Opinión Kawasaki Versys 1000 SE 2019

Lo mejor

A mejorar

  • Tecnología
  • Conectividad
  • Confort
  • Ajuste pantalla frontal
  • Potencia zona alta

Kawasaki Versys 1000 SE 2019: La trail más tecnológica

Probamos la Kawasaki Versys 1000 SE 2019, la última versión de la mítica Versys 1000 que ahora viene muy actualizada, con un paquete electrónico envidiable y una tecnología a la vanguardia del segmento trail. Llega equipada con suspensiones electrónicas y con el KECS (Kawasaki Engine Control System). Te lo contamos todo a en esta prueba.


La Kawasaki Versys 1000 SE 2019 en 5 tweets

  • Una moto totalmente nueva y diferente gracias al KECS (Kawasaki Engine Control System) donde puedes controlar todo lo que sucede.
  • Las suspensiones electrónicas dan un plus de comodidad no solo en marcha, sino a la hora de configurar.
  • El acabado tourer la destaca claramente no solo de la versión estándar sino también de sus rivales.
  • Motor tetracilíndrico muy lineal y algo plano, aunque muy directo al tacto.
  • En nuestro catálogo puedes ver en detalle la ficha técnica de la Kawasaki Versys 1000 SE 2019.

La Kawasaki Versys 1000 SE 2019 es la versión especial de la trail de Kawasaki, la Versys 1000. Se trata de una considerable mejora frente a esta versión estándar, donde incorpora importantes avances. La Versys 1000 SE se diferencia principalmente de la versión estándar en el KQS (cambio semi-automático), suspensiones electrónicas, KECS (gestión electrónica del motor) y la adición de varios extras opcionales de la versión normal.

Con esta información básica esclarecida de antemano (en el bloque de características y novedades profundizamos más sobre ello) encaramos una prueba de más de 500 km de viaje con el modelo especial (SE) con pack tourer (maletas). Evidentemente la Kawasaki Versys 1000 estándar quedaría en desventaja, pero no debemos olvidar que hay casi 4.000 euros de diferencia entre una y otra. La cuestión del asunto, y lo que vamos a tratar a continuación es si merece o no la pena. Conocemos las cartas, las mostramos en la mesa y servidor detallará cómo ha repercutido cada una en mi experiencia, para que ustedes puedan deliberar. Lo que está claro es una cosa: la Kawasaki Versys 1000 SE 2019 es la trail más tecnológica del mercado.

Precio de la Kawasaki Versys 1000 SE 2019

El precio de la Kawasaki Versys 1000 SE (17.699 €) es bastante superior al de su versión estándar la Kawasaki Versys 1000 (14.299 €) aunque incorpora mejoras valoradas en más de la diferencia entre ambos precios.

Para ubicarla fuera de la marca debemos enfrentarla a otras rivales maxi-trail asfálticas como la Ducati Multistrada 950 S (16.390 €), la BMW S 1000 XR (17.950 €), la Suzuki V-Strom 1000 XT (13.299 €), la Honda Crosstourer (17.000 €) o incluso la Honda Africa Twin (13.790 €) , la Triumph Tiger Sport (14.250 €) o también podríamos valorar la Triumph Tiger 1200 XRt (20.900 €) , la Yamaha Tracer 900 GT (13.499 €) incluso la Yamaha MT-10 Tourer Edition (16.999 €) y la KTM 1090 Adventure (12.999 €).

Rivales Kawasaki Versys 1000 SE 2019

Ver más

Novedades y características de la Kawasaki Versys 1000 SE 2019

La Kawasaki Versys 1000 SE 2019 viene muy actualizada respecto al modelo anterior, pues ya supone una versión mejor equipada y más avanzada que la Versys 1000 estándar. Partiendo de esta premisa, analizaremos las diferencias entre una y otra.

Respecto el modelo Versys 1000 anterior, se renueva toda la carrocería, incorporando ahora focos cuneteros (sensibles a la inclinación) iluminación full LED. Una nueva aerodinámica con mayor protección en la parte superior de la pantalla (aunque existen dos pantallas, una estándar algo más reducida y una opcional (de serie en la versión SE que probamos) más elevada que ofrece una clara mejora de aerodinámica). Y sobre todo una gran mejora en todo el paquete electrónico, ya que el modelo anterior sólo disponía de dos modos de conducción y control de tracción. El motor sigue siendo el mismo pero ha sido optimizado para primar bajos y medios. En el caso del chasis que recibe solo ligeras modificaciones, aunque el subchasis se ha reforzado bastante con miras a una mejor capacidad de carga

El ciclo recibe una fuerte actualización en el caso de la SE con suspensiones electrónicas, mientras el modelo estándar equipa suspensiones revisadas y con recorrido aumentado. La frenada es la misma en ambos casos, nuevas pinzas de freno con anclaje radial y discos de 310 mm. También encontramos la opción de elegir entre dos tipos de asiento: confort (más mullido) y reducido (20 mm menos de altura al suelo). En el caso de la Versys 1000 estándar la instrumentación consta de un tacómetro analógico acompañado de un velocímetro digital (LCD) y en la Versys 1000 SE toda la instrumentación se muestra en una pantalla TFT a color de 4'5".

