Opinión

Lo mejor

A mejorar

  • Tacto del motor
  • Peso reducido
  • Estabilidad y facilidad de uso
  • Estética

Probamos a fondo la KTM 790 Adventure y 790 Adventure R en las dunas de Marruecos

La KTM 790 Adventure / R es la nueva apuesta de la fábrica austriaca para el segmento trail. Tras la gran expectación que levantó la nueva Adventure en el salón de Milán, por fin hemos podido subirnos a ella y comprobar de primera mano que estaba a la altura de las grandes expectativas que ha generado. Después de vivir una auténtica e inolvidable aventura por tierras marroquíes, te contamos aquí nuestra opinión.


A la hora de probar una nueva moto, no hay nada que me guste más que dar gas con las que tienen ruedas de tacos. Teniendo eso en cuenta, imagina que te llega un email con asunto “Presentación Internacional KTM 790 Adventure/R – Marruecos”. Cómo explicarlo… ¿Recuerdas el famoso cuadro de Munch? ¿El del grito? Pues así más o menos me quedé. Ya no sólo por el propio evento, sino porque tenía “todas las papeletas” para perdérmelo.

La cita de KTM se iba a suceder pocos días antes de un evento marcado en rojo en mi calendario, nada menos que mi propia boda. No digo que tuviera que “elegir entre papá y mamá”, pero qué demonios, ¡nunca había estado en las dunas! Así que tras hacer algunos malabarismos y encajar varias piezas, preparé mi maleta y me dispuse a viajar hacia la que sería una de las presentaciones más emocionantes a las que he tenido el placer de asistir, el estreno internacional de la KTM 790 Adventure.

Equipamiento

Catálogo de motos

Precio y novedades de la KTM 790 Adventure / R 2019

El precio de la KTM 790 Adventure es de 12.399 € en su versión estándar y asciende a los 13.299 € en el caso de la 790 Adventure R. Estamos ante una moto trail con altas capacidades offroad, pero concebida para ser más accesible a todas las tallas y niveles de conducción que sus hermanas ‘Adventure’ de mayor cilindrada. De hecho, la versión R se está ganando el título entre la prensa de sucesora de la icónica KTM 990 Adventure.

En cuanto a novedades técnicas, se trata de un modelo totalmente nuevo que vio la luz en su forma definitiva el pasado mes de noviembre en el Salón EICMA de Milán, pero comparte motor con su hermana naked la KTM 790 Duke, adaptado tanto para acondicionar su comportamiento como para “encajar” su potencia en los habituales 95 cv, requisito indispensable para su posible limitación para el carnet A2. Destaca también por su amplio catálogo de soluciones tecnológicas. Equipa un prominente panel TFT a color de 5″ que ofrece muchísima información de la moto, además de poder navegar por él para seleccionar los modos de conducción (Street, Offroad y Rain, aparte del modo Rally opcional), editar los niveles del control de tracción MTC o el ABS, o simplemente acceder a las opciones del KTM My Ride, que establece una conexión con tu smartphone permitiéndote ver quién te llama, controlar tu música o recibir indicaciones de ruta por GPS.

La nueva KTM 790 Adventure ha irrumpido en la categoría de las “trail de 800” con mucha fuerza. KTM ha puesto mucho cariño y empeño en desarrollar una moto muy acertada. Su altura (de 820 a 880 según versión) y peso de menos de 200 kg son dos de sus mejores argumentos, dos buenas armas con las que hacer frente a la competencia en un segmento que gana adeptos día a día. Sus principales rivales a batir serán la BMW F 850 GS (11.950 €) o la gama Triumph Tiger 800 (Desde 11.000 €), y con algo más de cilindrada, la Honda Africa Twin (14.150 €) –y su versión Adventure Sports–. Pero sobre todo no nos podemos olvidar de la nueva Yamaha Ténéré 700 (9.899 €), otro de los “bombazos” del pasado Salón de Milán que, si bien se espera que llegue con un motor de capacidades más discretas, su orientación off-road la hace ser junto a la KTM 790 Adventure dos de las trail de media cilindrada más para tener en cuenta, en especial si lo tuyo es salir del asfalto.

Rivales de la KTM 790 Adventure / R

Ver más

Prueba KTM 790 Adventure ‘normal’: Primeras impresiones y prueba en carretera

Para poner a prueba la KTM 790 Adventure acudimos a Marruecos, donde nos encontramos dos etapas diferenciadas: un día para rodar en carretera sobre la versión estándar, y otro día para “liarla parda” con la KTM 790 Adventure R por todo tipo de localizaciones fuera del asfalto.

Lo primero que llama la atención al subirte a la 790 Adventure es su altura contenida y su buena ergonomía. No es muy habitual llegar bien al suelo sobre una KTM de la familia Adventure, al menos para mí. Aunque no suelo dar más importancia a la altura de la que tiene, es un aspecto que evidencia que la 790 es una moto más accesible para mucha más gente. Todo está en su sitio y la postura es muy cómoda.

