera curva, la primera primerísima nos damos cuenta de dos cosas: hay grip sin temperatura (enero, 5 grados...) y que llevamos las presiones muy altas. A pesar de no ser recomendable bajar las presiones en invierno, servidor va estar en las mismas curvas durante un buen rato para buscar ese comportamiento límite del neumático, conociendo el escenario y la moto. Las bajamos hasta 2,3 delante y 2,5 detrás, unas presiones más que correctas (se pueden bajar más pero, tampoco es la pretensión del neumático).

Con todo en su sitio y con la confianza de ser un neumático que rinde a bajas temperaturas (calienta en menos de un minuto literal...), empezamos a buscar cómo se comporta con más temperatura, con más velocidad y más ritmo. Empezamos a abrir gas con contundencia y a frenar inclinados, buscando ese feedback del tren delantero.

Como decíamos, se trata de una carcasa ni dura ni blanda, lo que significa que, aunque no tanto como una dura, nos ofrece bastante información en el tren delantero a contraposición de una carcasa blanda. Esto solo lo percibiremos con una moto pesada o con un ritmo elevado que requiera de frenadas agresivas a más de 40º de inclinación. Ahí es donde un neumático turístico empezaría a deformarse y también a mostrar inconsistencia debido al gran número de surcos y dibujo que tiene, desembocando en esta deriva típica que entorpece e interrumpe esa comunicación con el asfalto.

A pesar de que este ContiRoadAttack 4 tiene bastantes surcos en el neumático delantero, el extremo del flanco es liso y, al margen del grip, disponemos de una consistencia en el caucho al someterlo a estrés que mantiene en todo momento una comunicación directa entre lo que sucede en el punto de contacto con el asfalto y, a los semi-manillares (o manillar en su defecto). En lo relativo a la consistencia de la propia carcasa, está claramente por encima de lo que podríamos llegar a deformar en conducción por carretera, lo que supone el punto perfecto para la gama de neumático. Si frenas fuerte con el delantero a 55º de inclinación con una MV Agusta F4 en pleno ápice, a más velocidad de la que deberías, seguramente notes flexión con este ContiRoadAttack 4 ... pero tampoco mucha, ojo.

El trasero quizá se muestra algo más rígido de lo que a mi personalmente me gustaría, pero hay que entender también que no solo un servidor es muy pequeño y ligero sino que también, en concreto mi modelo, es una de las supersport más ligeras de la historia (163 kg), a lo que se suma un neumático totalmente nuevo y con un extra de caucho en la zona central. Si hubiese percibido falta alguna de grip hubiera bajado la presión más aun, pero no se dio el casi así que, entendí que se trata de un trasero sutilmente rígido y, aprendí a disfrutarlo así. Por contra nos ofrece una caída a curva muy sólida, ágil, y con buena resistencia ante fuertes demandas de tracción (¿potencias de más de 150 cv?) o peso (¿motos de más de 220 kg?). Sin duda, la sensación final es muy positiva, me gusta mucho y funciona muy bien con su delantero respectivo.

En términos generales el ContiRoadAttack 4 ofrece un grip brutal, sin ser excesivo para la rigidez de la carcasa (es que agarra mucho, no es ninguna exageración) y resulta un neumático bastante ágil con buena consistencia en el tren delantero. Falta ver como funcionará en agua y, como llevará el desgaste, sobre todo los surcos "poligonales" del neumático trasero, ya que por el diseño que tiene tenderán a formarse dientes de sierra.

Por ahora no puedo más que confirmar que se trata de un neumático con un rendimiento muy muy bueno, con muchísimo agarre, incluso desde el minuto uno, con un tren delantero muy sólido, un trasero también sólido, con tendencia a un desgaste serrado, y un tacto de neumático general muy deportivo, algo que ya me esperaba conociendo el ContiRoadAttack 3 pero que, de igual modo debo remarcarlo.


Vídeo-prueba de los ContiRoadAttack 4

Volver a la home