Opinión Macbor Eight Mile 125

Lo mejor

A mejorar

  • Relación calidad-precio.
  • Sonido.
  • Estética.
  • Frenada CBS en algunas unidades.
  • Velocidad punta.

Probamos la Macbor Eight Mile 125

La Macbor Eight Mile 125 2019 se presenta como una moto 125 de marchas con vocación urbana y actitud de auténtica neo-retro. No te pierdas nuestra prueba de esta scrambler 125 en una buena ruta por Tarragona a orillas del río Ebro.


La Macbor Eight Mile 125 en 5 tweets

  • Se trata de una moto 125 de marchas sencilla.
  • Es apta para el carnet A1, pero también compatible con el carnet de coche (3 años de antigüedad).
  • Hay que destacar su sonido, su imagen en cualquier opción de color y sus excelentes calidades.
  • La relación calidad-precio es seguramente la mejor en el segmento scrambler 125.
  • En nuestro catálogo de motos puedes ver en detalle la ficha técnica de la Macbor Eight Mile 125.

A veces se nos olvida lo importante: Disfrutar encima de la moto. Conviene olvidarnos un poco de toda la tecnología y de los avances galopantes de la industria, siempre bienvenidos, pero que a veces nos ciegan ante lo esencial y lo inmediato, que es sentir el viento en nuestra cara y disfrutar de la ruta o simplemente transportarnos sin renunciar al estilo y al carácter. Así lo ha entendido Macbor, una marca española impulsada por Motos Bordoy, profundos conocedores del mercado tras casi medio siglo en el mundo de la moto y que actualmente cuentan con la distribución en nuestro país de marcas tan conocidas como SYM o MV Agusta.

Macbor es un proyecto diferente, ya que es un sello propio que consiste en la fabricación de motos en China y en su comercialización en exclusiva en España. La marca arrancó hace poco más de un año y ya se han convertido en todo un referente en la cilindrada de motos 125. Con presencia en 46 de las 52 provincias españolas, está registrando unos resultados que están asombrando incluso a sus propios responsables. Se ha convertido en una de las marcas de motos 125 de marchas de mayor éxito, incluso con el liderato del segmento en algunos meses en algunas provincias, algo increíble cuando pensamos batir a marcas gigantes y claramente asentadas en el mercado.

A finales del año pasado, la marca española anunció la ampliación de su gama inaugurando su familia de motos neo-retro. Entre los tres modelos, una de ellas es la última en distribuirse a los concesionarios y la que hemos podido probar, la Macbor Eight Mile 125. Bordoy nos invitó a su presentación oficial para probarla por magníficas carreteras de la provincia de Tarragona. Concretamente, acudimos muy cerca de Tortosa y del Delta del Ebro, donde iniciamos la prueba ‘río arriba’, una experiencia que queremos que vivas con nosotros a continuación

Equipamiento

Rivales y precio de la Macbor Eight Mile 125 2019

Como hemos adelantado, nuestra protagonista forma parte de la nueva familia classic de la marca española. El precio de la Macbor Eight Mile 125 se encuentra entre el de sus dos hermanas, la Macbor Lord Martin 125 (la más convencional y accesible) y la Macbor Johnny Be Good 125 (la más elevada), aunque de base son exactas con únicas diferencias en ciertos detalles y estética.

Otras Macbor clásicas

Entre las rivales de la Macbor Eight Mile 125 ya no está la añorada Suzuki Van Van (a no ser que haya algunas unidades sueltas en concesionarios), una de las motos 125 que se forjaron un gran carisma. Sin embargo, el segmento de scrambler 125 no ha quedado deshabitado y podemos encontrar alternativas como la Hanway Scrambler 125 y la Mash Seventy 125, de calidades y precios inferiores, o la Mitt 125 Scrambler con una cifra similar, mientras que la Fantic Caballero Scrambler 125 se convierte en un producto elitista de un precio mucho más elevado. ¡Cuesta el doble! En nuestra opinión, seguramente la Macbor es la más equilibrada en precio y calidades.

Algunas rivales de la Macbor Eight Mile 125

Ver más

Características de la Macbor Eight Mile 125

La Macbor Eight Mile 125, de base exactamente igual a sus hermanas Johnny Be Good y Lord Martin, cuenta con un interesante motor 125 de estructura ‘YBR’. Este monocilíndrico de inyección refrigerado por aire se convierte en el corazón y una de las piezas fundamentales de este modelo como veremos más adelante. No sobrepasa los 10 cv de potencia (ni falta que le hace) y rinde un par máximo de 9,5 Nm.

La estructura del chasis queda vestida parcialmente con un precioso depósito en forma de lágrima, una placa porta-dorsal y, sobre todo, un escape elevado que sale por el lateral. Para la frenada cuenta con un disco en cada tren coordinados ambos con sistema de frenada combinada CBS cuando actúas sobre el freno trasero, inyectando cierta presión también sobre el delantero en este caso.

El estilo scrambler de la Macbor Eight Mile 125 es evidente empezando por las ruedas mixtas con llantas de radios, el asiento plano de 820 mm de altura, los fuelles de la horquilla, el mencionado escape elevado o los guardabarros cortos y elevados.