Las diferencias entre las dos versiones de esta KTM no son demasiadas, pero son clave para distinguir un uso de la moto más orientado a carretera y viajes o bien orientado a un uso más off-road. Los principales cambios los encontramos en la parte ciclo, en la que encontramos una suspensión WP multirregulable de mayor recorrido en la versión R, que hacen que el conjunto sea más alto y con una mayor distancia al suelo que mejore sus capacidades off-road. Otros pequeños cambios los encontramos en el asiento, más alto y plano en la versión R (880 mm) y regulable en dos posiciones en la versión normal (830 – 850 mm). La gran pantalla que monta la versión estándar también es fácilmente ajustable, por medio de un tornillo en dos posiciones. En cambio, en la versión R encontramos una cúpula más pequeña, que nos ofrecerá una protección aerodinámica más discreta pero una mejor comodidad para conducción de pie.

Centrándonos en la variante estándar de la KTM 790 Adventure, destacaría su capacidad para devorar kilómetros. La postura es muy cómoda, la aerodinámica es perfecta, tiene cero vibraciones y un aplomo en carretera excepcional. La estabilidad del conjunto que han conseguido es extraordinaria, gracias principalmente a la posición del motor y la forma del depósito, que consigue bajar notablemente el centro de masas de esta moto trail. Como no se puede tener todo, el ‘peaje’ es un poco de rigidez en los cambios rápidos de dirección, nada preocupante ni mucho menos, habitual en motos de este segmento sobre todo con rueda delantera de 21″.

El comportamiento del motor es muy progresivo. Ha sido adaptado para los 70 kW obligatorios para poder ser limitada para el carnet A2, y la verdad, no necesita ni un solo caballo de potencia más. La entrega es muy suave y el tacto del acelerador electrónico es excepcional. Dispone de varios modos de conducción seleccionables desde la piña de mandos izquierda, de los cuales, me terminé decantando por el modo de lluvia en la mayoría de los casos. Un ajuste que, sin notar un descenso de potencia importante, me aportaba un extra de seguridad en carreteras que estaban muy sucias por el viento y la arena del desierto.

En el apartado dinámico, encontramos un equipo de frenada muy efectivo y con muy buen tacto, con pinzas radiales de 4 pistones, doble disco delantero de 320 mm de diámetro y disco trasero de 260 mm. Equipa un ABS con asistente en curvas muy poco intrusivo y que aporta mucha seguridad en la conducción.

Como guinda, nuestra unidad equipaba dos interesantes extras; el control de crucero y el ‘quick-shifter’. Accesorios opcionales que KTM ha querido hacer funcionar de manera conjunta, permitiéndonos engranar marchas sin que se desconecte el control de velocidad. Destacar también la suavidad del cambio de marchas, muy eficiente especialmente teniendo en cuenta las revoluciones a las que trabaja un motor bicilíndrico.

Ver más

Prueba off road KTM 790 Adventure R: ¡Rock & Roll!

Y llegó el momento más esperado del evento, subirnos a la KTM 790 Adventure R. El segundo día de pruebas nos tocó madrugar un poco para tratar de evitar las malas condiciones que se preveían para la segunda mitad del día, especialmente por viento.

Me enfundé mi equipación de MX ­–con algunas capas de abrigo debajo– y nos subimos rápidamente a la KTM 790 Adventure R. Nos esperaba un día largo e intenso en el que el plato fuerte sería nada menos que las dunas de Merzouga.

Lo primero que se nota en la versión R es su altura. La versión ‘cañera’ de la Adventure equipa unas suspensiones WP Xplor de mayor recorrido –y calidad– tanto delante como detrás. Esto confiere al conjunto una altura de asiento de 880 mm, perfecta en mi opinión si lo tuyo es la tierra y el barro, y a pesar de no llegar tan bien al suelo como con su “hermana bajita”, me parece bastante asequible.

Salimos del Hotel Xaluca Erfoud en busca de la aventura y no tardamos mucho en perder de vista el asfalto. En cuanto tocamos tierra empecé a ver lo bien que se desenvuelve la 790 Adventure en su hábitat natural. La posición al ir de pie es muy cómoda, en especial por la forma que adopta la moto en la zona de las rodillas, con una superficie muy amplia y plana, similar a las motos de enduro. También contamos con una pantalla de dimensiones más reducidas, más adecuada a este tipo de conducción pero que me sorprendió también por su buena aerodinámica. A su vez el asiento, más plano que en la versión estándar, nos permite una mayor movilidad sobre la moto. Incluso me ha resultado incluso más cómodo en marcha que en la versión normal.

