Opinión Honda CB500X 2019

Lo mejor

A mejorar

  • Consumo
  • Polivalencia
  • Manejabilidad
  • Acabados
  • Tacto embrague
  • Frenada

Honda CB500X 2019, la moto trail para el carnet A2

La Honda CB500X 2019 se renueva en diferentes aspectos para seguir liderando la tabla de motos trail para el carnet A2. Honda refina su trail de media cilindrada y la convierte en una referencia del mercado, actualizada y competitiva. Aquí te contamos toda nuestra experiencia con ella. ¡Campo y carretera!


La Honda CB500X 2019 en 5 tweets

  • Moto polivalente para todo uso.
  • Rueda delantera de 19 pulgadas.
  • Trail carnet A2.
  • Consumo inmejorable.
  • Si quieres más información de esta moto, entra en la ficha técnica de la Honda CB500X 2019.

La Honda CB500X 2019 es la última actualización del modelo trail para el carnet A2 de la marca del ala dorada. Junto a sus hermanas CB500F y CBR500R, forma el tridente más polivalente del mercado, con el mismo motor, un bicilíndrico de 500 cc y 47 cv. Con estas premisas en el papel, nos encontramos ante una moto capaz de llegar muy lejos, muy divertida, muy sencilla, y con una estética que busca las líneas de la afamada Honda Africa Twin, pero salvando las distancias, claro.

Esta nueva Honda CB500X 2019 acercará el mundo trail a todos los usuarios que estén buscando fronteras más lejanas sin necesidad de limitar absolutamente nada. Pero no solo esa ventaja reside en este modelo, sino que le acompañan otras virtudes muy destacables como un consumo inalcanzable para propulsores de mayor desplazamiento y una agilidad propia de moto ligera. Honda actualiza su "triada 500", dotándolas además de iluminación LED, ajustes en el sistema de inyección, nuevos silenciosos, embrague anti rebote, nueva instrumentación e iluminación LED. Las actualizaciones específicas de la CB500X las analizamos en los siguientes bloques.

Equipamiento

Precio de la Honda CB500X 2019 y sus rivales

El precio de la Honda CB500X (6.700 €) se sitúa en la línea de una moto de la marca Honda, comedido pero pagando un coste que garantiza un valor contrastado. Para ubicarnos mejor, debemos comparar el precio de la Honda CB500X respecto a sus rivales como son la Benelli TRK 502, la BMW G 310 GS (6.200 €), la Suzuki V-Strom 250 (5.799 €) o la Kawasaki Versys 300 (6.280 €)

Rivales Honda CB500X 2019

Ver más

Novedades y características de la Honda CB500X 2019

La Honda CB500X 2019 no es un modelo nuevo, más bien es una actualización, pero bastante grande, ya que incorpora bastantes novedades, tanto en la parte estética como en la parte ciclo y en la parte mecánica. Honda nos ofrece una moto trail de entrada, muy polivalente, muy capaz, y cada vez más y mejor equipada, de modo que todos los usuarios A2 que no quieran limitar una moto, tengan la opción de una trail a la altura de sus exigencias.

La nueva Honda CB500X 2019 cuenta con:

  • Nuevo diseño de los carenados, ahora más integrados y mejorando la aerodinámica.
  • Asiento más estilizado y delgado, facilitando las maniobras en parado.
  • Recorrido de suspensión delantera aumentado en 10 mm (150 mm de recorrido total)
  • Recorrido de suspensión trasera aumentado 17 mm (135 mm)
  • Nuevo radio de giro aumentado en 3º.
  • Rueda delantera ahora de 19", frente a la de 17" del modelo anterior
  • Mejoras en el rendimiento del motor a bajas y medias rpm, con un 4% más de par motor, gracias a una mejora en la admisión, escape, inyección y distribución.
  • Nuevo silencioso trasero.
  • Nuevo embrague anti rebote.
  • Nueva instrumentación ahora con panel LCD.
  • Iluminación LED.
  • Neumáticos Mixtos Dunlop Trailmax Mixtour

Ver más

Prueba Honda CB500X 2019

La Honda CB500X 2019 llegó a mis manos tras realizar una épica jornada contra las inclemencias de Barcelona a Motorland, y de allí hasta Madrid. Durante este viaje, fue cometido de nuestro director Juan Carlos González, que realizó los más de 500 kilómetros surcando lluvia, llovizna fría, nieve y más tarde granizo, incluso en las horas donde el astro rey alcanzaba su máximo punto cenital.

