Opinión KTM 790 Duke

Lo mejor

A mejorar

  • Agilidad y precisión en la conducción
  • Dotación electrónica
  • Prestaciones
  • Precio
  • Posición de conducción agresiva
  • Suspensiones no regulables

Prueba KTM 790 Duke 2018 en su debut internacional.

«¿Pero a ver, alma cándida, tú qué esperabas que fuera esta moto, un corderito para pasear a Miss Daisy?». Esto era lo que yo me repetía para mis adentros cuando rodaba por las carreteras de Gran Canaria con la nueva KTM 790 Duke 2018, una moto que esperaba que fuera muy cañera pero que ha superado todas mis expectativas .


La KTM 790 Duke 2018 en 5 tweets

  • La KTM 790 Duke es la apuesta de la marca austriaca por el segmento de las naked de media-alta cilindrada, un segmento donde debutan con esta moto.
  • KTM no se ha guardado nada y ha equipado hasta los dientes a su nueva 790 Duke. ¡Lleva electrónica digna de una Superbike!
  • Es ágil, potente y precisa. Su apuesta es la de un modelo muy dinámico con el que ofrecer sensaciones muy “cañeras”.
  • Su precio, que es también muy atractivo, es la guinda para que la 790 Duke pueda ser un auténtico revulsivo en este segmento.
  • Puedes conocer todos sus detalles en la ficha técnica de la KTM 790 Duke 2018, pero no te pierdas la prueba completa a continuación…


Hemos acudido a la presentación internacional de la nueva KTM 790 Duke 2018, y en esta ocasión hemos sido el primer grupo de periodistas que ha tenido contacto con esta moto, por lo que puedo decir que he sido una de las primeras personas del mundo en probar una moto que llega dispuesta a hacer historia.

KTM eligió la zona de carreteras de Gran Canaria para demostrarnos de lo que es capaz su nueva naked de peso medio y no pudo hacer una mejor presentación de este modelo, que además de tener una puesta de largo sencillamente espectacular, se realizó en un entorno perfecto para ella; carreteras estrechas y muy reviradas que nos hicieron sentir como si en lugar de ir sobre una moto, estuviésemos dentro de un videojuego.

La nueva KTM 790 Duke, que yo ya he bautizado como la Mini-Super-Duke, llega a su segmento dispuesta a pelear contra todas sus rivales y no pretende dejar a ninguna de ellas con vida. Pero para eso ha de cargarse de argumentos…

All about Performance


All about performance, o dicho de otra forma, la prioridad única son las prestaciones. Y con ese lema por bandera, KTM ha desarrollado una moto que, la mires por donde la mires, tiene muchísimo que ofrecer.

En el apartado de electrónica esta moto cuenta con más tecnología que la mayoría de sus rivales, y las que tienen un nivel similar están a un precio mucho más elevado.

En términos de motor, la marca austriaca ha desarrollado una plataforma digna de ser una referencia dentro de la marca, pues es un propulsor con mucho carácter que ofrece unas prestaciones sensacionales para su cilindrada.

Por último, la parte ciclo es también una ventaja para esta moto, pues con esta moto han querido demostrar que la agilidad y la precisión pueden ser sinónimos.

Si quieres saber cómo va está moto que pretende revolucionar su segmento, sigue adelante y te lo contamos todo.


Precio de la KTM 790 Duke y sus rivales

Durante la presentación tuvimos una acalorada discusión sobre las motos que son rivales directas de la KTM 790 Duke, que llega al mercado con un precio de 9.689 €.

Se trata de una moto que llega al mercado con unas características que la hacen diferente a todo lo que hay en el mercado. Una fuerte apuesta por parte de KTM que hace muy complicado encontrar rivales directas y esto, si lo piensas detenidamente, es algo que habla muy bien de la 790 Duke.

Lo cierto es que no ha sido nada fácil seleccionar cuáles serán sus rivales más directas y esto hizo que esta conversación perdurase durante los tres días de la presentación.


