Opinión Kymco AK 550

Lo mejor

A mejorar

  • Comportamiento parte ciclo.
  • Motor potente y suave.
  • Sonido del motor.
  • Frenos súper potentes.
  • Sin acelerador electrónico.
  • Sin control de tracción.
  • Pantalla no regulable manualmente (hay que desmontar/montar).

Prueba del KYMCO AK 550 2017, el nuevo buque insignia taiwanés.

El KYMCO AK 550 se ha hecho realidad tras cinco años de desarrollo, un scooter que llega para posicionarse como un firme contendiente para la categoría de los maxiscooters deportivos. El AK 550 es un proyecto que ha sido impulsado personalmente por el actual presidente mundial de la firma, Allen Ko, que desde que llegó a la presidencia apostó por traer nuevos aires a su empresa, y ha sido en el Circuito de Ascari, acompañados por el señor Ko, donde probamos su nuevo buque insignia, un modelo que para KYMCO podría ser el comienzo de una era mucho más pasional y divertida. ¡Bienvenido Allen Ko!



Prueba-KYMCO-AK550-2017-(01)He asistido a la presentación del nuevo buque insignia taiwanés, el KYMCO AK 550 2017, un modelo que ha sido concebido como un homenaje al 50 aniversario de la marca y con el que quieren demostrar hasta donde son capaces de llegar.

Con un propulsor de 550cc que rinde 54 cv y una parte ciclo digna de una moto deportiva, los responsables de KYMCO querían que conociéramos el AK 550 sin limitaciones y por eso nos levaron hasta el circuito de Ascari.

He de confesar que cuando supe que íbamos a probar este scooter en circuito pensé que la idea no era demasiado buena. Por un lado porque en un circuito, quieras o no, llevarás la moto hasta unos límites a los que no te acercarías por carretera –lo que puede poner en evidencia ciertas limitaciones de un modelo diseñado para un uso por la calle– y por otro, porque el grupo de colegas de la prensa del motor nos animamos rápidamente y esto, con un scooter y en circuito, hacía pensar que KYMCO estaba tomando muchos riesgos…

El motor del KYMCO AK 550, pieza a pieza


Pero antes de entrar en pista, recibimos una interesante charla sobre este nuevo modelo. En una primera fase, nos destacaron ciertas anécdotas y cifras que subrayaban la importancia de este nuevo modelo dentro de la historia de la marca y para su estrategia de futuro.

La segunda parte de esa charla la realizamos en pie y junto a José María Sanjuan, Director Técnico de KYMCO España. Los asistentes hicimos un círculo en torno a un motor que José María  fue desmontando pieza a pieza hasta despiezarlo por completo.

Mientras iba extrayendo elementos, nos explicaba el porqué de cada nuevo desarrollo, nos destacaba las soluciones elegidas y hacía paradas especiales en los elementos que KYMCO ha patentado durante el proceso de diseño y desarrollo de este modelo. Y es que han sido un total de 45 patentes las que han sido registradas, convirtiendo a este modelo en el scooter con mayor concentración de I+D+i de los desarrollados hasta ahora por la marca.

Pero de las 45 patentes registradas hay una que destaca por encima del resto; KYMCO ha fabricado un motor que se divide en dos partes, por un lado el grupo termodinámico y por otro la transmisión. Gracias a este diseño han logrado una serie de beneficios que les permite ofrecer un buen rendimiento con unas emisiones muy contenidas.

A destacar, la especial atención que han tenido para que este motor funcione de la manera que podrías esperar del nuevo buque insignia de la marca, reduciendo la rumorosidad interna, suavizando el funcionamiento de los engranajes y acompañándolo de un sistema de escape en el que han dedicado mucho trabajo para conseguir un sonido tan imponente como elegante.

José María Sanjuan quiso que nos quedar clara una idea: están muy seguros de la calidad de su producto; y esto se aplica tanto al innovador propulsor, como a la parte ciclo, algo que pudimos comprobar de primera mano.

¿Un scooter en el Circuito de Ascari?


Pero vayamos a lo importante. Habíamos dicho que KYMCO nos llevó hasta el circuito de Ascari y que el grupo de periodistas que asistimos somos de “calentón rápido”, así que el espectáculo estaba servido.