Se trató de un viaje duro, con todo tipo de condiciones climáticas, y donde la Honda CB500X pudo realizar su cometido con éxito. La posición erguida, la ergonomía descansada y una posición de conducción elevada permitieron amenizar este viaje. Todo hay que decirlo, la cúpula frontal quitaba bastante flujo de viento, pero no suficiente. En mi opinión una cúpula más elevada sería de agradecer, aunque sacrificaríamos la bonita línea que Honda la logrado hornear desde su primera versión.

Llegó mi turno y me subí a la Honda CB500X 2019, la cual se postraba implacable en la puerta de la redacción, como si los agentes climatológicos no fueran con ella. Mi primera impresión nada más verla era la de una Africa Twin "low cost". Y así era, podría afirmar que se trata de una versión pequeña y asequible de su hermana mayor la Honda CRF1000L. Nada más subirte te das cuenta de varias cosas: la posición es muy trail, pero el asiento es muy estrecho, llego al suelo relativamente fácil (para medir 1'70m). Otro aspecto que me ha sorprendido y que quizá nadie tenga en cuenta al ver sus características técnicas, es el radio de giro. Parece una "chorrada" e incluso la ganancia respecto el modelo anterior sea muy leve (3°) pero se nota mucho. Evidentemente antes de llegar a una zona de curvas o alguna pista de tierra, tuve que salir de Madrid, y me sorprendió muchísimo el radio de giro, y como este facilitaba mucho las maniobras entre la jungla urbana. Entre esto último y la posición trail, que te eleva por encima de la mayoría de retrovisores, debo reconocer que, si no fuera porque no lleva "baúl", la consideraría la moto ideal para ciudad ¡Aún siendo una trail!

Acabada la transición metropolitana, la Honda CB500X y servidor partimos en busca de diversión sierra adentro. Antes de llegar a los puertos elevados, siento la curiosidad de pistear un poco, probar la CB500X fuera del asfalto, y comprometer un poco estos neumáticos y ver hasta qué punto funcionan. Las sensaciones fueron muy gratas, y destaco la agilidad y ligereza de la moto. Esto para alguien inexperto en el off-road como podría ser perfectamente mi caso facilitaba mucho las cosas. Sobre todo en los momentos de frenada, donde el peso de la moto juega un papel crucial. La nueva Honda CB500X 2019 monta ahora rueda delantera de 19", todo un acierto, sobre todo para lograr una mayor versatilidad en el manejo por todo tipo de superficies, pero cierto es qué ahora es un poquito más lenta en los cambios de dirección en asfalto. Nada preocupante, pero condición intrínseca de una llanta delantera de mayor diámetro.

Fuera del off-road (donde la CB500X se mostró sobresaliente y permitió una conducción ágil y segura para un usuario del asfalto), ya sobre lo negro se comportó bastante bien, aunque tal y como hemos mencionado, esa rueda delantera más grande penalizará en la conducción deportiva. A pesar de ello y de calzar neumáticos mixtos, las sensaciones sobre la Honda CB500X fueron sobresalientes. Lo primero que me gustaría destacar es su relación de cambio, bastante uniforme, haciendo las primeras marchas muy cortitas y eficaces en carreteras reviradas, como las horquillas de un puerto de montaña, pero sin volverse una relación muy revolucionada en velocidades de crucero. La posición elevada también es otro punto a favor para carreteras que no están perfectamente asfaltadas, o para mitigar el esfuerzo en los cambios que ahora ofrece la rueda de 19". El tacto del gas es directo y sensible, quizá demasiado para los gestos de apertura y cierre del gas en primera o segunda marcha, y los frenos bastante progresivos, sin una clavada repentina en su primer recorrido, pero sólida en la mordida durante frenadas prolongadas. Eso sí, aunque la moto no sea excesivamente potente, en bajadas continuadas la bomba tiende a fatigarse un poco. Es el recurrente problema de las motos japonesas y sus latiguillos de goma de serie, que con unos metálicos subsanaría el problema de inmediato.