La nueva Kawasaki Versys 1000 trae una notoria mejora en el paquete electrónico (* solo en la versión SE)

  • Acelerador electrónico.
  • Control de crucero.
  • Embrague anti rebote asistido.
  • KIBS (Kawasaki Intelligent Brake System): Sistema inteligente de antibloqueo, con parámetros optimizados para conducción más polivalente y urbana.
  • KCMF (Kawasaki Cornering Management Function): sistema de gestión de chasis y motor equipado con IMU. Esto es una gestión monitorizada a través de una IMU de Bosch que permite al KCMF ajustar variables del motor y del chasis en las curvas, actuando sobre el freno motor. El KCMF tiene control sobre el KIBS.
  • KTRC: Control de tracción.
  • KECS*: Kawasaki Engine Control System.
  • KQS*: cambio semi-automático.
  • Modos de potencia: dos mapas motor, uno “Full” con toda su potencia, y otro “Low” con una potencia reducida. (En la SE se desglosan 4 modos de conducción: Deportivo, Carretera, Lluvia y Manual)
  • Iluminación full LED.
  • Conectividad Smartphone.
  • Suspensiones electrónicas*.

El pack Tourer de la unidad de prueba incorpora maletas (cabe un casco integral), puños calefactables, pantalla elevada y focos auxiliares antiniebla.

Ver más

Prueba Kawasaki Versys 1000 SE 2019

Llega el momento de compartir la experiencia vivida sobre la Kawasaki Versys 1000 SE 2019. Podría haber hecho una prueba común, donde circulo con la moto durante unos días por diferentes carreteras, entornos y circunstancias y procedo a compartir mis impresiones aquí con ustedes... pero lo cierto es, que si una moto de cross la pruebas en un circuito de MX, una superdeportiva en un circuito y un scooter en la ciudad... ¿Por qué no hacerme un viaje para conocer mejor esta trail asfáltica? Dicho y hecho: empaqueté mis cosas en las maletas, elegí a un pasajero que me aguante tanto tiempo, y emprendí un viaje de 500 km ida y otros 500 km de vuelta.

He viajado mucho en moto, no tanto como me gustaría, pero sí lo suficiente para valorar lo que un viajero precisa y demanda. Lo cierto es que soy un perfil de usuario muy simpatizante con el segmento RR, llegando a viajar con una deportiva si hay que hacerlo. Pero cada día las trail son más deportivas y las RR más inútiles. El segmento trail lleva en auge bastante tiempo y no parece decaer. La lógica se impone ante la emoción... pero los fabricantes saben que la emoción necesita un mínimo de aire para sustentar este mercado, así que van ideando versiones especiales, extras espectaculares y mejoras que nos permiten llevar un pasito más allá nuestra nave de transporte. Así nacen las Kawasaki Versys 1000 SE.

La Kawasaki Versys 1000 SE 2019 es una moto que impone, una moto que incluso a la distancia lees el imponente cartel de "Soy una trotamundos". Mola. Parece una nave espacial con estos nuevos carenados, aunque esto lo dejaré a la perspectiva del lector, lo que es irrefutable es que se trata de una nave espacial de larga distancia, con un motor que puede propulsarte al hiper espacio y un sinfín de "pantallas deflectoras" y gadgets electrónicos que darán emoción a tu viaje.

Nada más subirte ves que se trata de un caballo grande. No hay que alarmarse, como digo en todas mis pruebas, apenas alzo el metro setenta y he podido manejarla sin problema, con pasajero y maletas cargadas incluidas. Desde aquí reitero mi petición al lector de no acomplejarse por su altura, es una mera cuestión de esmero, cuidado, atención y maña. Eso sí, hay que saber levantar la moto antes de comprarla, esto es obligatorio. La posición a los mandos es muy amplia y abierta. El manillar es ancho y la protección del carenado cubre gran parte. La pantalla se alza prominente incluso en su posición más baja. Los puños cuentan con cubremanos y si miras por el retrovisor verás dos maletas sobresaliendo. Es sin duda alguna una moto pensada, diseñada e ideada para afrontar largas distancias.