El día estaba despejado, la temperatura era perfecta pero había casi un AK 550 por asistente, así que me di prisa en hacerme con uno de ellos para no perder la primera tanda, en la que tendríamos compañía.

La organización del evento pensó que era buena idea que un monitor del circuito saliera en un  coche para mostrarnos las trazadas y, quizá más importante, para evitar que saliéramos a fondo desde la primera curva, pero en el último momento Mariano Urdín, uno de los periodistas de mayor renombre de nuestro sector (y todo un granuja), pidió permiso para acompañar al monitor en aquellas dos vueltas… ¿Que qué es lo que sucedió? Que más que frenarnos, aquel coche hizo las veces de liebre y cuando se retiró de la pista aquello fue más una salida lanzada que dio paso a uno de los piques más divertidos que he tenido en mucho tiempo…

Equipamiento usado en la prueba del KYMCO AK 500 2017

Precio y rivales del KYMCO AK550 2017

KYMCO-AK550-2017-(03)Con el AK550, KYMCO entra de lleno en el segmento de los maxiscooter deportivos, por lo que el grupo de rivales contra los que se enfrenta está muy definido. Sus contendientes son el Aprilia SRV 850, el BMW C 650 Sport, y el Yamaha TMax, aunque lo cierto es que KYMCO apenas disimula que su objetivo es pelear cara a cara con el TMax, un modelo de prestaciones similares al que han desarrollado y que domina el mercado con autoridad desde que llegó allá por 2001.

En 2017 el Yamaha TMax ha sido actualizado y ha recibido cambios muy interesantes desdoblándose a su vez en tres versiones, el TMax estándar (12.299 €), el TMax SX (13.199 €) y el TMax DX (14.199 €), todas ellas a un precio más elevado que el de la KYMCO AK550.

Por equipamiento, lo justo es que midamos al KYMCO AK550 con el Yamaha TMax estándar que por 2.350 euros más ofrece Control de tracción, acelerador electrónico y pantalla regulable en altura –manualmente y no desmontando/montando como sucede en el taiwanés–.

Otro duro rival con el que tendrá que medirse es el BMW C 650 Sport (11.650 €), un modelo que KYMCO considera de otro segmento (por la diferencia de cilindrada) pero que por concepto será una opción perfectamente válida para los que estén pensando en comprarse un maxiscooter deportivo. Los 647cc del alemán le permiten ofrecer unos 6 cv más que el AK550 algo que, sumado a su carga tecnológica, le hacen ser un scooter especialmente atractivo.

El Aprilia SRV 850 (9.999 €) es el que menos similitudes guarda con el AK550 2017. Además de tener una cilindrada muy superior, se trata de un scooter que cuenta con varios años a sus espaldas y que por sus prestaciones, quizá no esté entre las opciones del que esté pensando en el taiwanés.

KYMCO ha apostado fuerte por su llegada al segmento de los Maxiscooter deportivos y, aunque hay aspectos que le hacen jugar en desventaja respecto a sus rivales, la apuesta de la marca taiwanesa se ha centrado más en asegurarse un excelente comportamiento del propulsor y de la parte ciclo, que fue lo que comprobamos en el Cirucito de Ascari.

Kymco AK 550 2017

Motor550 ccPotencia53,70 cv
Peso230 kgPrecio9.949 €
El KYMCO AK 550 2017 es el maxi-scooter más potente y avanzado fabricado por el fabricante taiwanés y supone un claro ataque al Yamaha T-Max y el BMW C 650 Sport.
Ver ficha completa

Ver más

El KYMCO AK550 2017, al detalle

KYMCO-AK550-2017-(04)Motor: KYMCO ha desarrollado un propulsor en el que ha invertido mucho tiempo y esfuerzo. Han desarrollado un motor que se divide en dos partes, grupo termodinámico –Cualata, cilindro, piston, biela, ejes de equilibrado y cigüeñal– y la transmisión –variador, correa, embrague…–. Y más allá de lograr un sistema innovador, han hecho todo lo posible por lograr buenas prestaciones, logrando un motor más potente que el de la Yamaha TMax que a su vez ofrece emisiones muy contenidas.

Escape: En la presentación nos contaron que se desecharon hasta 70 elementos ya fabricados hasta que dieron con el conjunto de escape que les convenció. Esto da muestra del empeño que han puesto en este aspecto y lo cierto es que el resultado es excelente. Si tienes la ocasión de ver un AK 550, espera a escucharlo arrancado y apreciarás que su sonido es una de sus virtudes.

