KTM 1290 Super Duke GT: más sport que touring

Probamos la KTM 1290 Super Duke GT 2019, la versión touring de la conocida 1290 Super Duke R. La Duke GT es una bestia de 175 cv con la que podrás viajar sin desfallecer en el intento, con una capacidad "sport" superior a cualquier touring del mercado gracias al nuevo paquete electrónico, las suspensiones semi-activas y al nuevo carenado, entre otras cosas. Para conocer más sobre ella, te narramos nuestra experiencia.


La KTM 1290 Super Duke GT 2019 en 5 tweets

  • La KTM 1290 Super Duke GT recibe nuevos colores, nuevos carenados y nueva electrónica..
  • Mismo motor de la KTM 1290 Super Duke R, superávit de potencia y par motor.
  • El pequeño carenado frontal y su cúpula delantera ajustable permiten viajar sin fatiga.
  • A pesar de sus siglas GT, con unos buenos neumáticos es un arma muy efectiva en zonas de curvas.
  • En nuestro catálogo puedes ver en detalle la ficha técnica de la KTM 1290 Super Duke GT 2019.

La KTM 1290 Super Duke GT 2019 vuelve para marcar tendencia en el segmento de las sport-touring, un segmento algo eclipsado por las motos trail pero que cobra fuerza gracias a motos como ésta. Las sport-touring seguirán viendo crecer una de las opciones más serias (y deportivas), la KTM 1290 Super Duke GT, una moto apta para viajar, ahora con una mejor protección aerodinámica, capacidad de carga, grandes dotes deportivas, mucha electrónica y hambre de kilómetros… asfaltados.

La realidad es que el grueso de los usuarios de moto trail se quedan en el asfalto. Si eres un usuario de moto trail que visita las pistas y la tierra, y te resulta indignante leer estas líneas, puedes sentirte orgulloso, eres una minoría. No obstante el segmento trail, aunque asfáltico, ha ido ganándole la partida a las sport-touring desde hace años, llegando al punto de extinguir muchos de sus modelos míticos. En KTM no ha sido así, y aunque disponen de una de las mejores trail del mercado, si no la mejor, también mantienen y evolucionan su modelo sport-touring, que de nuevo me atrevo a decir que si no es el mejor del mercado, sube al podio. También es cierto que la KTM 1290 Super Duke GT es más bien una super-sport-touring, donde sus cualidades dinámicas siempre van a ejercer una influencia muy positiva sobre cualquier opinión. No obstante debemos mantener una perspectiva neutral y señalar cada cosa en su campo. La KTM Super Duke GT es una máquina espectacular, con la que puedes viajar sin perder ninguna sensación de deportividad… pero los viajes no serán tan cómodos como en otras opciones del mercado más “light”.

Ahora la KTM 1290 Super Duke GT 2019 trae una electrónica actualizada junto a una nueva instrumentación de panel TFT a color y una nueva estética, con nuevo carenaje y más protección aerodinámica, suspensiones electrónicas semi-activas y cambio semi-automático (Quickshifter+).

 

Opinión KTM Super Duke GT 2019

Lo mejor

Podría mejorar

  • Deportividad
  • Prestaciones
  • Electrónica
  • Dureza asiento
  • Vibraciones

Precio de la KTM 1290 Super Duke GT 2019

El precio de la KTM 1290 Super Duke GT (18.999 €) puede resultar algo encarecido respecto sus rivales, pero debemos tener presente que estamos ante una naked muy deportiva con carenados para viajar. Esto implica pinzas de freno, suspensiones y demás parte ciclo al mismo nivel que el de una naked muy deportiva. Para situarnos dentro de la marca, su versión R (no touring), la KTM 1290 Super Duke R (17.999 €) tiene un precio inferior siendo una de las naked más avanzadas del mercado.