Una vez iniciada la marcha, lo primero que llamará nuestra atención es la suavidad del cambio semiautomático, con un tacto similar al de una goma elástica. Accionas la palanca con apenas resistencia, y el motor ya ha engranado el siguiente piñón sin apenas transmitir vibraciones (incluso bajando marchas). Lo que si percibí es que parte de esta suavidad la fue perdiendo a medida que realizaba kilómetros (entiendo que a medida que cogió temperatura). Otro detalle importante es la protección que ofrece la cúpula superior incluso en su posición más baja, donde te permite ver por encima de ella, pero sin apenas recibir flujo de aire. Aquí me encontré con el primer problema; al poco de iniciar la marcha vi que el ajuste de la altura de la pantalla requería pararse, ya que precisa de tus dos manos para ajustar el bloqueo (dispone de dos "tornillos" a cada lado, que deben aflojarse al mismo tiempo, obligándote a soltar las manos del manillar). Quizá tiene un fundamento de seguridad, para evitar ajustarla en marcha, pero lo cierto es que solo ofrece complicación para el usuario.

La capacidad de carga de la Kawasaki Versys 1000 SE es increíble. Las maletas gozan de una capacidad de 28 litros cada una, donde puedes guardar un casco integral perfectamente, o el equipaje para una persona para una semana por maleta. Además dispone de un soporte/parrilla para aumentar la capacidad de carga ya sea con un top case o mediante un pulpo. Lo mejor de todo es que la versión SE como ya hemos mencionado dispone de suspensiones electrónicas, por lo que sin necesidad de bajarnos de la moto, con solo navegar un poco por los menús (dicho esto sugiero encarecidamente la descarga de la app de Kawasaki Rideology para realizar estos ajustes en tu smartphone, incluso a distancia sin estar con la moto presente, y una vez arrancas se descargan via wifi y la Versys se auto ajusta según tus regulaciones establecidas en la app) y seleccionar una precarga en base al peso (pasajero, pasajero + equipaje, piloto, piloto + equipaje). Por supuesto también te permite un ajuste del hidráulico, ajuste que incluso puedes ajustar en marcha, no así la precarga, que aunque no precise bajarse de la moto, si debe realizarse en parado.

El manejo de la moto en curvas de la Kawasaki Versys 1000 SE es muy bueno incluso con tanta carga. Quizá si buscamos ritmos altos con tanta carga la precarga fuerte demande un hidráulico más firme, por lo que podemos recurrir al modo de conducción personalizado (Rider) donde quizá queremos un tacto de gas suave o una potencia contenida, pero un ajuste de suspensiones más duro. Mi opinión es que con precarga para piloto + pasajero + equipaje, exige el ajuste más firme del hidráulico... incluso en frenadas y apoyos echo en falta algo más de solidez. Tampoco es algo imprescindible, antes encuentras el límite en las estriberas, muy cómodas pero algo bajas para una conducción alegre (rozan con una inclinación de solo 45º). El KECS y el KIBS son sistemas electrónicos de ayuda que están en continuo funcionamiento gracias a la información suministrada por la IMU, y lo cierto es que la moto sin esta ayuda sería bastante más difícil de gobernar, o lo que es lo mismo, exigiría más atención y por tanto, cansancio. El KTRC (control de tracción) se muestra muy intrusivo hasta que lo ajustamos en su modo más bajo, donde adquiere un carácter muy deportivo, permitiendo deslizadas controladas, con una gestión muy parecida al que podemos encontrar en la Kawasaki ZX-10R, al fin y al cabo, llevan el mismo paquete electrónico.

La frenada de la Kawasaki Versys 1000 SE 2019 se ha mostrado muy bien, con una mordiente inicial fuerte, y sin desfallecer a lo largo de la frenada. Quizá el exceso de carga y peso han influido, condicionando su efectividad, pues tampoco resultó una frenada exagerada, pero sí lo suficiente para cualquier conducción. Lo que no terminó de agradarme fue el tacto, no era esponjoso pero si precisaba un recorrido excesivamente largo de la maneta. A pesar de ello mejora con creces el sistema de frenado que encontrábamos en el modelo anterior.