Chasis: El chasis de este scooter está a la altura del mejor de su categoría. Han desarrollado una estructura de aluminio de doble viga compuesta de diferentes elementos que han sido fabricados con diferentes técnicas para lograr el mejor resultado: fundición, fundición a baja presión, extrusión e hidroformado.

Frenos: Aquí han echado el resto, no sólo por estar equipado por dos discos de 270 mm mordidos por sendas pinzas radiales Brembo Monoblock, sino porque el comportamiento está muy por encima de lo que podrías imaginar. Como ABS, cuenta con el sistema Bosch 9.1, uno de los más avanzados y ligeros del mercado.

Suspensiones: Si KYMCO quería hacer un maxiscooter deportivo no podía descuidar la horquilla, y no lo ha hecho. Es de 41 mm de diámetro y de 120 mm de recorrido; en la botella derecha se alojan los muelles y en la izquierda los hidráulicos, un sistema que se utiliza casi en exclusiva en motos deportivas. Por su parte, el amortiguador es de posición horizontal, lo que favorece la capacidad del cofre bajo el asiento.

Modos de conducción: Aunque el AK550 no ha sido equipado con acelerador electrónico ­–una pena, la verdad–, KYMCO sí ha dotado a este scooter de dos modos de conducción. El denominado “Full Power” que, como su nombre indica, entrega toda la potencia disponible y el modo “Rain”, que reduce la potencia desde las 4.500 rpm, siendo la diferencia máxima de 10 cv a 7.500 rpm.

Pantalla TFT: El cuadro de mandos está compuesto de tres pantallas TFT. Las de los extremos cuentan con toda la información habitual y del ordenador de a bordo, mientras que la central es la destinada al Noodoe, un espacio que te permite personalizar tanto su diseño como la información mostrada.

Llave inteligente: La llave inteligente es un detalle que le permite estar a la altura de los modelos más exclusivos. Y es que, una vez que te habitúas a no usar la llave, este sistema se agrace mucho…

Sensores de presión: El KYMCO AK 550 cuenta con dos sensores que, además de informar sobre la presión de los neumáticos, avisan en caso de que ésta baje de los valores correctos.

Puños calefactables: Como equipo de serie, el AK 550 cuenta con puños calefactables, un detalle interesante respecto a su competencia.

Ver más

Noodoe. La app de Kymco

Kymco-AK-550-ABS-2017-Detalles_11Días antes de la presentación, me bajé en mi teléfono la aplicación Noodoe de KYMCO para “brujulear” por el sistema y ver qué te permite hacer.

Allen Ko nos presentó este sistema coincidiendo con el Salón de Milán y nos advirtió que se trataba sólo del primer paso hacia un futuro en el que las tecnologías harán que nuestra relación con nuestras motos sea muy diferente.

Esta App tiene tres áreas destacadas: Información, personalización y red social.

La de información es la más útil e interesante, pues te ayudará a encontrar tu scooter por  GPS, te muestra la información del tiempo o te presenta una brújula inteligente en la que puedes ver las gasolineras más cercanas cuando vas en marcha (por ejemplo). Cuando el AK 550 se detiene, aparecerán en la pantalla los avisos de las llamadas perdidas o los mensajes recibidos.

En el apartado de la personalización, este sistema te permite diseñar el velocímetro, el reloj, la brújula digital o la pantalla de información meteorológica.

Por último, KYMCO ha desarrollado una pequeña red social en la que puedes compartir tus diseños y utilizar las personalizaciones de todos los usuarios Noodoe de todo el mundo, algo muy interesante, pues ya hay verdaderas obras de arte disponibles para personalizar tu AK 550.


