Opinión Husqvarna Svartpilen 701

Lo mejor

A mejorar

  • Par motor
  • Versatilidad
  • Diseño
  • Instrumentación
  • Vibraciones bajo régimen

Husqvarna Svartpilen 701, el toro de lídia de la firma sueca.

La Husqvarna Svartpilen 701 es la esperada hermana melliza de la Vitpilen, ya presentada el año pasado. Se trata de una scrambler futurista, con el propulsor monocilíndrico más potente de la historia. Carácter y estilo, así es la nueva Husqvarna Svartpilen 701.


La Husqvarna Svartpilen 701 en 5 tweets

  • La Svartpilen es, junto a la Vitpilen, la moto de carretera con el propulsor monocilíndrico más potente del mercado.
  • Caracterísitcas off-road gracias a su geometría y sus neumáticos mixtos.
  • Hermana melliza de la Vitpilen, con manillar y posición más erguida.
  • La Svartpilen 701 es una máquina de levantar rueda en cualquier situación.
  • En nuestro catálogo puedes ver en detalle la ficha técnica de la Husvarna Svartpilen 701.

Husqvarna ha presentado al fin su modelo más esperado, la Husqvarna Svartpilen 701, la hermana mayor de la Svartpilen 401 que ya probamos aquí hace poco. Si tuvieramos que definirla de manera rápida, estaríamos hablando de un toro bravo, con una gran cornamenta y unos cuartos traseros al más puro estilo flat-tracker. La Husqvarna Svartpilen 701 es una scrambler muy moderna, con un diseño futurista, mucha personalidad (y carácter) y que además es apta para los usuarios del carnet A2.

Husqvarna nos llevó hasta Lisboa, Portugal, a la presentación internacional de la Husqvarna Svartpilen 701. Allí pudimos probar a fondo este semental de la firma sueca por las carreteras de la costa de Cascais, parte de la metrópoli urbana de Lisboa y carretera de montaña por la sierra de Sintra. Todo un rodeo nunca mejor dicho para domar a la bestia y probarla a fondo.

La Husqvarna Svartpilen 701 contiene la misma base que su melliza la Husqvarna Vitpilen 701; esto es un chasis multitubular de acero bastante rígido, y un motor monocilíndrico de 693 cc y 75 cv de potencia máxima. Estamos ante el propulsor monocilíndrico más potente de producción en serie, y que ha sido "prestado" por la Husqvarna Supermoto 701, otra bestia que no es capaz de mantener la rueda delantera pegada al suelo.

Si comparásemos esta Husqvarna Svartpilen 701 con la Vitpilen 701, estaríamos hablando de una moto más ergonómica, más versátil, más cómoda, más campera (con rueda delantera de 18" y neumáticos mixtos) y más macarra. Perdemos las sensaciones deportivas que nos ofrecían los semi-manillares de la Vitpilen a cambio de otras sensaciones mucho más... canallas. Cuando probamos la hermanita pequeña nos sorprendimos por su facilitad de ir todo el rato con la rueda delantera en el aire. Bien, con ésta, más te vale respetar a ese monocilíndrico que monta y llevar el control de tracción activado si no quieres caerte de espaldas.

Equipamiento

Precio de la Husqvarna Svartpilen 701 y rivales

El precio de la Husqvarna Svartpilen 701 (10.215 €) copa cierto monopolio dado que no existen rivales del mismo tipo exactamente. Su hermana la Husqvarna Vitpilen 701 (10.215 €) tiene el mismo precio ya que resulta la misma moto excepto la geometría básica y la ergonomía. Las posibles rivales que podríamos valorar serían la Yamaha XSR700 (7.699 €), la Suzuki SV650X (7.299 €), las Ducati Scrambler Street Classic (9.090 €) y Scrambler Full Throttle (10.790 €). Pero ninguna de ellas presenta el mismo tipo de línea estética neo-retro futurista.

Rivales Husqvarna Svartpilen 701

Ver más

Características técnicas de la Husqvarna Svartpilen 701

La Husqvarna Svartpilen 701 es un modelo completamente nuevo, y aunque la base y la mayoría de componentes ya han sido utilizados en modelos muy similares como su versión más asfáltica, la Vitpilen 701, no deja de ser un modelo completamente nuevo y muy esperado.

