Probamos la Honda Rebel 500 2020

La Honda Rebel 500 2020 es la custom de acceso para todos los usuarios del carnet A2 de la marca del ala dorada. Es sencilla, práctica, eficiente, fácil, accesible, económica y además tiene un toque de carisma que atraerá muchas miradas. Nosotros le hemos hecho más de 2.000 km a esta pequeña Rebel y te contamos nuestras sensaciones.


La Honda Rebel 500 en 5 tweets

La Honda Rebel 500 se actualiza con leves pero importantes cambios, haciendo de ella una de las opciones más acertadas para todos aquellos usuarios del carnet A2 que busquen una moto fácil, cómoda, divertida, económica y con carisma. Realmente se trata de una moto custom, pero tampoco está enclaustrada en ese segmento tan específico. En otras palabras, su diseño neo-retro sugiere una geometría custom, pero su ergonomía no es tan acusada y podría pasar por una moto naked de paseo, con una posición de conducción relajada y unos mandos elevados.

Honda ya presentó este modelo hace unas temporadas, rompiendo los esquemas de lo sencillo y lo simple, pero redondeando en términos generales cada aspecto de la misma. No es una moto muy sofisticada, tampoco lo pretende, y ahí radica su esencia. Honda sabe que no es la misma moto que su última CBR1000RR-R, pero no por ello deja de lado el nivel de acabados o los remates del diseño. Dicho esto podríamos afirmar que se trata de una moto cuyo diseño esconde un equilibrio perfecto entre la sencillez, el minimalismo y el atractivo de una moto sin distracciones.

Ahora la nueva Honda Rebel 500 mantiene la misma estética pero, su motor se ha revisado y actualizado para cumplir con las exigencias de la normativa Euro5. Algo que supondría una traba o un punto negativo para otras, en la Honda Rebel ha sido un acierto. La actual normativa Euro5, además de un límite de emisiones más restrictivos, ha supuesto de manera indirecta un suavizado general de su conducción gracias a un motor más eficiente y más silencioso (reverberación mecánica), por no hablar de su consumo y sus vibraciones, ahora más contenidas que antes.

Equipamiento

Opinión Honda Rebel

Lo mejor

Podría mejorar

  • Acabados
  • Estética
  • Ergonomía
  • Facilidad de conducción
  • Visibilidad instrumentación

Precio Honda Rebel 500

El precio de la Honda Rebel 500 (6.500 €) la sitúa como una de las customs más atractivas del mercado para el consumidor final. La unidad que hemos tenido durante la prueba es con el kit Rebel S, que incluye una cúpula-carenado para la óptica frontal, un color gris Axis mate, unos fuelles-guardapolvos para la horquilla delantera y un asiento con costuras en forma de diamante. Esta versión incrementa su precio hasta los 6.850€.

Para ubicarnos mejor debemos enfrentarla a us rivales como la Kawasaki Vulcan S (7.850 €), la Benelli 502C (6.299 €), la Zontes V 310 (4.695 €), o la Mitt 400 MB (5.195 €).

Rivales Honda Rebel 500

Ver más

Novedades y características Honda Rebel 500

La Honda Rebel 500 2020 presenta una serie de cambios respecto su predecesora, principalmente debido a la normativa Euro 5, aunque otros con vistas a mejorar su conducción.

El principal punto donde Honda ha "metido mano" es el motor. Su estructura y diseño principal sigue siendo el mismo, estamos hablando de un bicilíndrico de 471 cc y 45 cv, pero que ahora ha recibido un interesante trabajo para eliminar las fricciones internas; el pistón ha recibido un nuevo tratamiento y el sistema de lubricación se ha optimizado.

Para acompañar estos cambios mecánicos, Honda ha rediseñado su sistema de escape, permitiendo reducir sus emisiones sin perder un ápice de potencia.

Otro aspecto mecánico que ha sido actualizado es el embrague, ahora con sistema anti-rebote de serie para mejorar la conducción incluso en condiciones de baja adherencia.

Otra de las novedades es su nueva instrumentación digital, que cuenta con velocímetro, parciales, indicador de gasolina, consumo y novedad; indicador de marcha engranada. También encontramos iluminación full LED, algo que tampoco tenía el modelo anterior.