No obstante, debemos enfrentar a la KTM 1290 Super Duke GT con rivales como la Kawasaki Z1000SX (14.399 €) la BMW R 1250 RS (15.650 €) o la Yamaha MT-10 Tourer Edition (16.999 €). También podemos meter en la ecuación a la Triumph Tiger Sport (14.250 €). No podemos olvidarnos de las turboalimentadas Kawasaki Ninja H2 SX (20.500 €), Ninja H2 SX SE (23.625 €) y Ninja H2 SX SE+ (26.725 €), motos Sport Touring con una gran potencia, aunque con menos cualidades dinámicas. Nos gustaría poder mencionar también motos como la Suzuki Hayabusa (15.999 €) pero es un modelo que ha cesado su producción, junto a la Kawasaki ZZR1400 (17.399 €), las madres de segmento sport-touring de altas prestaciones.

Rivales KTM 1290 Super Duke GT 2019

Ver más

Novedades y características de la KTM 1290 Super Duke GT 2019

La KTM 1290 Super Duke GT se renueva este 2019 con pequeños pero significativos cambios. Ahora la versión touring de la Super Duke R da un pasito más hacia el concepto touring, pero sin sacrificar deportividad y radicalidad.

El motor de la KTM 1290 Super Duke GT sigue siendo el mismo, el bicilíndrico en V a 75º de KTM con denominación LC8 de 1.300 cc, al que le han añadido unas cámaras de resonancia, nuevas válvulas de admisión en titanio y un nuevo encendido con una electrónica más afinada para lograr los 175 cv de potencia máxima y los 141 Nm de par motor.

Otra novedad muy destacable es el nuevo cambio semi-automático Quickshifter+ de KTM que permite subir y bajar marchas sin embrague. Para ello se ha adaptado la gestión electrónica, que ahora incorpora un nuevo modo de conducción Track en su paquete electrónico. Por supuesto, todos los controles electrónicos encontrados en la Super Duke R están presentes en la GT (Control de tracción, ABS, diferentes modos, KTM My Ride, control de crucero, etc).

Para poder manejar y entender todo este potencial y despliegue electrónico, KTM ha servido de un nuevo panel TFT de 6’5” a color, una de las novedades más notorias, con diferentes displays e interfaces gráficas con toda la información a un golpe de vista. Algo característico de KTM que no podía faltar son las piñas retroiluminadas, para facilitar su acceso incluso en condiciones de poca luz.

La parte ciclo de la KTM 1290 Super Duke GT 2019 se mantiene, con la potente frenada compuesta por pinzas Brembo M50 monobloc y discos de freno de 320 mm, las suspensiones semi-activas WP con sus modos de precarga ajustable (piloto/piloto+equipaje/piloto+copiloto+equipaje) y su opción de ajustar la amortiguación (hidráulico) en diferentes modos (Confort, Street y Sport).

Dejando el ciclo a un lado, la KTM 1290 Super Duke GT 2019 nos trae otros cambios en la parte estética: ahora cuenta con un nuevo carenado frontal más aerodinámico y con mayor protección contra el viento. Esto es debido en cierto modo gracias a su pantalla delantera ajustable en altura. También conviene destacar las dos nuevas “guanteritas” a modo de “cajetín” en los laterales de las aletas delanteras, donde puedes guardar pequeños objetos como el mando del garaje o las llaves de casa. En uno de ellos encontramos toma de corriente. Incorpora iluminación led, diurna y cunetera y está disponible en dos colores (blanco y negro).

Ver más

Prueba KTM 1290 Super Duke GT 2019

La KTM 1290 Super Duke GT 2019 es la versión carenada y viajera de la KTM 1290 Super Duke R. Puede que suene reiterativo y pesado pero, es una manera de concienciar al usuario de que estamos ante una Super Duke R con carenado. Sí, es cierto que el manillar es más elevado y más ancho, que la carrocería cuenta con más protección aerodinámica y pesa unos kilos más, pero estamos ante la misma Super Duke; una moto radical, muy deportiva, rígida, reactiva y con mucho carácter. Virtudes algo alejadas del concepto sport-touring, pero que realzan las cualidades “sport” sin perder un mínimo de “touring”.