El clasicismo y la elegancia del doble reloj se integran a la perfección en el manillar ancho. No falta el faro delantero con forma típica circular y el pequeño piloto trasero tan retro, aunque ambos con tecnología full LED, uno de los pocos elementos tecnológicos que en Bordoy han creído que es esencial incluir en pos de la seguridad del usuario. Aun así, se consigue un paquete a un precio muy interesante teniendo en cuenta los precios generales del segmento de motos 125 de marchas.

Ver más

Prueba de la Macbor Eight Mile 125

Acostumbrados a realizar pruebas de diversas cilindradas, afrontar una ruta con una moto 125 de 4 tiempos no parece ser lo más excitante del momento. Sin embargo, nuestros amigos de Motos Bordoy prepararon una ruta que parecía hecha para esta moto por unos preciosos paisajes a orillas del Ebro. Si a esto le añadimos que hizo un día soleado y agradable, teníamos los mejores ingredientes para probar la nueva neo-retro 125.

El espectáculo comenzó nada más arrancar la hilera de motos a las que nos subimos los periodistas invitados. El sonido de la Macbor Eight Mile 125 es embriagador ya al ralentí, probando que se puede tener carácter con un run-run agradable y cumplir con las estrictas normas de ruido. En el catálogo, puedes encontrar hasta cuatro opciones de color, con un color negro mate muy serio, un llamativo amarillo, un elegante verde metalizado y un también metalizado color rojo que a la postre se convirtió en mi opción favorita. Sus formas redondeadas modernas saben respetar ciertos detalles clásicos con muy buen gusto. Simpático es el detalle del compartimento que dispone en el lateral izquierdo bajo el asiento al lado de la suspensión para guardar pequeños objetos o el mapa (guiño clásico). Y atención al espectacular acabado del asiento. ¡La verdad es que es muy bonita!

La ruta comenzó por una carretera rápida, ideal para comprobar hasta dónde estirar el monocilíndrico. La velocidad punta no es su ‘fuerte’. Llaneando en unos 100 km/h, hay que tener en cuenta que nos lo tenemos que tomar con calma en este tipo de vías y disponer de espacio y visibilidad cuando afrontemos adelantamientos y otro tipo de recuperaciones. A pesar de exigirle mucho en este sentido, me sorprendió la estabilidad general y las pocas vibraciones del conjunto cuando íbamos ‘a tope’.

Pronto nos encontramos con una primera sorpresa. Tras unos minutos con el Ebro de testigo cercano, llegamos a un punto en el que cruzar nuestro gran río mediante una balsa, una experiencia cada vez más difícil de encontrar, divertida y entrañable.

A partir de aquí, nos adentramos por carreteras más reviradas donde jugar mucho más con las 5 marchas de la pequeña Macbor Eight Mile 125. Para ser una scrambler 125, nos sorprendió el buen ritmo que puedes conseguir por asfalto (olvidándote de que no llega a 10 cv de potencia) y, además, te das cuenta de que todo funciona a las mil maravillas, con un tacto de frenos, embrague y cambio suave y directo. En este ir y venir de curvas más rápidas o más lentas, me gustaría destacar el buen comportamiento de la suspensión y, sobre todo, de los neumáticos CST. Normalmente no suelen ser santo de mi devoción después de haber probado esta firma en otros modelos, pero este ejemplar mixto cumplió por encima de mis expectativas en asfalto consiguiendo inclinaciones realmente sorprendentes para el tipo de moto del que estamos hablando.

La Macbor Eight Mile 125 cuenta con una frenada bastante óptima. El feeling es magnífico y sabes hasta dónde apretar para evitar el derrape y decelerar en su justa medida. Sin embargo, es verdad que durante la prueba pude subirme a otras unidades, como podéis ver en las fotos con motos de distinto color, y en alguna de ellas noté cierta descoordinación de la frenada combinada CBS. Nada grave, pero será necesario asegurar este ajuste.

Nuestra ruta finalizó en un marco muy atractivo, la ‘catedral del vino’, el artístico edificio de la Bodega Cooperativa de la localidad de Pinell de Bray donde pusimos el broche de oro a una jornada inolvidable y perfectamente organizada por nuestros amigos de Motos Bordoy.

Durante la charla de presentación, vimos espectaculares fotos y vídeo de la Macbor Eight Mile 125 siendo probada en tierra y en manos expertas parece realmente divertida (podéis ver el vídeo más abajo). La verdad es que nos quedamos con ganas de hacer un escarceo por caminos… ¡Excusa perfecta para volver a probarla en el futuro!

Ver más

Opinión de la Macbor Eight Mile 125 y otras conclusiones

La Macbor Eight Mile 125 es una moto china. Sí, china. En Motos Bordoy no huyen de este calificativo; más bien sacan pecho, ya que estamos ante una moto 125 muy pero que muy bien hecha, con un motor fiable, unos acabados de gran calidad y unas prestaciones notables. A esto hay que añadirle una estética elegante y a la vez con el carácter de una auténtica scrambler que le aportan su imagen y el bramido de su escape elevado. Y todo ello a un precio rompedor en un mercado donde se encuentra en un punto muy acertado de calidad irrenunciable (recuerda detalles como las luces LED) y un coste bastante asumible.

En nuestra opinión, si buscas una moto sencilla para el A1 o carnet de coche, asequible y de uso urbano pero con carácter auténticamente scrambler, la Macbor Eight Mile 125 es una opción muy inteligente.

Galería de fotos de la Macbor Eight Mile 125 2019

Fotos de acción

Fotos de detalle

Vídeo de la Macbor Eight Mile 125 2019