Opinión Ducati Scrambler Desert Sled

Lo mejor

A mejorar

  • Sorprendente versatilidad para uso on road y off road
  • Suspensión regulable muy efectiva
  • Posición de conducción y agilidad
  • Diseño y acabados
  • Poca información en la instrumentación
  • Guardabarros trasero algo corto
  • Freno trasero bajo
  • Pocas soluciones electrónicas

Nos adentramos en el desierto de Almería para probar a fondo la última incorporación a la familia Scrambler Ducati, la Desert Sled.

Se tienen que alinear mucho los planetas para que justo el día en que vamos al desierto de Almería a probar la nueva Ducati Scrambler Desert Sled haga mal tiempo. Probar una moto en estas condiciones suele ser un problema, pero en este caso, sobre una nueva Scrambler con un comportamiento excepcional en los terrenos más difíciles, la lluvia y el barro solo podían añadir más emoción a esta pequeña aventura que vivimos en Almería.



Ducati Scrambler Desert Sled en 5 Tweets

  • Podríamos decir que la Desert Sled es única en su especie; la única moto moderna que une el diseño retro y prestaciones off-road.
  • Se ha tomado como base la Ducati Scrambler Urban Enduro, modificando su altura, chasis, ruedas y suspensiones.
  • Con 191kg en seco, sorprende la agilidad de esta moto sobre los terrenos más difíciles.
  • Conserva el motor de 803cc y 75cv de sus hermanas Scrambler, pero ha sido modificado el sistema del acelerador para suavizar la entrega de potencia.
  • Su precio de 11.190€ sitúa a la Desert Sled como una de las más caras de la familia Scrambler, en parte por los cambios en la parte ciclo para hacerla más robusta y por la adaptación a la normativa Euro4.


Todos los detalles técnicos y mucha información sobre este modelo te lo ofrecemos en la ficha técnica de la Ducati Scrambler Desert Sled 2017 2017.


Highlights técnicos

Marca: Ducati
Modelo: Scrambler Desert Sled
Año: 2017
Cilindrada: 803cc
Potencia: 75CV
Peso: 191kg
Precio: 11.190 € (Modelo color rojo. Color Blanco: 11.390€)
Una de las citas que estaba esperando con más ansia en el inicio de este año sin duda era la presentación de la Ducati Scrambler Desert Sled, un modelo que despertó mi interés desde que vi el vídeo con el que la lanzaron hace apenas dos meses en Milán. ¿Una Ducati dando saltos en el desierto? ¿En serio? Después de ponerme el vídeo un par de veces más sólo podía llegar a una conclusión –Esta moto tengo que probarla para saber si esto que enseñan es cierto–.

Lo reconozco, tengo debilidad por el off-road, y si lo mezclas con el diseño y la filosofía que rodea a la marca Scrambler, la cosa solo puede ir a mejor, o al menos si el resultado final cumple las expectativas, que en mi caso eran muchas.Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - 27

Para demostrar las bondades de la nueva Scrambler al mundo, Ducati no ha escatimado en detalles y en su buen hacer, como es costumbre en sus presentaciones internacionales. Nos invitaron a asistir al Fort Bravo, unas instalaciones en pleno Desierto de Tabernas (Almería) utilizadas en multitud de superproducciones de Hollyhood ambientadas en el lejano oeste. El escenario era inmejorable y los responsables de Ducati cuidaron con esmero de hasta el último detalle –y cuando digo hasta el último, me refiero a que había hasta futbolines y toros mecánicos–. Pero a pesar del gran trabajo de la organización, lamentablemente aún no tienen control sobre la climatología. Nos tocó vivir un día de lluvia en el desierto que a priori parecía que fastidiaría el desarrollo de la presentación, pero resultó ser todo lo contrario. Cierto es que nos faltó probar el comportamiento de la Desert Sled en el asfalto seco, pero en tierra, no pudimos encontrarnos situaciones más variadas y divertidas para probar a fondo la nueva Scrambler.

Tras rodar con la moto hasta que me dejó la organización y mis brazos, pude disfrutar y poner a prueba una moto que, si eres de los que piensa que será una más para venderle a los “modernos”, has de saber que cumplió con mis más exigentes expectativas.