Lo siguiente que se nota –y mucho– es su peso contenido. Sus aproximadamente 200 kg en orden de marcha podrían parecer una cifra algo alta si no estás familiarizado con su segmento, pero es una cifra inferior a la media de su competencia directa, y en conducción se nota. Además, el descenso de su centro de masas le confieren una estabilidad en campo fuera de lo normal. La facilidad con la que se conduce esta KTM por tierra es pasmosa, es para mí su punto más fuerte. En cuanto se empieza a complicar el camino y ves que superas cualquier obstáculo casi sin despeinarte, te das cuenta realmente de lo que tienes entre manos.

Notamos un tacto de gas muy bueno también para conducción off road y muy buen comportamiento de los frenos. Además, el embrague –de accionamiento por cable– tiene también un tacto realmente suave y te ayuda mucho a no fatigarte en zonas técnicas como trialeras.

Me ha gustado mucho también el comportamiento del motor. Comparado con la 790 Duke tiene un tacto evidentemente más dulce, pero con una respuesta muy precisa y con muchos bajos –88 Nm de par motor a 6.600 rpm–, perfecto para este tipo de moto. La electrónica también es uno de los puntos fuertes de esta nueva Adventure. Tienes infinidad de ajustes personalizables al alcance de tu mano izquierda. Al menú hay que acostumbrarse un poco para tener todas las opciones bien localizadas, pero en mi caso me gusta cómo está resuelto teniendo el control en una sola mano y dejando libre la piña derecha que, en otras motos, si te lías con los botones podrías desconectar el encendido.

El funcionamiento del control de tracción MTC, especialmente en el modo Rally que equipa de serie la versión R y en sus ajustes menos intrusivos, es perfecto. Te da ese punto de seguridad y control sin “cortarte el rollo” cuando quieres ir un poco de lado por tierra. Eso sí, si lo tuyo no es la electrónica o quieres entrar de lleno en las dunas, desconectar todos los controles es un tanto engorroso, especialmente porque al parar la moto se resetean y se activan, en el nivel más bajo eso sí. En cualquier caso, es una medida de seguridad totalmente comprensible y te puede salvar de algún susto en asfalto.

La aventura no podía ir mejor. Pasamos por todo tipo de terrenos y dificultades. A medida que nos adentrábamos más y más en parajes cada vez más espectaculares, llegamos al plato fuerte, las dunas. Habíamos hecho ya algún aperitivo durante el camino, pero lo que tenía delante eran palabras mayores. Chris Birch (@birchynz), uno de los probadores implicados en el desarrollo de la moto –y un crack en esto de los Rallyes y el mundo Trail–, lideraba nuestro grupo y nos invitó a hacer una excursión bastante más extrema de lo que veníamos haciendo, nada menos que por un conjunto de dunas que podríamos equiparar con edificios de varias plantas. No me lo pensé mucho, arranqué la moto, control de tracción a cero, ¡y gas! La facilidad de la KTM 790 Adventure R para ‘surfear’ las dunas me dejó estupefacto. Hay que destacar que calzábamos unos buenos Continental TKC 80 para hacernos la labor más fácil cuando necesitábamos de ese extra de tracción –de serie equipa los Metzeler Karoo 3–, pero los compañeros de la prensa e incluso embajadores de la marca que asistieron al evento, como Laia Sanz, compartían con nosotros la misma opinión; ninguno esperaba encontrarse una moto de sus dimensiones tan permisiva a la hora de meternos en problemas con ella y salir airosos.

Ver más

Opinión KTM 790 Adventure / R: Más ‘Ready to Race’ que nunca

El espíritu de KTM está presente en cada tornillo que monta la nueva KTM 790 Adventure. La pasión con la que todo su equipo de desarrollo ha concebido este proyecto se palpa desde que te subes a ella. Sólo tienes que hablar con cualquier ingeniero de los que acudieron para darte cuenta de que no sólo son unos “cerebritos”, son más quemados y dan más gas que tú y yo juntos, y eso se nota en el resultado final. En esta moto, nada ha sido puesto donde está por azar, está todo perfectamente pensado y probado. Vale, es posible que a la vista no sea de las KTM más agraciadas, es algo subjetivo, pero la forma del depósito y la desconexión entre la cúpula con el resto de la moto no acaba de convencerme. Como suele decirse, no se puede tener todo, y en este caso me queda claro que la balanza ha tenido que caer un poco del lado de las prestaciones en lugar de la estética.

La guerra en ese grupo de motos trail con altas capacidades off road está servida, y la 790 Adventure ha llegado al mercado dando un golpe encima de la mesa. Si estás pensando en comprarte una trail, especialmente si te gusta huir del asfalto, la 790 Adventure debe estar en tu lista, y si puedes, pruébala.

Si tengo que elegir, sin duda yo me quedo con la versión R. Su mejor arma en mi opinión es su facilidad de uso. Su capacidad para hacerte la vida más fácil y poder irte hasta el fin del mundo con ella me han enamorado.

¡Ah! Y hablando de enamoramientos, no os preocupéis, llegué a tiempo a la boda y como un pincel.

Galería de fotos de la KTM 790 Adventure

Galería de fotos de la KTM 790 Adventure R

Vídeo oficial de la presentación