Como ya hemos mencionado, la Husqvarna Svartilen 701 porta un motor monocilíndrico de 692,7 cc y 75 cv de potencia máxima a 8.500 rpm. Una cifra que puede no sorprender a muchos, pero que viene reforzada con otro buen "chute" de 72 Nm par motor a 6.750 rpm, y este último seguro que ya no deja tan indiferente a nadie. Dispone de un solo árbol de levas para minimizar el peso y las dimensiones de la culata, una carrera por diámetro de 105 x 80 mm (no llega a ser del todo "cuadrado") y cuenta con bujía de doble diodo para optimizar la combustión. El servicio de mantenimiento de aceite y filtros cada 10.000 km.

La Husqvarna Svartpilen 701 cuenta con embrague antirrebote asistido y de accionamiento hidráulico (Magura) y un cambio semiautomático de 6 velocidades tanto en subida como bajada de marcha.

Los frenos de la Husqvarna Svartpilen 701 cuentan con una pinza Brembo de anclaje radial y disco flotante de 320 mm de diámetro y una pinza de un solo pistón y disco de 240 mm de diámetro. Además tiene sistema ABS (Bosch) no desconectable.

Las suspensiones de la Husqvarna Svartpilen 701 vienen firmadas por WP, con un tren delantero de 43 mm de diámetro y 15 mm más de recorrido que la Vitpilen 701. Cuenta con ajuste en hidráulico en la parte superior de la botella (tija). El amortiguador trasero de la Husqvarna Svartpilen 701 también es de la marca WP y cuenta con 7 posiciones de ajuste en precarga además de regulación en hidráulico.

La electrónica de la Husqvarna Svartpilen 701 cuenta con un control de tracción desconectable y el sistema ABS anteriormente mencionado con los frenos. El control de tracción no tiene regulación, pero mantiene un ajuste bastante conseguido, sin resultar muy intrusivo.

Ver más

Prueba de la Husqvarna Svartpilen 401

La Husqvarna Svartpilen 701 se muestra con un diseño muy "flat-track", con un manillar ancho, una carrocería estrecha y detalles de los plásticos en forma de portanúmeros. Lo más llamativo de todo es el acabado neo-futurista, a pesar de que las motos de flat-track siempre se relacionen con diseños clásicos.

La primera impresión que ofrece es como si Darth Vader hubiera encargado un vehículo de dos ruedas para uso personal. La pintura negra mate, el diseño de la careta frontal con sus curvas y bordes muy bien trabajados, la estructura cúbica y la óptica circular con iluminación LED. La Husqvarna Svartpilen 701 ocupa más espacio conceptual que presencialmente.

Una vez nos subimos a ella, la Husqvarna Svartpilen 701 se muestra relativamente alta y con un asiento duro. No resulta incómoda, pero está claro que no es la más indicada para largas jornadas de viaje. El tacto del embrague es lo que más contrasta con el resto de una moto ruda e imponente, pues es bastante suave (accionamiento hidráulico). La instrumentación es sobria y en blanco y negro, algo desfasada, pero acorde con la línea estética de la moto. Sin florituras.

Las primeras sensaciones probando la Husqvarna Svartpilen 701 las experimentamos por tránsito urbano. En este escenario debo reconocer que la Svartpilen 701 podría copar un top 5 de las mejores motos para ciudad a nivel de efectividad, pero a un importante precio: vibra y traquetea mucho a bajas vueltas. No es algo preocupante, es la naturaleza intrínseca de los motores monocilíndricos, esa es su personalidad, pero nos obliga a circular en la mayoría de casos peinando levemente la maneta del embrague o reducir a primera. La posición es muy buena, el manillar es ancho y relativamente bajo, no vamos excesivamente erguidos, tampoco encorvados. Ofrece una posición cómoda pero dinámica. Sin duda, para ciudad, es un vehículo muy capaz, pero si vivimos en urbes con rotondas "puliditas", ojo, llevamos neumáticos mixtos que no ofrecen la misma adherencia que un neumático convencional de carretera. Aunque como todo, dispone de otra lectura más "flat-tracker": ¿Eres un fiel seguidor de Mamola y el pilotaje norteamericano? Basta con desactivar el control de tracción y asumir ciertos riesgos, y las rotondas de tu ciudad serán tus óvalos de flat-track.