Solicita un presupuest0 para la KTM 790 Duke

La KTM 790 Duke y sus rivales

Por un lado había quien opinaba que esta moto ha de medirse con modelos como la Yamaha MT-09 (9.799 €) o la Kawasaki Z900 (9.075 €). Tanto por potencia como por configuración de motor, estas japonesas están un escaloncito por encima de ella, pero esta KTM es capaz de mirarlas de tú a tú tanto en prestaciones –tiene una relación peso/potencia mucho mejor– y en lo que respecta a la dotación electrónica, está a un nivel superior.

De los compañeros que estábamos allí, había también quien opinaba que esta moto debía enfrentarse a modelos como la Yamaha MT-07 (6.799 €) o la Kawasaki Z650 (6.360 €) pues tiene una configuración de motor muy similar y es de un tamaño bastante contenido, por lo que parece haber sido diseñada para pelear contra ellas. Pero lo cierto es que tanto por sus prestaciones como por la electrónica con la que está equipada y por su precio, la KTM 790 Duke está en otra esfera.

Donde pudimos estar más de acuerdo fue en el enfrentamiento entre nuestra protagonista y otras motos como son la BMW F 800 R, la Ducati Monster 821 o la Triumph Street Triple S. Estas tres europeas tienen una cilindrada casi igual, motores bicilíndricos –tri, en el caso de la Triumph– y una dotación electrónica a un nivel similar, por lo que parecen ser las motos más indicadas para enfrentarse a ella, hablemos de las tres en detalle:

BMW con su F 800 R (9.350 €) es, por derecho, un referente en esta categoría. Con esta naked de media cilindrada la marca alemana ha puesto en el mercado un modelo muy polivalente que ofrece, no solo un paquete muy completo, sino un sistema de financiación casi imbatible, lo que ha hecho que sean muchos los que hayan optado por esta moto, que también cuenta con una electrónica muy interesante. Pero para ser justos, hay que decir que la KTM está un paso más allá en prestaciones –es más ligera y potente–, por lo que es una opción para aquellos que quieren una moto más “cañera”.

Ducati tiene en su Monster 821 (11.790 €) la que apunta a ser la rival más directa de esta moto en términos de dotación electrónica pero a nivel de precio la moto italiana está varios escalones por encima, lo que hace que el enfrentamiento tenga cierta desventaja. En términos de prestaciones las dos están muy igualadas aunque tras haber probado ambas motos recientemente, sí te puedo decir que la KTM es más rápida de reacciones, mientras que la Ducati es más “pacífica”.

Por último, la Triumph Street Triple S (9.550 €) es la que está más próxima a la 790 Duke. Tanto en términos de precio como en prestaciones y la electrónica con la que cuenta –no tan completa como la de la Street Triple R/RS– no deja muy atrás a la moto británica. Eso sí, el propulsor tricilíndrico de la Triumph es más dulce y dosificable que el impulsivo motor de la KTM.

Ver más

Novedades técnicas en la KTM 790 Duke 2018

Hacer un resumen de las novedades que tiene la KTM 790 Duke 2018 es casi imposible. Se trata de un modelo que ha nacido desde cero y que tenía un objetivo claro, ser fiel a la filosofía de la marca y, más en concreto, de la saga Duke.

Pero en KTM cuando hacen las cosas siempre buscan poner el listón muy alto, y con esta moto no nos han decepcionado. No sólo es una auténtica Duke, sino que llega “armada hasta los dientes”.

En materia de diseño han apuntado hacia un modelo muy dinámico, estrecho y que permita una conducción muy ágil. Tanto su chasis como el subchasis son nuevos, destacando este último por estar fabricado en aluminio y con unas formas muy estilizadas, algo que les ha permitido diseñar una parte trasera especialmente atractiva.

En el motor, la marca austriaca ha echado el resto. Han desarrollado este bicilíndrico partiendo de cero y han puesto el objetivo en hacer la planta motriz más estrecha y ligera de su categoría siendo a la vez uno de los motores más potentes del segmento. Hay que destacar el trabajo de verdadera orfebrería que se ha realizado en los cárteres con el objetivo de centralizar las masas, recurriendo a secciones oblicuas como es el caso de la tapa del embrague. Todo esfuerzo ha sido poco para que el motor contribuya a mejorar el comportamiento del conjunto.

