Opinión

Lo mejor

A mejorar

  • Concepto diferenciador.
  • Agilidad urbana.
  • Componentes top
  • Sin cuentarrevoluciones
  • Precio

Probamos la Honda Monkey 125 2018

Pequeña, simpática, pero también funcional y diferenciadora. Así es la nueva Honda Monkey 125 que se ha presentado en Niza, a donde hemos acudido para probar la monkey-bike en una versión actualizada y que mantiene el encanto y la simpatía de sus icónicas antecesoras.


Hasta hace cinco años, el segmento de las monkey-bikes era un terreno muy poco explorado. Muy lejos quedaban las décadas en las que se convirtieron en una forma muy barata y simple de transportarse. Eran los años sesenta cuando aparecieron la Honda Monkey y, después, la Honda Dax. Ambas se convirtieron en un icono al tratarse de una moto barata, fiable y de fácil manejo para absolutamente cualquier persona.

Tras una larga temporada ligeramente olvidadas, fue en 2013 cuando se lanzó al mercado la Honda MSX 125. Basada en el concepto clásico de monkey-bike, se ha ido actualizando hasta hoy con una imagen mucho más moderna y con componentes y tecnología punta de la marca japonesa. Gracias al buen recibimiento del mercado y al gusto (o moda) por lo retro, parece que la marca ha recapacitado y ha decidido recuperar el modelo inicial que al final ha dado nombre al segmento, la Honda Monkey.

En este caso, se ha optado por adaptarlo a los tiempos, mejorando sus prestaciones con un motor de 125 cc 4T (abandonando los antiguos y pequeños de 50 y 70 cc). Además, abre una puerta a los usuarios con carnet A1 o carnet de coche que quieren disfrutar de las ventajas de una moto como es la Honda Monkey 125.

Motorbike Magazine es uno de los medios que han sido invitados a la presentación internacional de la Honda Monkey 125 en la Costa Azul. Te invitamos a seguir leyendo nuestras opiniones al respecto…

Rivales y precio de la Honda Monkey 125

Como hemos dicho, ya son 5 años los que lleva en el mercado la Honda MSX 125. Gracias a su popularidad (en ciertas zonas de España es increíble la cantidad de MSX que puedes llegar a ver), llega ahora la Honda Monkey 125, con una base muy similar, pero luciendo una vertiente más purista, más enfocada a lo retro y con mayor prioridad por el estilo. Este plus junto a la utilización de novedades como la unidad IMU hacen que la Monkey se haya disparado de precio sobre la MSX. No en vano, se trata de un vehículo que pretende ser de cierto capricho.

Honda Monkey 125 2018

Motor125 ccPotencia9,25 cv
Peso107 kgPrecio4.100 €
La Honda Monkey se actualiza para el siglo XXI mezclando tecnología actual con un atractivo estilo clásico que ha hecho de esta simple monkey-bike todo un mito.
Ver ficha completa

Pero este resurgir de las monkey-bikes o pocket-bikes viene dado por el interés también de otras marcas. En España tenemos la posibilidad de hacernos también con modelos como la Benelli TNT 125 o la CFMoto Papio 125. Incluso en ciertos países del extranjero existe la Kawasaki Z125 Pro. Sin duda, es un segmento simpático, pero no nos lo tomemos a broma ya que tiene una gran proyección.

Rivales de la Honda Monkey 125

Ver más

Características de la Honda Monkey 125

Diseño bonito y simpático, dimensiones realmente reducidas y un peso de pluma. Con estas mismas premisas se ha querido recuperar el modelo y dar con una Honda Monkey 125 que respeta el legado estético del modelo original con una imagen clásica y una geometría que casa perfectamente con esta vista al pasado. Sus líneas curvas, los detalles cromados (como los guardabarros) o el antiguo logo de Honda en el depósito ayudan a ensalzarlo. Por si fuera poco, los diferentes esquemas de colores derivan también de la Monkey setentera y el asiento, fabricado en uretano de alta densidad, es comodísimo pero parece sacado de una moto de aquella década.

En cuanto al motor, la Honda Monkey opta por un pequeño monocilíndrico de 125 cc y simple árbol de levas que está enfocado a sus prestaciones en la zona urbana con la fiabilidad por bandera, aunque llega a 9,25 cv de potencia dosificados en una relación de 4 marchas. El chasis de acero es de tipo espina de pescado, una opción versátil para diferentes circunstancias en las que podría encontrarse. Por su parte, el basculante con sección oval sigue en línea con el resto de la moto.