Equipamiento

Precio de la Ducati Scrambler Desert Sled y sus rivales

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - lateralPara desarrollar esta Ducati tan cañera ha sido necesario replantear muchos componentes de su estructura. Poder despegar las dos ruedas del suelo y que no se te ‘desmonte’ al caer no es moco de pavo, así que la implementación de unos buenos componentes que aguanten el ritmo de una aventura off-road hace que el precio de la Desert Sled aumente hasta los 11.190 €, 200€ más si la quieres en color blanco. Además, hay que tener en cuenta la normativa Euro4 que tanto está sonando en estos últimos meses. La adaptación a estas nuevas restricciones hace que también se estén encareciendo los precios de los nuevos modelos, tanto es así que la Scrambler más barata –la Icon– sube su precio recomendado a partir de este año hasta los 8.790€.

Todos estos aspectos hacen que la nueva Scrambler sea algo más “exclusiva” que los modelos anteriores, pero es una moto realmente única en su especie. Me resulta complicado posicionarla en un sector concreto y de hecho, es la única moto moderna de estilo retro desarrollada para terrenos off-road. En cualquier caso, podríamos decir que, más por estilo que por similitud en prestaciones, la Desert Sled podría competir contra la archiconocida Triumph Street Scrambler (10.700 €), que se acerca bastante en precio, la BMW R ninet Urban G/S (14.100 €) o la BMW R nineT Scrambler (14.100 €).

Rivales de la Ducati Scrambler Desert Sled





Ducati Scrambler Desert Sled 2017

Motor803 ccPotencia75 cv
Peso191 kgPrecio11.190 €
La Ducati Scrambler Desert Sled es una nueva variante de la familia retro italiana para el 2017. Sus peculiaridades en suspensiones de mayor recorrido hacen que tenga un perfil más off-road de verdad.
Ver ficha completa

Ver más

Novedades y parte ciclo: Una Ducati “crossera” en condiciones

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - 13La parte en que Ducati ha trabajado más el desarrollo de la Desert Sled, sin duda es la estructura de la parte ciclo. La marca italiana siempre se ha caracterizado por cuidar mucho las prestaciones de sus motos, y el reto de hacer un modelo competente fuera del asfalto no iba a cambiar esto. Para ello ha sido necesario cambiar cuatro elementos principales; suspensiones, basculante, chasis, ruedas y manillar.

El chasis ha sido rediseñado y reforzado, modificando en especial los anclajes del motor, basculante y estriberas. El basculante ahora va fijado al chasis, y no al motor como ocurría anteriormente, para evitar que el motor soporte el incremento de fuerzas que produce el uso en el campo. Unas suspensiones de mayor recorrido (200 mm delante y detrás), la nueva colocación de las estriberas más bajas y adelantada y un manillar más alto y abierto, dotan a la Desert Sled de una posición de conducción realmente cómoda para el uso al que está destinada.

Hay que tener en cuenta que la nueva Scrambler tiene una altura del asiento de 860 mm, es decir, que en mi caso por ejemplo no es fácil llegar al suelo, pero es una característica muy necesaria si quieres unas buenas prestaciones off road. Eso sí, proporciona una postura muy cómoda al montar tanto de pie como sentado, y hay que puntualizar que puede ser una buenísima opción para personas de gran envergadura a las que otras Scrambler podrían llegar parecerles “Monkey Bikes”.

Ver más

Motor y electrónica: Filosofía del menos es más

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - motorMuy pocos han sido los avances tecnológicos que ha recibido esta Ducati para prepararse para el “desierto”. Con el mismo motor y mismas soluciones electrónicas –ABS desconectable–, la única modificación que ha recibido es una revisión del sistema mecánico del acelerador, por la cual se consigue cambiar la entrega de potencia para que en el primer tramo del acelerador, la entrega sea mucho más suave. Con esto se ha conseguido definitivamente “domesticar a la bestia”. El comportamiento es realmente suave y agradable. En consecuencia, se pierde un poco de chispa que quizá los más experimentados en la conducción off road echen en falta. La verdad es que siendo una Ducati, uno se espera unas soluciones electrónicas más vanguardistas, pero la Desert Sled sigue la filosofía minimalista de la saga Scrambler y mantiene como único avance electrónico el ABS desconectable y el atractivo diseño de la instrumentación digital, aunque quizá peca un poco de minimalismo en cuanto a cantidad de información. Eso sí, incluye también una conexión USB bajo el asiento muy práctica para recargar cualquier dispositivo que te acompañe en tu aventura.