Los últimos cambios que encontramos están más enfocados a mejorar la conducción en marcha; Honda ha dotado a su nueva Rebel 500 de un nuevo asiento más confortable (en esta versión S cuenta con un acabado con costuras en diamante) y una suspensión trasera revisada para mejorar la conducción.

Está disponible en 4 colores y en una versión Rebel S, como nuestra unidad de pruebas, que ofrece algunos detalles estéticos:

  • Color gris Axis mate
  • Carenado-cúpula frontal para la óptica delantera
  • Tapas y fuelles de suspensión retro
  • Asiento con costuras en diamante

Ver más

Prueba Honda Rebel 500

La Honda Rebel 500 es una de esas motos que, sin presumir de pretensiones, ofrece mucho más de lo que esperas. Es una moto sencilla, es una moto simple, es una moto relativamente básica, accesible, sin florituras y... es una moto que atraerá las miradas de donde sea que pares. Doy fé de ello. Lo cierto es que dista bastante de una moto sofisticada y con muchas promesas, pero aún así, había algo en ella que me incitaba a realizar kilómetros. A simplemente salir a carretera abierta, dar gas y, disfrutar. Así es ha resultado que, ha sido una de las motos de prensa con la que he hecho más depósitos. Quién lo diría. Lo más llamativo es - y no es broma - que cuando paraba en lo alto de un puerto o, en una zona donde se encuentran los aficionados a las dos ruedas locales, siempre había uno o dos que me preguntaban por esta moto y se hacían una foto con ella.

No ha sido diferente cuando he ido al centro con ella. Más de una mirada caía al cruzar las avenidas principales de mi ciudad, y más de un curioso se ha acercado, llamado por el minimalismo de su diseño y la presencia de la misma, cuando la aparcaba en la acera. Sorprendente.

Digo sorprendente porque, la Honda Rebel 500 es una moto que no busca el lujo ni el atractivo rápido y visual. Es una moto con todas sus letras. Es una moto de carretera, pero bien hecha, bien rematada, bien acabada, con sus detalles estéticos bien redondeados y acoplados al juego de la moto. Es una moto que ofrece un orden visual que no encuentras en muchas motos hoy en día, es una moto que transmite satisfacción visual. ¿Tendrá unas cotas áureas? no lo sé, pero no lo descarto.

Esta Rebel 500, como ya he mencionado, es una unidad con el kit Rebel S, esto es una Rebel 500 pero con una serie de detalles adicionales que quizá refuercen ese punto extra de atractivo del que ya goza.

Lo mejor viene cuando te subes a ella y confirmas que, la gracia está en su conducción y no en su estacionamiento. La posición de mandos es desenfadada, neutra, agradable, muy ergonómica. Soy un usuario bajito, mis brazos no son precisamente largos, y me siento muy cómodo. El manillar no es extremadamente alto, por lo que se desmarca del segmento de motos choppers o customs radicales. Tampoco es bajo ni plano. Es neutro. Es perfecto.

La posición de los pies tampoco es radical, no está muy adelantada ni retrasada, muy típico de Honda, en otras palabras, donde crees que va estar la estribera, está. El asiento es cómodo, quizá no muy grande, pero si lo suficientemente ancho y mullido como para enfrentarte al asfalto durante horas. Y qué decir, la altura del asiento al suelo es de 690mm, servidor que mide 1'69 m llega con las dos plantas de los pies.

La Honda Rebel 500 es una moto compacta, ligera y estrecha, pero sí me gustaría señalar un pequeño detalle: su motor es relativamente ancho, sobre todo la caja de cambios (no el bloque de la cámara de combustión). Dicho esto, es normal que sintamos cerca el motor en el pie derecho. No es molesto, no impide nada en la conducción, tampoco transmite mucho calor, pero te sugiero no conducirla sin calcetines o chanclas... una evidencia que muchos olvidan.

Arrancamos (detallito custom, el contacto es lateral, no está ubicado en la tija) y sentimos un instantáneo y directo gorgoteo en toda la moto. Leve, suave, pero presente. Más contenido que el modelo anterior, pero sigue siendo lo suficientemente presente como para recordarte que estas ante una moto de 500 cc y no de 250 cc o 125. El tacto de los mandos es sólido, propio de moto bien construida y bien acabada, muy importante. No hay holguras ni sensación barata, algo que por un lado sorprende para tratarse de una moto de acceso, pero que por otro lado no te sorprende al tratarse de una Honda. Las cosas como son.