Pero no nos confundamos. La Honda Monkey 125 sorprende por ser una pocket-bike con una gran dosis de tecnología. El cuadro de instrumentos es una pantalla digital LCD circular. Por otro lado, toda la iluminación es LED, lo que le da una imagen actual y sinceramente muy bien combinada con su estilo retro. Otro punto sorprendente es el de la llave tipo ‘wave’ (también con el ala histórica de Honda), la cual tiene un sistema de ‘llamada y respuesta’ por el cual puedes hacer que las luces de la moto hagan unos destellos cuando presiones un botón. Así será más fácil localizar la mini-moto en un aparcamiento abarrotado, por ejemplo.

Lo que sí merece una mención destacada es la instalación de una unidad inercial IMU, mediante la cual funciona el ABS para controlar el levantamiento de la rueda trasera en frenadas fuertes.

Y siguen los detalles ‘top’. A pesar de las pocas pretensiones de una moto como la Honda Monkey 125, cuenta con una horquilla invertida con acabado en Alumite mientras que atrás monta un doble amortiguador, con todo el conjunto apoyando en unos neumáticos de 12″ de diámetro. Sí, es rueda pequeña, pero si la comparamos con el conjunto de 5″ que montaba la primera Monkey…

En cuanto a las llamativas decoraciones, son tres, a cuál más atractiva: Amarillo Banana-Blanco Ross, Negro Shining Perlado/ Blanco Ross y, por último, la que lucimos en las fotos de la prueba, Rojo Nebula Perlado/ Blanco Ross.

Ver más

Probamos la Honda Monkey 125

Para afrontar la prueba de la Honda Monkey 125, hay que cambiar la perspectiva. Su tamaño y su concepto hace que estemos ante una moto muy particular. No es un scooter y tampoco es una moto convencional. Pero además, es ya un icono clásico del motociclismo por lo que supuso a partir de los años sesenta. Por eso mismo, estamos hablando de una moto muy simpática, sin duda, pero a la que también hay que tenerle mucho respeto.

Su tamaño no llega a ser tan diminuto como el de sus predecesoras y es más cercana al de una moto ‘normal’. Aun así, este tamaño junto a su peso de 113 kg en orden de marcha la hacen muy manejable desde el primer momento que la empiezas a mover. La verdad es que el asiento es comodísimo y la posición del manillar te permiten tener una posición general bastante natural si pensamos que estamos en una moto tan pequeña. Aun así, si mides más allá de 1,80 cm, notarás tus piernas demasiado flexionadas. Algo de esperar.

Nos fijamos en la instrumentación, bastante moderna, aunque echamos de menos que en su pantalla digital no veamos las revoluciones a las que llevamos el motor.

En nuestro breve periplo por Niza con la Honda Monkey 125, nos dimos cuenta de que es llamativa y gusta allá por donde pasa llevándose las miradas de todo el mundo. Pero además de eso, es una auténtica gozada moverte por el enrevesado tráfico urbano, de lo más ágil y directo que te puedes encontrar (1.155 mm de distancia entre ejes). Pero no creas que te vas a encontrar un vehículo endeble y nervioso. Gracias a la horquilla invertida y su doble suspensión trasera con ajustes, esta monoplaza tiene un tacto de moto, transmitiendo estabilidad y suficiente aplomo. Además, los discos simples delante y detrás te hacen sentir muy seguro, más si tenemos en cuenta que el ABS está gestionado por una sofisticada unidad inercial IMU.

Lógicamente, su hábitat natural es la ciudad, aunque puedes hacer alguna salida por carretera sin problemas estirándola hasta unos 100 km/h de punta.

Más allá del notable desembolso inicial para comprar esta Honda Monkey 125, hay que reconocer que destaca por su consumo reducido, ya que con 5,6 litros de depósito puedes obtener una autonomía de unos 200 km.

Ver más

Conclusión y opiniones de la Honda Monkey 125 2018

Podríamos decir que estamos ante una moto de capricho por su alto precio y orientación recreacional clásica. Sin embargo, en el contexto actual, la Honda Monkey 125 se puede enfocar perfectamente a un uso urbano, de diario, con un consumo bajísimo, funcional, fácil de llevar y además, por qué no decirlo, que aporta una imagen diferenciadora y premium. La marca japonesa ha sabido repensar el concepto de su Monkey y adaptarla a las necesidades de hoy. ¡Todo un acierto!

Galería de fotos de la Honda Monkey 125 2018