Subido encima de la KTM 1290 Super Duke GT 2019 la sensación es que se trata de una moto más grande que la Super Duke R, pero esto es solo una sensación dada la posición más erguida y el manillar más ancho y alto. Respecto el modelo anterior no cambia mucho, aunque sí se nota más protección aerodinámica en la parte frontal, además de la nueva instrumentación, que impresiona bastante. El asiento no es tan duro como el de la Super Duke R… pero tampoco es mucho más blando, los kilómetros se llevan bien, pero con ganas.

La impresión que transmite la KTM Super Duke GT en cada centímetro, cada pliegue, cada soldadura, cada arista, cada pieza es de mucha calidad. Arrancas y ya notas las pistonadas en cada cilindro, algo ásperas, pero contundentes. Un toque al gas y… la bestia se revuelve y ruge fuerte. El sonido es embriagador. No soy fanático de los bicilíndricos pero debo reconocer que el bramido del LC8 cautiva a cualquiera, y de no hacerlo, robará tu atención te guste o no.

Metemos primera y salimos para familiarizarnos con ella. La KTM 1290 Super Duke GT 2019 ahora viene equipada con Quickshifter+ de serie, de modo que podemos subir y bajar marchas sin accionar el embrague. Es sin duda una de las acciones más adictivas que he probado. A pesar de ello siempre puedes cambiar como siempre, con el embrague, aunque el cambio no está pensado para engranar con embrague y por tanto el tacto de la palanca de cambios es poco preciso. Sin embargo el embrague se muestra muy directo y sensible. Debo mencionar que, entre los muchos tipos de cambios semi-automáticos que existen en el mercado, este es el primero que he visto que permite subir marcha con el gas cerrado (por lo general el sistema de cambio semi-automático te obliga a mantener el gas abierto en las subidas de marcha y cerrado en las bajadas) y bajar de marcha con el gas abierto. Además no lo hace de manera tosca o atragantada, sino con la misma “dulzura” que si lo realizásemos de la otra manera. Entrecomillo la palabra dulzura para matizar que, dentro de este fabuloso y novedoso funcionamiento, el tacto me resultó algo áspero. Nada del otro mundo, pero lo suficiente como para requerir decisión en cada cambio.

En marcha notamos la desmesurada potencia de este LC8, proveniente de la Super Duke R, una de las motos más radicales del mercado. Hay potencia y par motor por todos los lados, además entregada de manera muy directa. Las clásicas vibraciones de los bicilíndricos de KTM siguen estando presentes aunque más suavizadas. El nuevo paquete electrónico incorpora el nuevo modo de conducción Track, que ya nos refleja cómo está orientada esta bestia de alto rendimiento. Los dos modos Rain y Street son más que suficientes, hasta el punto de resultar más agradable curvear en el modo Rain, a pesar de perder algo de potencia. Lo mejor viene cuando nos animamos, aquí es donde la KTM 1290 Super Duke GT cobra mucho valor. Incluso si vas cargado, las suspensiones semi-activas WP retienen a la perfección las inercias y la energía de los muelles, tarados con una precarga relativamente deportiva, como llevamos mencionando toda la prueba, para ser una sport-touring.

La KTM 1290 Super Duke GT 2019 es bastante rígida, tenemos chasis y ciclo de sobra, muy por encima de nuestras expectativas y necesidades. La potencia de frenada es abismal, tan sorprendente que resulta adictiva. Vas realizando frenadas fuertes solo por vivir la sensación de esa deceleración tan potente. Por supuesto las palabras "fade" o "fatiga" no existen ni en carretera ni en circuito. Va equipada con con el mejor sistema de frenado de la actualidad. Me atrevo a decir que la mordida es algo excesiva en los primeros momentos de accionar la leva, con un tacto muy directo para tratarse de una sport-touring, pero lo cierto es que te acostumbras a esta sensibilidad en cuatro frenadas.