Ver más

KYMCO AK 550, muy por encima de lo que hubiera esperado de un Maxiscooter deportivo

Prueba-KYMCO-AK550-2017-(07)Como decía al inicio de este artículo, llegué a la presentación del AK 550 pensando que quizá no fuese muy buena idea eso de probar un maxiscooter en circuito. Con este tipo de motos todo va bien hasta que empiezas a tumbar “en serio” y aparecen los primeros roces; ya sea el caballete, la pata de cabra, el motor o la quilla, lo normal es que algo acabe rozando con el suelo y, teniendo en cuenta que el diámetro de las ruedas suele ser reducido, es fácil que la cosa no acabe como uno espera…

Por eso, llegué al circuito queriendo tomarme las con calma e ir paso a paso descubriendo cómo se comporta este KYMCO, pero Mariano Urdín se montó en el coche del monitor y la cosa tomó otros derroteros…

La idea era que el coche diera dos vueltas a ritmo tranquilo para mostrarnos las trazadas, pero no me hace falta haber estado dentro del coche para saber que Mariano logró que el monitor le diese  zapatilla aquel Renault Clio RS, tanto que en las últimas curvas el coche empezaba a cruzarse… ¿¡Así cómo quieres que las cosas empiecen con calma?!
Me mantuve a rebufo del Clio durante esas dos vueltas así que cuando el coche volvió a boxes, miré por el espejo para darme cuenta le habíamos metido un buen “churro” a los que venían atrás.

Prueba-KYMCO-AK550-2017-(02)Yo ya estaba “animado”, así que todo era cuestión de seguir dando vueltas comprobando el buen comportamiento del KYMCO AK 550, pero no tardó mucho en aparecer la figura de un compañero en el retrovisor. Era Sergio Martos, que venía disparado recortándome metros curva a curva, así que antes de volverme loco para intentar mejorar mi ritmo, le abrí sutilmente la puerta para ponerme a su rueda. Y allí comenzó un pique que guardaré en el baúl de los recuerdos.

Me pegué como una lapa a Sergio y con apenas un par de vueltas comprobamos que él era más rápido que yo en algunas zonas del circuito y yo en otras, lo que nos permitió tener un bonito “toma y daca” que sin darnos cuenta duró más de 40 minutos. Se suponía que deberíamos ir haciendo turnos entre los compañeros, pero Sergio y yo nos enfrascamos tanto en nuestra “guerra” que casi nos metimos una tanda de resistencia entre pecho y espalda…

Las curvas que exigían un paso por curva más rápido eran claramente míos, mientras en que las zonas más reviradas era Sergio el que “cortaba el bacalao”. A esas alturas ya me había dado cuenta que el AK 550 estaba muy por encima de lo que yo hubiera esperado de un scooter como este, por muy deportivo que me lo hubiese imaginado.

Ver más

Vale, pero ¿cómo va el AK 550?

Prueba-KYMCO-AK550-2017-(03)Lo más sorprendente –por inesperado– es su capacidad para tumbar; parece mentira que el AK 550 pueda inclinar tanto sin que ningún elemento de la moto empiece a tocar en el suelo. Es evidente que en KYMCO han trabajado a conciencia en este aspecto y cobra sentido que el lanzamiento de esta moto haya sido en un circuito de velocidad.

Cabe destacar que para evitar que una moto toque con el suelo, basta con levantar un poco las suspensiones, pero eso va en detrimento de la altura del asiento y en el AK 550 esta es otra de sus ventajas, pues el asiento está razonablemente bajo –más que en sus rivales directos–.

Regresando al a acción en pista, me llamó mucho la atención la inquebrantable estabilidad del chasis. Por más perrerías que le hice, éste se mantuvo impasible y en su sitio. En las curvas rápidas, ningún movimiento; en las curvas lentas, mucho aplomo; en las chicanes, precisión. Cuanta más confianza ibas cogiendo con este scooter, mayor era la sensación de que ibas sobre una moto deportiva.

Los frenos son para quitarse el sombrero, por dos motivos. Por un lado, por el mordiente del tren delantero; por más tiempo que pasamos en pista y por más fuertes que fueron las frenadas, mi sensación era siempre la misma: «los frenos están muy por encima de lo que les estoy pidiendo».