Ver más

Diseño: The italian job

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - perfilSi hay algo en lo que la fábrica italiana se está empleando a fondo, es en cuidar el diseño de su familia ‘vintage’. Antes del nacimiento de las Scrambler, Ducati se caracterizaba por sus diseños radicales y de corte racing, pero ante la reaparición de la estética neo-vintage, los italianos han sabido reinventarse y aplicar su exquisito gusto a las nuevas tendencias. A simple vista, las formas de la Desert Sled parecen no distar mucho respecto a sus hermanas “bajitas”, pero teniendo en cuenta las modificaciones estructurales que ha sufrido el modelo, es admirable la calidad con la que se conectan todos los elementos.

Y por supuesto, cuidando hasta el último detalle, como sus nuevos guardabarros muy bien integrados, una nueva rejilla en el faro delantero –homologada, por cierto–, nuevas protecciones como el cubrecárter, o unas prácticas estriberas con inserciones de goma desmontables para el uso en el campo.

Ver más

On-Road: Como la seda

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - 1Llega la hora de la verdad, el momento de subirnos a la nueva Desert Sled había llegado y la lluvia no iba a impedirme disfrutar el momento. Pongo el motor en marcha y el sonido del bicilíndrico me dibujaba una sonrisa debajo el caso; la cosa pintaba genial a pesar del frío.

Salimos en busca de una buena carretera de curvas y nada más empezar ya pude comprobar lo cómoda que resulta en marcha. La posición del manillar y las estriberas es perfecta para ir tanto sentado como de pie, demasiado baja la palanca de freno trasero pero en parte es cuestión de regulación. Tal como nos habían adelantado los ingenieros, la entrega de potencia es muy suave. Si esperas despegar la rueda delantera del suelo, obligatorio picar el embrague.

La envergadura de la nueva Scrambler, y en consecuencia su centro de masas más alto, hace que al principio resulte extraño entrar en las curvas, pero en cuanto te haces a ella, ofrece un comportamiento en carretera bastante bueno, a pesar de llevar un ‘setting’ en las suspensiones demasiado blando para el asfalto.

Ver más

Off-Road: Rock ‘n roll

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - 8Y por fin llegó mi parte favorita. ¡Es la hora del barro amigos! Eso pensé cuando empezamos la ruta off road con la lluvia persiguiéndonos incansablemente, y enseguida me vi gratamente sorprendido por las prestaciones off road de la Scrambler. Sinceramente me esperaba un agarre bastante pobre de sus neumáticos mixtos y un comportamiento bastante más torpe, pero nada de eso. Lo que me pedía el cuerpo era jugar y jugar con ella. Los tramos de arena los superaba sin problemas –y eso que en una ocasión me metí por una zona más parecida a un huerto arado que un camino–.

Obviamente es una moto de casi 200 kg así que no esperes hacer un ‘backflip’ con ella, pero como una moto para hacer escapadas y atreverse con cualquier tipo de caminos, es perfecta. Si tuviese que poner alguna pega a su faceta “off”, sería probablemente la ergonomía en la zona de las rodillas y un guardabarros trasero algo mayor –para mantener un poco más limpia mi espalda–. En cualquier caso, son detalles sin importancia comparados con el buen sabor de boca que me ha dejado la presentación de la Desert Sled.

Ver más

Conclusiones: Si es por mí, no me bajo de la moto

Prueba Ducati Scrambler Desert Sled 2017 - 34Me queda claro que la Ducati Desert Sled es única en su especie. Una moto de estética elegante a la vez que gamberra, con una filosofía de vida de la que es imposible no contagiarse. Está claro que el precio puede suscitar bastantes dudas a la hora de sacar la cartera, al igual que está pasando con muchos otros modelos por la sonada normativa Euro4.

Eso sí, me vuelvo de Almería gratamente sorprendido por una bicilíndrica que se defiende realmente bien en todo tipo de terrenos y que te permite pasar del asfalto a la tierra sin contemplaciones. Quizá me hubiera gustado probarla en una configuración con más mala leche, con un neumático con más taco –que estarán disponibles, desarrollados por Pirelli para esta moto– y que hubiesen incorporado selección de mapas de potencia en lugar de suavizar por defecto el puño del gas, pero en cualquier caso, han conseguido un producto realmente único, una auténtica máquina de diversión con la que no pude evitar ir de lado en cada curva.

Ver más

Galería de fotos

 

Ver más