Las suspensiones están firmadas por WP y, aunque no cuentan con reglajes, cumplen bien su función si bien, desde mi punto de vista, la horquilla presenta un tarado algo blando para una conducción deportiva.

Ver más

Electrónica. Herencia de la KTM 1290 Super Duke R

La electrónica con la que se ha equipado esta moto merece un capítulo aparte y es que KTM no se ha guardado nada en las vitrinas y han equipado a la 790 Duke con las mismas ayudas electrónicas que utiliza en su modelo de referencia, la KTM 1290 Super Duke R.

Tratándose de un modelo de gama media, es sorprendente todo lo que tiene disponible esta moto; un control de tracción con sensor de inclinación, ABS con sensor de inclinación, unidad de medida inercial, control de salidas y cambio semiautomático, tanto ascendente como descendente. Dicho de otra forma esta moto cuenta con soluciones electrónicas dignas de una moto de la categoría de Superbikes.

Obviamente cuenta con diferentes modos de conducción que configuran diferentes parámetros como son la respuesta del acelerador, el control de tracción, el nivel de potencia máxima, o la activación del anti-wheelie. También tiene un modo de conducción –denominado Track– que permite regular el control de tracción en 9 niveles de intervención.

Los frenos de la KTM 790 Duke 2018. Por J.Juan


Ha sido una grata sorpresa comprobar el resultado de la unión entre KTM y J.Juan. Las 790 Duke está equipada con un equipo completo de frenos de la marca española y todos los que pudimos probar esta moto en su lanzamiento internacional coincidimos en que el comportamiento de los frenos es uno de sus puntos fuertes.

Con un tacto excelente y una gran capacidad de frenada, el sistema hace que el nivel dinámico de esta moto gane puntos a su favor. Hay que tener en cuenta que durante la prueba pudimos rodar en circuito, en el trazado de Maspalomas, donde además de algunos tramos rápidos hay fuertes frenadas en las que el sistema no presento muestras de desfallecimiento, lo que es simplemente un exitazo en este apartado.

Durante toda la jornada, pude comprobar que el conjunto de la bomba de freno y la doble pinza radial instalada en el tren delantero hacen un conjunto perfecto, aportando un excelente tanto y una capacidad de frenado dignas del mejor equipo de frenos que podamos imaginar.

Rodando en circuito con la KTM 790 Duke

Durante la prueba tuvimos la oportunidad de rodar tanto en carretera como en circuito, y voy a empezar por este último lugar puesto que, aunque no sea lo habitual, la pista cerrada no fue el sitio donde más disfrutamos de esta moto. Te lo explico.

Además de dar varias vueltas al circuito de Maspalomas con esta moto, tuvimos una prueba de agilidad en la que tuvimos que enfrentarnos al cronómetro realizando un circuito muy estrecho y complicado con un recorrido que dibujaba la cifra 790.

Jeremy McWilliams fue el maestro de ceremonias de esta prueba, el nos explico los trucos para lograr un buen resultado, pero lo cierto es que la KTM 790 Duke se mostró especialmente ágil y precisa, algo que pudimos comprobar de primera mano y que, evidentemente, era lo que KTM quería que descubriésemos por nosotros mismos.

Ya en el trazado de velocidad, en el que pudimos rodar en el circuito, pude comprobar varias cosas. Por un lado que los neumáticos que han elegido para esta moto –Maxxis SuperMaxx ST–no son capaces de resistir las exigencias de una moto como ésta en un circuito de velocidad. Es algo lógico por otra parte, pues no se trata de una moto 100 por 100 de circuito, pero sí es cierto que la KTM es capaz de ir muy muy rápido en este entorno.

En el trazado de Maspalomas también pude comprobar que el motor tiene un excelente empuje y que la parte ciclo es muy ágil, precisa y rápida, aspectos que como decía antes, KTM tenía especial interés en que nosotros descubriésemos.

Pero a pesar de que la experiencia en trazado fue muy buena, lo mejor estaba por venir…

Ver más

¡Cómo va la KTM 790 Duke en carretera!