Por otro lado, por su ABS. Yo, que soy enemigo acérrimo de los ABS intrusivos, tengo que quitarme el sombrero ante el sistema firmado por Bosch, pues en ningún momento se activó este sistema en el tren delantero y eso que estamos hablando ¡de un scooter diseñado para ir por la calle! Su comportamiento en circuito fue de sobresaliente, pues en ningún momento me fue un estorbo y doy por hecho que en calle también tendrá un buen comportamiento, pues no tendría ninguna lógica que este sistema haya sido diseñado para su uso en circuito…

Prueba-KYMCO-AK550-2017-(05)El comportamiento que ofrecen las suspensiones del AK 550 están a la altura de resto del conjunto, incluso diría que le da un valor añadido al funcionamiento de este scooter. En Ascari, tras una zona trasera muy rápida de derechas hay una pequeña chicane que tiene asfaltados los interiores, lo que inevitablemente te invita a trazarla recto. Tras la chicane, hay una curva a izquierdas, por lo que la secuencia de este tramo es: llegas inclinado a la derecha, gas a fondo por encima de los pianos, frenada brusca e inclinación rápida a izquierda (de hecho, este era uno de mis puntos fuertes, ¿verdad Sergio?).

Pues bien, en este proceso las suspensiones jugaban un papel fundamental, pues eran capaces de absorber cómodamente la zona bacheada, soportar la brusca frenada y ofrecer una gran estabilidad en la siguiente de izquierdas.

A estas alturas quizá estés pensando que soy un exagerado y que debo tener algún amigo en KYMCO, pero nada de eso. Al César lo que es del César.

Sobre la posición de conducción diría que es cómoda. El asiento está a una buena altura, la posición del manillar está bien resuelta y hay suficiente espacio para los pies, pero para serte sincero no di ni una vuelta a ritmo normal, así que este aspecto lo dejaremos para un análisis más relajado cuando probemos el AK 550 en su hábitat natural.

Sobre el comportamiento del motor, también guardaré parte de mis conclusiones para una prueba en carretera normal, pues 53,7 cv en un circuito de velocidad son mucho más fáciles de gestionar e impresionan menos. Lo que sí te puedo decir es que KYMCO ha puesto toda la carne en el asador con este propulsor y en Ascari todo fueron excelentes sensaciones.

Suave y lineal son dos de los principales adjetivos que le podemos asignar al motor. Acelerando desde parado ofrece una generosa patada que se mantiene continua y estable durante todo el proceso. Por su parte la respuesta al acelerador es suave, permitiendo cortar-abrir sin que haya ninguna brusquedad. Y esto es algo sobre lo que nos hicieron mucho hincapié durante la charla técnica, pues en el proceso de desarrollo de este motor se esforzaron para que la respuesta del motor transmitiese la suavidad que se espera de un producto de alta calidad.

A falta de probarlo en zona urbana y carreteras cotidianas, ya doy por hecho que no se echará en falta prestaciones, pero sí se agradecerá –y mucho– la suavidad de la respuesta de su motor en el día a día.

Ver más

¡Bienvenido Allen!

KYMCO-AK550-2017-(01)Después de darle un repaso a los aspectos más importantes de este nuevo scooter, conviene destacar que este proyecto supone un hito importante dentro de la marca taiwanesa. Recientemente se cumplieron 50 años desde el nacimiento de KYMCO y pronto se cumplirán tres años desde que llegó al cargo el vigente presidente de la compañía, Allen Ko.

Allen Ko llegó a la presidencia dispuesto a impulsar proyectos revolucionarios y en esta presentación hemos conocido dos de ellos, el nuevo Noodoe, una app de la que ya te he hablado, y el scooter que lleva sus siglas, un desarrollo con el que quieren plantar cara al todopoderoso Yamaha TMax.

La de Allen Ko es toda una declaración de intenciones sobre lo que podemos esperar en el futuro de KYMCO. Si bien hace años la firma taiwanesa destacaba por hacer motos muy económicas y con una calidad justa, esta situación ha ido evolucionando hasta convertirse en una marca con unos productos muy fiables que está siempre en la parte alta de las listas de ventas.

Ahora, con la App Noodoe y la llegada del AK 550 como nuevo buque insignia, KYMCO se sitúa en un nuevo escenario, el de una marca que pelea cara a cara en el segmento de los scooter más potentes y tecnológicos del mercado.

Y no hay más que echar un vistazo a lo que han logrado con el KYMCO AK 550 para darse cuenta de que si este es el primer paso, podemos estar ante la llegada de productos mucho más pasionales de lo que hasta ahora nos tenía acostumbrados esta marca.

¡Bienvenido Allen!

Ver más

Galería de fotos del KYMCO AK 500 2017

Vídeo primeras impresiones del KYMCO AK 550 2017