Por carretera abierta la Husqvarna Svartpilen 701 cobra nuevas sensaciones, menos coceantes y más fluidas. El cambio semiautomático es una gozada, y aunque resulta más útil por zona urbana, en carretera abierta no deja de ser un elemento adictivo. El primer "pero" con el que nos toparemos de bruces es su escasa protección aerodinámica, pero... no descubrimos nada nuevo con una moto naked, así que pasaremos página e iremos a lo que nos interesa. El motor de la Husqvarna Svartpilen 701 se muestra mucho más suelto en carretera, no tan agarrado ni correoso como en situaciones de circulación a baja velocidad. Disponemos de 75 cv a puño directo, que responden con dulzura de la 4ª marcha en adelante y que incluso permiten conducción y curveo en 6ª marcha sin necesidad de ir revolucionado. Ahora bien, lo divertido está en la 2ª y 3ª marcha. Amigo, si buscabas diversión, aquí tienes tu momento. Da igual la velocidad que lleves, si circulas en 2ª, 3ª o incluso 4ª marcha y abres de manera repentina el acelerador, recibirás un chute de par motor que te catapultará varios metros hacia delante sin darte cuenta. Si ya llevas el control de tracción desactivado, la Husqvarna Svartpilen 701 te catapultará hacia el cielo, y esto no es una metáfora. Cuidado con desconectar el control de tracción, que hasta la 3ª marcha levanta el tren delantero (empezarás a mirar los rasantes con otros ojos), ya que este es el que regula que la rueda delantera no "pierda suelo".

En zona de curvas, el comportamiento de la Husqvarna Svartpilen 701 es realmente dócil, no debemos olvidar que llevamos neumáticos mixtos y llanta delantera de 18" (quizá esto es lo que más condicione, sobre todo los que venimos de motos de carretera, aunque por el contrario ofrece aptitudes off-road muy polivalentes). Cuanto más se van cerrando las curvas, mejor es el manejo de la Svartpilen, el manillar mete la moto sin problemas y el par motor del que disponemos siempre nos va "rebotando" de una curva a otra, amagando una conducción con sensaciones propias de una moto de 100 cv más. En curvas rápidas y abiertas las suspensiones WP hacen un trabajo estupendo, no se percibe inestabilidad ni flaneo, pero el manillar ancho y el colín estrecho te comunicarán que no es su hábitat natural.

Uno de los aspectos más fuertes de la Husqvarna Svartpilen 701 es la frenada. Sí, únicamente dispone de un 1 disco de freno, pero es de 320 mm de diámetro y es mordido por una pinza Brembo de 4 pistones y anclaje radial. Frena igual que acelera, y debemos agradecer que el ABS no es desconectable pues la capacidad de mordiente supera la capacidad de adherencia en carretera de los neumáticos mixtos si apretamos con contundencia. Detalle importante, no he sufrido fatiga alguna del sistema de freno (en lo que corresponda a la bomba o el líquido, y por supuesto, difícil con latiguillos metálicos de serie).

Por último me gustaría pincelar las sensaciones que ofrece el chasis de esta Husqvarna Svartpilen 701. Como hemos mencionado, el ciclo se muestra sobresaliente, y el chasis no será menos, pero hay que recalcar que se trata de un chasis multitubular de acero. Esto significa mucha rigidez en el idioma coloquial. Esta rigidez, dada las características y las condiciones dinámicas que ofrece la Svartpilen 701, no supone ningún problema, pero sí se mostrará muy sólida, ya sea en frenadas contundentes, fuertes apoyos o cambios de dirección. Es la personalidad de la moto, y la resalta por encima de las motos con chasis convencional o menos rígido.

Ver más

Conclusiones y opinión de la Husqvarna Svartpilen 401

La Husqvarna Svartpilen 701 es una de esas motos que siempre te dejarán un recuerdo inolvidable, aunque te pregunten dentro de muchos años. No solo por la estética, sino por el arrogante e indómito carácter que muestra desde que se baja la barrera. Digo la palanca de marchas. Es una trituradora de kilómetros, da igual por donde la lleves, se los va tragar contigo encima sin filtros. No quieras despreciar sus 75 cv, porque no son 75 caballos, son 75 toros, 75 toros que el control de tracción va a ir soltándote poco a poco. Eso sí, si quieres correr los San Fermines suecos, entonces basta con desactivarlo pero no digas que nosotros no te avisamos.

La Husqvarna Svartpilen 701 merece para mí, una opinión muy positiva, es una moto sin tapujos, sin suavidades ni tonterías, es una moto que mola, que mola mucho, y que es capaz de resultar adictiva a los defensores de los motores de muchos cilindros (no me siento identificado para nada...). Es una moto que marca muy bien la personalidad tanto de la marca como de los usuarios, y que no recae en lo comercial; sabe ocupar su propio segmento y esto la hace única.

Galería de fotos de la Husqvarna Svartpilen 401

Fotos acción Husqvarna Svartpilen 701

Fotos detalle Husqvarna Svartpilen 701

Fotos accesorios Husqvarna Svartpilen 701

Colores de la Husqvarna Svartpilen 701