Tras llevar 250 km de viaje, tanto por autopista como por tramo de curvas he percibido que la moto es muy capaz, pero que debes ajustar las suspensiones un punto más firmes de lo que imaginas, que el cambio semiautomático es una gozada, que puedes mantener cruceros de 140 km/h incluso algo más con la pantalla frontal en la posición elevada y con la visera del casco levantada... y que solo llevas gastado la mitad del depósito. El consumo de esta moto junto a sus 21 litros, y con un motor optimizado para rendir más par motor en bajos y medios hacen de ella una opción muy seria, con la que puedes estar viajando durante más de 3 horas sin necesidad de repostar. El consumo instantáneo marcaba cifras inferiores a 5 litros a 120 km/h.

Hablando del motor, la Kawasaki Versys 1000 SE 2019 ha mejorado los bajos y los medios sin sacrificar la estirada final. Esto es lo que defiende su ficha técnica, pero lo cierto es que el motor en la zona alta del tacómetro se muestra algo plano. Incluso la curva completa resulta algo plana, con un tacto eléctrico, pero con mucho par desde las 2.000 rpm, algo muy difícil de encontrar en motores tetracilíndricos. Se comporta como un motor de carrera larga, aunque a mi juicio, algo insulso. No obstante prestaciones tiene, y si los buscas, tienes los 120 cv sin necesidad de revolucionar el motor. Como digo, algo meritorio en un tetracilíndrico.

En estos casi 1000 km realicé depósitos con una conducción deportiva donde la autonomía de los 21 litros llegó hasta 220 km, y otro más sosegado, por autopista y algo de carretera nacional donde alcancé los 400 km. Sorprendente.

Uno de los puntos claramente destacados frente a otras trail del mercado, además de su capacidad de configuración y ajuste electrónico, es la ergonomía y el confort. Los niveles de confort que ofrece la Kawasaki Versys 1000 SE no tienen rival. Cierto es que la unidad de prueba contaba con el asiento mullido, la pantalla grande y el cubre manos, pero tras 500 km solo percibí la fatiga propia de estar todo el día conduciendo. Mi cuello, mis muñecas, mi culo y mi espalda estaban tal cual salí de mi destino. Estas palabras fueron corroboradas por mi pasajero, quién llegó mucho más descansada y con energía para proponer planes nocturnos. Dejaré una pequeña prueba que podrá corroborar mis palabras, en esta foto podremos ver la cantidad de mosquitos que nos evita la pantalla, por ende, el viento y fatiga que conlleva.

Ver más

Conclusiones y opinión Kawasaki Versys 1000 SE 2019

La Kawasaki Versys 1000 SE 2019 es el sumun de la tecnología en la firma de Akashi, que ha decidido aplicarlo de lleno en su versión SE, la que hoy hemos probado. Este paquete electrónico basado en los ejes de una sofisticada IMU proviene de la ZX-10R, la SBK de la misma marca. Todo esto, se nota. La Versys estándar es la misma moto, pero estos aditamentos muestran una clara diferencia. Solo el cambio semiautomático, las suspensiones semi-activas y el KECS es una diferencia notable. No por ello la versión estándar no supone gran mejora respecto el modelo anterior porque no es así, al fin y al cabo la Versys 2019 normal y SE son la misma moto, misma carrocería, mismas mejoras en el chasis, motor y frenos.

Mi opinión de la Kawasaki Versys 1000 SE 2019 es muy grata, a pesar de que el motor me ha dejado un poco "vacío". La diferencia que representa sobre la versión estándar se nota bastante y merece claramente la pena, aunque en mi caso me decantaría por la Versys normal con pack Tourer (pack que considero obligatorio). La moto ha rendido a la perfección en el viaje de 500 km de ida y 500 km de vuelta. La protección aerodinámica es muy superior al de otras trail del mercado (una diferencia sorprendente hoy en día) y su capacidad dinámica se muestra muy segura y capaz, aunque en este caso algo inferior a sus rivales si priorizamos únicamente la conducción deportiva. La gestión de ajuste de tus preferencias electrónicas me ha resultado laboriosa y rebuscada desde la instrumentación de la moto, pero increíblemente rápida, fácil y eficaz desde su app de smartphone Rideology. Para finalizar con la cal y la arena, tirón de orejas al becario que diseño el sistema de ajuste de la pantalla regulable. Para todo lo demás, si te gustan los viajes largos, te gusta llegar sin fatiga y no te preocupa dar caza a las super deportivas en un tramo de montaña, la Versys 1000 es una de las mejores moto que puedes encontrar hoy en día.

Ver más

Galería de fotos de la Kawasaki Versys 1000 SE 2019

Fotos acción Kawasaki Versys 1000 SE 2019

Fotos detalles Kawasaki Versys 1000 SE 2019

Galería de colores Kawasaki Versys 1000 SE 2019