Los primeros compases de rodadura son tal y como esperas, sencillos, con buena presencia, buenos bajos (nada "loco"), buenos medios y, buen sonido. Curioso al tratarse de una moto donde han revisado su sistema de escape para reducir sus emisiones. Estoy convencido de que esta moto debe sonar de muerte con un escape deportivo, pero debo reconocer que de serie suena muy muy bien. Su manejabilidad es muy fácil y afable, aunque debo recalcar que, como buena custom, porta un gran balón por neumático delantero, lo que nos puede inducir cierta pereza en virajes a baja velocidad. Así son las customs.

En carretera abierta es una gozada sumar km en el parcial, incluso en línea recta. Es una tontería, pero gusta, se siente bien, y sobre todo, no precisa de velocidad para ofrecer diversión. Más de 200.000 km de experiencia a mis espaldas, grandes deportivas, circuitos, y motos de mucha potencia y... ahí estoy, divirtiéndome en línea recta con una moto de 45 cv... ójala pudiera explicarme mejor pero, es una gozada rodar en una marcha larga por carretera con esta moto. No te pide revolucionarla, corre hasta donde los 45 cv ofrecen, nada más, pero ni falta que hace. Sus medios son muy llenos, tampoco son una locura como decía antes, pero lo suficiente para servirte de marchas largas a cualquier velocidad. Incluso en ciudad, se puede callejear en 3ª. Quizá un puerto de montaña, una horquilla empinada o una fuerte aceleración te pida engranar 2ª, si no, 3ª, 4ª, 5ª y 6ª serán tus marchas más usadas. Hablando de marchas, el embrague es suave y corto, no tiene mucho recorrido, algo propio de motos más deportivas pero que, por algún motivo no desentona con la naturaleza de la moto.

Intento no repetirme, pero debo recalcar que el comportamiento de la Honda Rebel 500 es muy bueno, mejor dicho, muy fácil, cualquiera sabría llevar esta moto. Su entrada a curva está ligeramente condicionada por el neumático delantero, muy grande y alto para una moto de ese peso y cilindrada, pero es parte de su gracia y su carisma. Tampoco se trata de algo muy reseñable, el exceso de estabilidad nunca fue malo.

Los frenos de la Honda Rebel 500 son buenos, podrían ser mejores, pero dan la talla. El tacto es suave, ligeramente esponjoso, pero dentro del umbral tolerable. Realmente debo decir que ello hace que sea fácil y agradable frenar. No es una mordida agresiva y directa y suficiente, incluso cuesta bajo después de varias frenadas, no hay fatiga... simplemente es su tacto.

Por último quiero hacer especial apunte a su autonomía, el consumo se ha reducido considerablemente respecto el modelo anterior. Gas a fondo en 4ª cuesta arriba y ... 8'5 L/100 km. Por ciudad veremos un consumo medio de 5 litros si nos gusta salir al estilo Evel Knievel... 4 litros si somos ciudadanos modelo. En carretera que no te sorprenda ver cifras inferiores a los 3L.

Ver más

Conclusiones y opinión Honda Rebel 500

Debo reconocer que la Honda Rebel 500 es una moto que me ha llamado bastante la atención, incluso sin haberme montado a ella, ya cautivó mi interés. Honda logra con creces los objetivos establecidos para esta pequeña y jovial custom de acceso. Su conducción desenfadada, su potencia justa en el umbral de un carnet de media cilindrada, su baja estatura y su personalidad le confieren una naturaleza con un atractivo propio difícil de explicar.

El resumen es que, la Honda Rebel 500 es una moto divertida, sencilla, que esconde su propio atractivo en estas nobles y humildes virtudes y que, resulta muy fácil de llevar. Además juega en una liga de precios muy competitiva.

Mi opinión sobre la Honda Rebel 500 es muy positiva, nunca lo hubiera imaginado ante una custom de 45 cv, pero así es. Es divertida de conducir hasta en línea recta, es agradable de conducir por cualquier carretera y es también un placer explorar la urbe sobre ella. Lo único que no me ha convencido es la visibilidad de la intrumentación, pero tampoco es algo que se precise en esta moto.

Ver más

Galería de fotos Honda Rebel 500

Fotos acción Honda Rebel 500 2020

Fotos detalles Honda Rebel 500 2020

Colores Honda Rebel 500 2020

Deja un comentario

Volver a la home