Su comportamiento en curva es excelso, sumado al gran manillar la entrada a curva y los cambios de dirección son muy rápidos, logrando un comportamiento dinámico muy ágil. En este aspecto no difiere mucho al modelo previo, pero sigue sorprendiéndonos. Van pasando las curvas y te vas animando. Ya no quieres el modo Rain. Ahora quieres el modo Street, y luego el modo Track. Madre mía, ¡Qué cambio!. Con el modo Sport y Track resulta prácticamente obligatorio conducir con el control de tracción. A pesar de ello, probamos a desconectarlo y la moto despega el tren delantero hasta en tercera marcha sin forzar. Lo bajos y medios de esta máquina son espectaculares. Los altos tampoco se quedan lejos, pero se nota que la zona media es donde está el mejor rendimiento. Si aprendes a controlar las embestidas del bicilíndrico de más de 170 cv en la zona media, los cambios de dirección resultan rapidísimos, con apenas insinuar palanca con el manillar y un golpe de gas en el momento exacto, el par del LC8 levantará la moto y caerá hacia el otro lado. Una maravilla.

En curvas rápidas la KTM 1290 Super Duke GT goza de muy buena estabilidad durante la entrada y el vértice, pero cuando sales abriendo gas fuerte es inevitable sentir cómo levita el tren delantero, mostrándose muy ligero. Aquí es donde entra la electrónica, que te ayuda y devuelve la rueda delantera a su sitio, aunque no te quita esa sensación del tren delantero queriendo despegar.

En cuanto a la tracción, la rigidez del chasis y su extrema potencia/par demandan un neumático con mucho grip. Este es otro de los aspectos que alejan a la KTM 1290 Super Duke GT del concepto sport-touring, resultando ser una devoradora de neumáticos como lo sería una RR o una naked deportiva. El control de tracción amaina este gen tan deportivo, mitigando la entrega de potencia, que no se corta de golpe, sino que reduce la entrega para recuperar la tracción sin dejar de avanzar.

Respecto su cualidades más touring, debemos decir que la KTM 1290 Super Duke GT nos ha sorprendido en el apartado de su autonomía, logrando más de 330km con un depósito (19L). Evidentemente la conducción durante este depósito fue más relajada, evitando las aperturas bruscas de acelerador. El bicilíndrico de Mattighofen puede desplegar un rendimiento prestacional sin igual, al mismo tiempo que mantener un consumo por debajo de los 5 litros en una conducción normal. En este aspecto sí logra un perfecto equilibrio tanto "sport" como "touring".

La KTM 1290 Super Duke GT 2019 es una gran sport touring, ahora más actualizada en el aspecto electrónico, gracias al cual se acerca un poco más al concepto touring de la balanza, balanza claramente inclinada hacia el otro concepto más sport.

Ver más

Conclusiones y opinión de la KTM 1290 Super Duke GT 2019

La KTM 1290 Super Duke GT 2019 es una versión afinada y equipada "hasta arriba" de lo que sería el modelo anterior. Además ahora cuenta con nuevo carenado con mayor protección aerodinámica, nueva gestión electrónica, etc y todo lo comentado, que hacen de ella una versión más touring de lo que era. No obstante, sigue siendo una máquina de curvear con capacidad viajera. Lejos de una trail, estamos ante una máquina capaz de entrar a circuito incluso con sus maletas y demostrar a más de uno el potencial deportivo que esconde bajo ese chasis tubular de color naranja.

Mi opinión sobre la KTM 1290 Super Duke GT puede estar algo influenciada porque lo cierto es que me ha gustado mucho. Soy un usuario que le encanta la carretera, y que no le gusta salirse de lo negro. Reconozco que las motos trail son estupendas, pero clamo por un mercado más touring, más asfáltico. Si encima me ofreces una moto con la que puedo viajar, puedo llevar maletas, una autonomía de 5 litros/100km y 19 de depósito, y que es capaz de mostrar semejante comportamiento deportivo... solo puedo decir cosas buenas de ella. Aunque, si vas a viajar, no lo hagas en vaqueros, al cabo de los 300 km te dolerá el culete.

Galería de fotos de la KTM 1290 Super Duke GT 2019

Fotos acción KTM Super Duke GT 2019

Fotos detalles KTM 1290 Super Duke GT 1290

Colores KTM 1290 Super Duke GT 1290