El tramo de carretera fue, sencillamente, la bomba. Las carreteras de Gran Canaria, muy estrechas y reviradas, fueron un escenario perfecto para comprobar el nivel de diversión que esta moto es capaz de ofrecernos.

Con una combinación de una parte ciclo súper ágil, un motor muy lleno en el medio régimen y unas soluciones electrónicas que nos permiten adaptar el comportamiento de esta moto, recorrer los casi 200 km que hicimos durante esta presentación internacional fueron los más divertidos que he recorrido en los últimos años.

Ha sido la primera vez en la que he sentido que, más allá de ir sobre una moto, parecía estar dentro de un videojuego, enlazando una curva tras otra y jugando con una moto que ofrecía tanto control y facilidad de pilotaje, que era imposible no encontrarse súper cómodo con ella.

Es alucinante comprobar cómo han logrado desarrollar una moto tan ágil y precisa, pues lo normal es que estos dos adjetivos choquen y no sea nada fácil combinarlos. Pero puedo dar fe de que el resultado ha sido un exitazo.

También te diré que una parte del éxito de esta presentación fue que eligieron un escenario perfecto, con unas carreteras en muy buen estado que se adaptaban a esta moto como si fueran diseñadas a su medida.

Allí comprobamos los muchos aciertos de este modelo, pero también pudimos percibir algunos de sus puntos menos fuertes. La posición de conducción está pensada para ir “al ataque” –como buena KTM– pero eso pasa factura y la dureza de su asiento hace que el paso de los kilómetros se deje notar.

Su motor es muy cañero y muy divertido, pero llega a ser un poco tosco en algunas ocasiones, principalmente en los modos de conducción más agresivos. Lo cierto es que esto no lo podemos tildar como una desventaja, pues los que hayan puesto sus ojos en esta moto, no estarán buscando un “corderito para pasear a Miss Daisy”, pero sí te confesaré que al final del día seleccioné el modo Rain y me encantó descubrir que esta moto también es capaz de ser muy amable.

Ver más

Conclusión y opiniones KTM 790 Duke 2018. ¿Su primera vez?

KTM nos insistía en que, con la 790 Duke debutan en un nuevo segmento, y es que había un salto muy amplio entre la 690 Duke –que recordemos que es una monocilíndrica– y la 1290 Super Duke R, una auténtica bestia.

Por eso, es verdaderamente sorprendente que hayan puesto en el mercado una moto tan revolucionaria. Si te paras a pensar que no es nada fácil encontrar una rival directa de esta KTM, te das cuenta de que los austriacos han diseñado una moto con unas características que la hacen única, algo que no es nada sencillo dada la gran variedad de modelos que hay en el segmento naked.

Pero más allá de hacer una moto con identidad propia, a la 790 Duke la han armado hasta los dientes con unas soluciones electrónicas dignas de una moto de la categoría superbikes.

También han desarrollado un motor completamente nuevo que parece tenerlo todo: prestaciones, ligereza y reducidas dimensiones.

La parte ciclo está a un excelente nivel, llegando a poner en entredicho a unos neumáticos que no fueron capaces de ir tan al límite como sí era capaz el resto del conjunto. Mención especial para los frenos, que pusieron la guinda a una jornada súper divertida.

En términos de diseño, es innegable que se trata de una excelente representante de la saga Duke, luciendo esa combinación de agresividad, estilo y personalidad que identifican a las motos de KTM.

Esta moto, la nueva 790 Duke 2018, es una de las novedades más esperadas del año. No sólo es el debut de KTM en la lucha por el peleadísimo segmento de las naked de media-alta cilindrada, sino que llega equipadísima, con un precio muy competitivo y con una marcada personalidad propia.

El mercado será el encargado de dar el veredicto final. ¿Mi apuesta? La 790 Duke será un éxito. No tengo dudas.

Ver más

Galería de fotos KTM 790 Duke 2018

Galería de fotos oficiales de la KTM 790 Duke

Power Parts. Accesorios Originales para la KTM 790 Duke

Ver galería completa (80 fotos)

KTM 790 Duke: Fotos estáticas y de detalle

Ver galería completa (80 fotos)

Fotos oficiales de acción KTM 790 Duke 2018

Ver galería completa (80 fotos)