El comportamiento en curvas de la Honda CB500X 2019 es otro de los aspectos que me han sorprendido muy positivamente, y que acaba eclipsando los puntos negativos. A pesar de llevar neumáticos mixtos (Los Dunlop Trailmax Mixtour), en cuanto cogen un poco de temperatura, mantuvieron el tipo a la perfección para los 47 cv que desarrolla la moto. Esto al rato me permitió empezar a subir el ritmo y demostrarme a mi mismo lo capaz que es una moto de potencia media. La confianza iba surgiendo y la moto cada vez me iba resultando más familiar, permitiéndome grandes tumbadas y empezar a frenar más tarde y acelerar más pronto. Lo reconozco, me divertí muchísimo, hasta el punto que el fotógrafo tuvo que pararme y recordarme que mi conducción ya no estaba siendo "carnet A2". Las suspensiones me gustaron, más en el tren delantero que en el trasero, donde se mostró un poco "suelta" y con poca retención del hidráulico. El tren delantero sin embargo, firme y activo, como se tiene que comportar y como se espera de una moto de altas prestaciones. El chasis es una delicia, es lo suficientemente flexible para copiar toda irregularidad en apoyos inclinados y para permitir una conducción off-road cómoda.

Por último llegamos al motor, donde hubo un protagonista por encima de cualquier otra virtud: el consumo. Era irrisorio. Incluso en máxima apertura de gas a máxima velocidad, ¡El indicador de consumo instantáneo no superaba los 7 litros! y en circulación sosegada, podías llanear a 70 km/h por debajo de los 3 litros a los 100 perfectamente, aguantando los repechos sin perder velocidad. A 120 km/h podías llanear a 3,5 o 3,7 litros a los 100... increíble. Pero, al margen de este despliegue de eficiencia económica, el motor no se mostraba apagado o "capado". Bien es cierto que, estamos ante 47 caballos, queramos o no, por ley y normativa A2. Con esto aclarado, la moto empujaba con bastante par desde las revoluciones más bajas, sin traquetear ni vibrar. Donde sí es cierto que pudo mostrarse algo más descafeinada era en la parte alta del tacómetro, donde subía con brío, pero perdiendo fuelle desde las 7.000 rpm. No obstante el motor ofrece rendimiento de sobra para poder viajar incluso con pasajero y cargado, pues no es tanto su potencia como sí su par motor, máximizado y optimizado en esta nueva versión 2019.

Ver más

Conclusión y opiniones sobre la Honda CB500X 2019

Honda nos actualiza su trail de entrada, eso ya lo hemos dicho y ha quedado claro. Ahora bien, ¿Hasta qué punto, con o sin actualizaciones, la Honda CB500X da la talla? esa es la pregunta realmente importante, y en la que Honda nunca falla. No voy a concluir diciendo que consume tanto, o que se maneja así o "asá". Me gustaría concluir con una opinión muy sincera y real, la Honda CB500X llegó a mis manos sin mucha expectación, sin grandes planes y sin una motivación destacable. Y así fueron mis primeros kilómetros, recordándome que estaba sobre una moto del carnet A2, que busca polivalencia, que bla bla bla. Reconozco que los primeros días no me suscitó ninguna emoción. Pero lo cierto es, que a lo largo de la semana en la que estuve probando esta CB500X, fui sorprendiéndome poco a poco, sin ser consciente, de la presencia y rol que ha tenido esta moto durante esos 7 días. No fui plenamente consciente hasta el día que tuve que devolverla y ver que... si me quería ir con mi pareja al campo, nada. Que si quería ir al centro a un recado... nada. Que si quería ir cómodo a la redacción... nada. Que si quería escaparme el fin de semana por una pista y alejarme del asfalto... nada. Descubrí que durante 7 días, esta pequeña gran moto, me ha brindado escapadas, diversión, ayuda, eficacia y... lo mejor de todo, mucha economía. Así es la Honda CB500X, una aliada para cualquier circunstancia.

Ver más

Galería de fotos Honda CB500X 2019

Fotos acción Honda CB500X 2019:

Fotos detalles Honda CB500X 2019

Colores Honda CB500X 2019